Connect with us

Internacional

¿Tiene Costa Rica la capacidad de mitigar los efectos del gas metano y reducir el calentamiento global?

Fuente

La respuesta corta es sí y por ello, tiene sentido la adhesión del país al Compromiso Global del Metano el cual constituye el primer acuerdo internacional para reducir las emisiones del gas metano en un 30% para el 2030.

El metano es un gas de efecto invernadero cuyo potencial de calentamiento global es 84 veces mayor que el dióxido de carbono (CO2) por lo que contribuye significativamente al aumento de la temperatura global y por ende al cambio climático. Una de las fuentes de producción de este gas es la gestión inadecuada de los residuos orgánicos que representan el 50% de los residuos sólidos que se generan en el país.

Con el apoyo de la Coalición Clima y Aire Limpio (CCAC) y el trabajo coordinado con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ambiente y Energía en una iniciativa liderada por Cegesti fue posible demostrar que, con solo la implementación de tres proyectos, se mitigan 12 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en 20 años. Dos de estos proyectos tienen el objetivo de procesar los residuos orgánicos para la producción de compostaje y el tercero para capturar biogás en un relleno sanitario con el fin de generar electricidad.

En un país, como Costa Rica, donde el sector residuos aporta el 14% a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y en el que tenemos un marco de política pública de protección al medio ambiente, fomento al desarrollo bajo en carbono y de mitigación al cambio climático, es lógico que pongamos en marcha las acciones pertinentes para acelerar la mitigación del gas metano.

Líneas de acción

Deberíamos empezar por apoyar la línea de trabajo del Ministerio de Salud y el Ministerio de Ambiente y Energía, entes rectores de los residuos sólidos y ambiente respectivamente, para continuar facilitando las sinergias entre aquellos actores que tienen la responsabilidad de establecer los proyectos de gestión de residuos orgánicos (las municipalidades), los que tienen el conocimiento técnico y aquellos que poseen la capacidad de invertir y financiar los proyectos.

Advertisement

Esta línea de trabajo debería estar acompañada de una directriz clara a todas las municipalidades que resalte su deber de cumplir con las metas de reducción de los residuos orgánicos dispuestos en rellenos sanitarios que sea consistente con los compromisos adquiridos por el país. La directriz debería estimular la educación y la ejecución de proyectos de gestión de los residuos orgánicos y mitigación del gas metano promoviendo la economía circular. Las capacidades del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) en este campo sin duda deben fortalecerse.

Desde el punto de vista de financiamiento, requerimos tener una perspectiva integral del beneficio económico y ambiental que estos proyectos prestan a la sociedad. Los proyectos requieren ser evaluados considerando el retorno de la inversión con base en los ingresos que produce la venta del compost, pero dándole también un valor al beneficio de mitigar el calentamiento global. En Costa Rica, es cierto que existe una oferta de financiamiento verde o sostenible, pero requerimos ampliarla hacia la mitigación del gas metano. Esto podría hacerse adoptando una política que incentive al sector financiero a considerar el beneficio económico de la mitigación, otorgando un precio a este esfuerzo.

La ausencia de la política no debería de impedir al sector financiero de ser proactivo brindando asesoría a los proyectos para mejorar su evaluación económica, o bien, revisando sus propias políticas de financiamiento a la luz de las metas país de mitigación de cambio climático. Los esfuerzos que realicen para identificar recursos en el mercado internacional de las finanzas sostenibles incluso atrayendo fondos no reembolsables, serían muy bienvenidos.

Costa Rica tiene la capacidad de convertirse en el líder de la mitigación del gas metano, necesitamos solamente la voluntad para acelerar la implementación de proyectos de gestión de residuos y en particular, la voluntad de hacer las cosas correctas para el beneficio de todos.

Fuente

Advertisement
Advertisement

Nacional

Más

Populares