Connect with us

Nacional

Falta de protocolos y ‘desdén’ por migrantes, ingredientes de tragedia

Falta de protocolos, personal sin una capacitación correcta, desdén por las personas desplazadas y una política migratoria que no es efectiva, es lo que dejó al descubierto la tragedia en la que murieron 39 migrantes por un incendio en una estancia del Instituto Nacional de Migración (INM) en Chihuahua, aseguraron expertos.

TE PUEDE INTERESAR: Rechaza Morena rendición de cuentas por muerte de migrantes

Ante el video que se dio a conocer en redes, donde se aprecia la inacción de los guardias que custodiaban las celdas donde un total de 70 migrantes trataban de escapar del incendio, Margarita Núñez, Coordinadora del Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana, señaló el hacinamiento en que vivían y descalificó las políticas migratorias.

“Son totalmente inhumanas y crueles, justamente el vídeo muestra eso, un profundo desdén por la vida de las personas migrantes”, expresó en entrevista con 24 HORAS.

Además, señaló que aunque hay una evidente responsabilidad de los agentes migratorios del video, pero la política migratoria que se ha implementado no ha sido la idónea.

“No es una responsabilidad exclusiva de ellos, sino de la institución y de la manera en la que se ha implementado la política migratoria, que se ha enfocado a la detención de manera sistemática, lo cual es contrario a los principios de derechos humanos de los que México suscribe y está obligado a cumplir en diversos tratados internacionales”, indicó.

Adriana Carbajal, académica en Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hizo énfasis en que ni la infraestructura del INM ni sus autoridades estaban preparadas para atender la situación.

Advertisement

Además, la académica explicó que al asignar a casi 20 mil elementos de las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional a tareas migratorias vulneran los derechos humanos de los migrantes.

“Combinado con la poca experiencia que tienen las autoridades locales y los policías en el trato con migrantes, suma a que ellos sean doblemente vulnerados en sus derechos humanos. (…) Las autoridades no han entendido que (…) la migración no se trata de criminalizarla, sino de entender, generar y garantizar estos derechos”, advirtió la experta.

En tanto, José Ramos, investigador del Departamento de Estudios de Administración Pública del Colegio de la Frontera Norte (Colef) calificó el hecho como el más trágico acontecido en el INM.

El académico también hizo hincapié en que las medidas tomadas competen no sólo a Estados Unidos y México, sino también a los países de origen de los migrantes, en los que tampoco se ha hecho un esfuerzo contundente.

Junto a Carbajal, concordaron en que la coordinación entre todos los países es fundamental, sin embargo, ésta “no se ha dado, ni se dará”, puesto que la movilización de latinos hacia Estados Unidos significa la entrada de remesas para sus países de origen.

Advertisement

“Es una válvula de escape que genera, lamentablemente, beneficios económicos, uno, para los propios migrantes y sus familias, pero también en los países de los cuales les conviene que se vayan los migrantes”, apuntó el investigador.

‘Después de una noche, te sacan’

Por: Valeria Chaparro

Sumado a la ardua travesía desde sus países de origen hasta México, migrantes latinoamericanos reportaron que los albergues del Instituto Nacional de Migración (INM) se encuentran rebasados y no los dejan permanecer mucho tiempo, además de que no cuentan con condiciones óptimas.

Un migrante haitiano, quien prefirió mantenerse anónimo, señaló que prefiere quedarse a la intemperie a esperar que la la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) le entregue su permiso, por el que ha esperado ya dos meses, que tratar de ingresar en un albergue del INM, a pesar de que se enfermó debido a las recientes lluvias.

“Los albergues aquí nos dan espacio de una noche, ¿pero cuánto tiempo va a pasar uno aquí? Después de esa noche tienes que buscar tú mismo. Te sacan”, declaró en entrevista para 24 HORAS.

Advertisement

“El trato (de las autoridades) aquí es pésimo, donde estemos. Sabemos que a ellos les molesta que estemos aquí, a nosotros también. (…) Denos el paso libre para seguir hacia la frontera, usar la aplicación CBP1 para pasar la frontera y ya estamos”, añadió.

En tanto, Claire, migrante Venezolana que ya radica de manera legal en Baja California, señaló que se ha visto extorsionada por elementos del INM para que no devuelvan a su hijo a Venezuela, puesto que él no cuenta con los papeles pertinentes y espera que los agentes traten mejor a los extranjeros que viajan en busca de una mejor calidad de vida.

De igual forma, una pareja de migrantes, también venezolanos, señalaron que en el poco tiempo que les permitieron quedarse en una estancia del INM, no pudieron salir en ningún momento, argumentando que velan por su integridad.

LEG

Fuente

Advertisement
Advertisement

Populares

A %d blogueros les gusta esto: