Connect with us

Nacional

Iga, De Lara y Mata

Fuente

A mediados de la década de los 80 recibí un llamado telefónico de la maestra en física de la UNAM Carmen Tagüeña. Me solicitó que le sugiriera un entrenador para su hijo Javier Careaga, nadador del estilo de pecho o braza, con la idea de prepararlo al más alto nivel. “Llévalo con Peter Daland, a la Universidad del Sur de California”. No voy a extenderme para hablar de la grata relación que llevé con la extraordinaria familia Careaga a mediados de la década de los 70 en el Centro Acuático del Pedregal. (Tuve la oportunidad de dirigir a Beatriz Careaga, que fue mi primera campeona nacional. Falleció a los 19 años en un accidente en carretera). Daland fue el coach que dirigió a la selección olímpica varonil en Múnich 1972 y en los albores de los 60 al australiano Murray Rose, uno de los más notables nadadores de todos los tiempos. Daland no era propiamente un especialista en braza. Las primeras tres semanas, Javier renegó de estar ahí. Pero pronto percibió que estaba con uno de los mejores conocedores de fisiología y en preparación resistencial. Ahí conoció a David Salo, uno de los técnicos transformadores en la progresión de sistemas en EU y en el planeta.

La notable actuación de Careaga en Barcelona 92 fue obra de Daland y Salo. El mundo es cambiante, evoluciona cada día; en creatividad y destrucción. Acaso siga manteniéndose la idea de construir una sólida plataforma en la resistencia y posteriormente específica en la técnica de los otros estilos. Primero el crawl como base de enseñanza en América. De un tronco fortalecido del crawl se ramifican nadadores de clase estándar en dorso, pecho, mariposa y medley. Lo expresado no es ley y en cualquier país y en diferentes condiciones sociales, económicas, políticas, …la genialidad del individuo rompe cualquier esquema. Con alegría se reciben los resultados de la natación en los Juegos Centroamericanos de El Salvador. Once oros individuales: 4 en hombres y 7 en mujeres. Jorge Iga en 200 m libres 1´47”97. Tres de Miguel de Lara en pecho: 50 m – 27”51, 100m – 1´00”23 y 200m – 2´10”85. Tayde Revilak 50m libre – 25”44; Tayde Sansores 50m dorso – 28-59 y 50m mariposa – 26”82; Miranda Grana 100m dorso – 1´02”18; Byanca Rodríguez 200m pecho – 2’30”56; María Mata Cocco 100m – 59.63; 200m mariposa – 2´09”31. Mata Cocco, de 29 años, estudiante de ingeniería química, 9º-11º en el Mundial de Budapest en 200 mariposa, nado 8 finales y subió ocho veces al podio (3-4-1:8), ocupó 2º lugar en 200 m libres en 1´59”58, por vez primera una mexicana rompe el muro de los 2 minutos. Con ese crono, el año pasado estaría entre las 20 mejores del mundo.

Hay diversas ópticas y criterios para valorar la natación. Esta actuación de valor y esfuerzo de Mata presenta otro enfoque particular del que luego hablaremos. Felicidades a nadadores y entrenadores. Los resultados expresan un descuido cultural en la plataforma de nado libre. De 18 metales en disputa se lograron 1-3-2, con 4 finalistas en 6 pruebas y en mujeres 1-2-1, con 6 finalistas; sin presencia, un vacío inquietante, en los 1,500 m. (>)

 

 

Advertisement
Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Fuente

Advertisement

Nacional

Más

Populares

A %d blogueros les gusta esto: