Conéctate con nosotros

Opinión

El “mundo feliz” de Elon Musk: Twitter

Parafraseando un tuit que leí en relación a la compra de Twitter por parte del hombre más rico del mundo, cuando uno de los usuarios aseguraba que Musk no tiene idea de cómo manejar una red social, otro usuario atinadamente le respondió, “no sería la primera vez que Elon Musk se meta a un negocio en el que no tiene idea” y en el que probablemente también sea exitoso, diría yo.

En un análisis que realizamos en Metrics sobre la conversación relacionada con la noticia de la adquisición, encontramos que casi una tercera parte de los usuarios está de acuerdo con las políticas eliminación de bots y autenticación de perfiles que propone Musk y solo un 6% está en contra de la idea de que Twitter use indebidamente su información personal.

Aunque la mayor controversia se ha dado en relación con la supuesta libertad de expresión que quiere ofrecer Elon Musk dentro de la plataforma. Pero vamos por partes, porque todas esas mejoras que promete realizar el magnate, incluso algunas de ellas las ha puesto a votación entre sus seguidores -como el hecho de que exista la posibilidad de editar tuits-, tienen implicaciones legales que tendrá que atender.

Twitter, Facebook y ahora TikTok han aprendido, de la forma más difícil, que la libertad puede llevar al libertinaje y al consecuente abuso de sus plataformas. Por eso, por mucho que Elon Musk tenga intenciones libertarias, existen límites legales y culturales que no podrá rebasar. Porque seamos honestos, Twitter comenzó siendo un espacio sin censura, hasta que alguien pensó que podía lanzar amenazas sin ningún tipo de consecuencia.

Twitter es una empresa pública y una vez que la compra se concrete, lo primero que sucederá es que la red social regresará a ser una empresa privada, como lo fue hasta el 2013. En términos de las aspiraciones de Musk, esto representa que no tendrá que lidiar con las reglas de las empresas públicas, pero ese no es el mayor de sus problemas.

“A la mala”, las redes sociales fueron aprendiendo a poner límites y a lidiar con los problemas que esos límites les imponen. Cuestiones como su modelo de negocio, principalmente basado en publicidad; el sesgo algorítmico, las reglas convivencia, la difusión de noticias falsas, el uso de datos personales; su papel en la comisión de delitos y en la organización de grupos delictivos o terroristas; la intervención en los proceso democráticos y acciones monopólicas, entre otras.

Los países, sobre todo los de la Unión Europea, le han dejado claro a las redes sociales que “no se mandan solas” y que impondrán todo el peso de la ley para evitar que abusen de su poder, afectando los intereses de sus ciudadanos, instituciones y procesos democráticos.

Elon Musk, el niño que heredó millones y llegó a convertirse en un caprichoso empresario

Suena “muy bonito” el mundo que nos plantea Elon Musk, en el que Twitter es un mundo digital en el que solo hay usuarios verificados; en el que expresamos libremente lo que pensamos, sin importar lo radical que sea nuestra postura y la forma educada o soez en la que la queramos presentar. Los usuarios ya demostramos que no tenemos autorregulación y que eventualmente la anarquía es el estado que termina imperando.

Por estas razones, el menor de los problemas de Musk serán los empleados de Twitter, o sus inversionistas o incluso los usuarios que están enojados con el camino que está planteando para Twitter.

El principal problema al que se va a enfrentar el “infante terrible” de la tecnología es de los gobiernos de países ubicados en los extremos de la democracia. Porque ahí sí, aunque internet sea un mundo aparte, cada usuario tiene una nacionalidad y es ciudadano de un país con leyes y reglas que tiene la obligación de cumplir.

¿O será que Elon Musk está comprando Twitter para cuando se vuelva el emperador de Marte?

Nota del editor: Javier Murillo Acuña es fundador y presidente de Metrics. Científico de datos, experto en tecnologías de la información aplicadas a la transformación de modelos de negocio digitales. Actualmente trabaja en el desarrollo de algoritmos de prospectiva y medición de valor de marca para empresas globales. Síguelo en LinkedIn y/o escríbele a javier@metricser.com Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Opinión

PP, ni feudal ni enfeudado

Actualizado: Guardar

Ahora que el ‘autonomismo cordial’ de impronta gallega y la figura de Fraga recobran ascendiente en el partido que él fundó, no estará de más recordar su testamento político. Consta en el último de sus libros, tan breve como enjundioso, titulado ‘El Estado Autonómico’ y publicado en 2009. Allí se lee: «¿Cuál es la situación en 2008? Si en 1994 planteábamos una limitada reforma constitucional, no constituyente, para retocar determinados y concretos aspectos que garantizasen un equilibrio armónico de las instituciones, hoy la situación es tan preocupante que exige tomar decisiones. Se han roto los equilibrios básicos y se ha optado por un ataque frontal a la Constitución utilizando los estatutos de autonomía como armas arrojadizas contra ella. Se va por el camino espurio de reformar subrepticiamente la Constitución a través de preceptos de los estatutos destinados a alterar los equilibrios básicos constitucionales.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Socios disociados

Actualizado: Guardar

Queda prácticamente un mes para que España acoja la Cumbre de la OTAN y uno de los ministros del Gobierno, Alberto Garzón, mantiene publicado el tweet en el que tildó a la Alianza Atlántica de «organización terrorista legal». El ataque del titular de Consumo a la OTAN data del año 2013 -cuando el comunista aún no estaba en el Gobierno-, pero el que a estas alturas no lo haya borrado muestra una importante diferencia de base entre el PSOE y su socio: el primero no ve problema en renunciar a ciertas ideas bandera, pero el segundo hace gala de no hacerlo.

Así por ejemplo, por no cambiar de materia, Pedro Sánchez consideró en 2014 que el Ministerio de Defensa sobraba -literal-, pero ocho años después ha prometido elevar su presupuesto más de un 40 por ciento.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Democracia limitada

Actualizado: Guardar Almeida y Villacís tienen Madrid sin barrer porque no son barrenderos, sino abogados, aunque ellos van de juristas. Abogado es el que sabe de leyes; jurista, el que conoce su fundamento. «¿Por qué aquí el noventa por ciento de los diputados son abogados?», preguntaba en el 78 un inteligente mosén del Ensanche barcelonés, Xirinacs.

-Diputados -decía el mosén- tienen que ser una lechera, un ama de casa, un papá, un ingeniero… y de todo. Para dar forma jurídica a las leyes ya están los letrados, a los que pagamos para eso.

Y los medios decretaron la fatua de ‘loco’ contra el mosén, como se hacía con todos los lógicos de la época.

Almeida y Villacís se presentan como alcalde y vicealcaldesa cuya función pública consiste en fijar los límites de la democracia de Fukuyama.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

La razón abortada

Actualizado: Guardar

Cuando Bibiana Aído, aquella vaporosa ministra del zapaterismo que se arregló la vida con su breve paso por La Moncloa, defendió por primera vez el aborto de las menores sin consentimiento usó un argumento inopinado: «Una joven puede ponerse tetas sin que sus padres lo sepan». Desde entonces nos han vendido como grandes avances sociales asuntos como la operación de cambio de sexo de niños de 12 años sin dictamen de un especialista ni aprobación de sus padres, entre otras piruetas. Para esta izquierda hueca, pegatinera y estabulada en los arquetipos del pensamiento supercalifragilístico, el desarrollo consiste en conceder derechos de manera irracional. Pero un derecho es el mayor bien que merecemos y, por tanto, debemos cuidarlo como se cuida un sagrario.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

‘Audios’ tengas y los ganes

Actualizado: Guardar

Hay de todo en las escuchas y grabaciones que el excomisario acumuló tras años y años de pegar la oreja, sin Pegasus ni gaitas, con pinchazos de toda la vida o con una grabadora de tres al cuarto de la Tienda del Espía. Nunca descuidó Villarejo la esfera judicial a la que ha dedicado parte de su fisgoneo, con el fin de saber lo que se cuece y tener cogidos por salva sea la parte a los protagonistas de las escuchas. Mítico, y casi fundacional de su fonoteca, es el «maricón» que la fiscal general dedicaba a Marlaska o el «éxito garantizado» con la que la propia Delgado reía la gracia del puticlub que montó el comisario para obtener «información vaginal» de los espiados.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Irene Montero y mi mujer

Actualizado: Guardar

La persona a quien más admiro en este mundo es una mujer. Teresa es mi báculo, mi guía, mi motivo para luchar y para celebrar, mi alivio, mi refugio, mi aliento y la madre de mis hijos. Soy un hombre afortunado porque hace 26 años aceptó ser mi esposa. Salvo el nacimiento de Guzmán y Bosco, no recuerdo un día más feliz.

La admiro por su generosidad, sabiduría, sentido común, fortaleza, valentía, paciencia, compasión. Teresa es infinitamente mejor que yo y todo lo bueno que pueda tener se lo debo a ella. Es responsable de todos mis aciertos e inocente de todos mis errores. Es la única mujer de esta casa pero es la jefa. Se lo ha ganado, sus hijos y yo hemos sido lo suficientemente inteligentes para reconocer que nuestra vida es mucho mejor si nos dejamos guiar por ella.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Lío a la gallega

Actualizado: Guardar

Feijóo ha tardado muy poco en meterse en el charco del debate territorial. Lo suyo sería llamarlo debate nacional, pero al gallego lo que le sale es cambiar el punto de vista y poner el foco no en lo que une, sino en lo que diferencia a una comunidad autónoma del conjunto de España. Su error ha sido triple. En primer lugar ha llevado a Cataluña un planteamiento que tal vez sea válido en Galicia, donde no ha hecho fortuna la bandera de la secesión, pero no en el epicentro del terremoto independentista. Lo que les dijo a los empresarios catalanes que ‘escoltaron’ con más entusiasmo que indiferencia la convocatoria del referéndum ilegal del 17-O fue, poco más o menos, que estaba dispuesto a rescatar la literalidad del artículo 2 de la Constitución, redactado por los constituyentes para distinguir a las tres nacionalidades históricas -esa fue la denominación que se les dio en el 78- de las catorce comunidades restantes.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

‘Nacionalidad’: palabra veneno

Actualizado: Guardar

En el bello volumen de ‘Aforismos’ de Auden y Kronenberger, topo con este pasaje de Hannah Arendt: «Hasta su declive en el siglo XX, el territorio del Estado-nación ofrecía a todas las clases un sustituto de la vivienda privada de la cual habían sido privadas las clases pobres». Clave trágica de nuestro siglo: el Estado como sucedáneo afectivo.

Un contemporáneo de Arendt, atrapado en la Alemania nazi, Victor Klemperer, diseccionará ese infierno que trueca a la nación en monstruo cálido con coste cero. Convertir en corteses asesinos a gentes hasta entonces civilizadas, es un proyecto que exige inventar una lengua que fije el canon de valores a insertar en las mentes de todo hablante: esos valores, entonces, no podrán ya ser cuestionados.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Catarí que te vi

Actualizado: Guardar

Tic tac, tic tac… Sabe que su tiempo se está agotando -al mismo compás que la paciencia de los españoles, o casi porque esta está bajo cero ya- pero hará lo que haga falta por aguantar pegado a la poltrona. ¡Faltaría! Y tirando de contactos regios -que para estas cosas sí, el Rey le viene que ni pintado- puso en marcha la maquinaria diplomática para recibir con todos los honores, gastos y fastos, al emir catarí… ¡que te vi! «Bienvenido Mister Marshall II» que diría aquel y… ¡que corra el vino! (‘ups’ no, perdón, el zumo de naranja). Así, el presidente prestidigitador -sí, ese, Sánchez, de nombre Pedro, o Antonio, no sé, da igual- trataba de ligarse a Tamim bin Hamad Al Thani para hacerle la envolvente y arrancarle de paso algún titular para seguir tirando a base de propaganda.

Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: