Connect with us

Deportes

Una reforma a fondo de la defensa española

Tal vez sea la defensa la línea que más quebraderos dio a Luis de la Fuente a la hora de elaborar su primera convocatoria como seleccionador. Y no solo por el tema Sergio Ramos. Como consecuencia, también ha sido la que ha sufrido una mayor renovación, especialmente en lo que se refiere a los centrales. Tres de los cuatro que acudieron con ese rol al Mundial de Qatar (no se cuenta a Rodri, que fue el que acabó jugando) han desaparecido de la primera plantilla confeccionada por el riojano. Faltan Pau Torres, Eric García y Hugo Guillamón, que sí ha acudido con la sub-21. Tampoco ha contado esta vez Diego Llorente, el comodín habitual de Luis Enrique cuando le fallaba alguno de sus favoritos. Solo se mantiene Aymeric Laporte.

La defensa fue también la línea que más reproches sufrió en Qatar. Se le adjudicaron errores de coordinación, desajustes y falta de contundencia. Puestos a buscar agujeros negros en el equipo nacional, este es uno de los más profundos, y le toca a De la Fuente comenzar a taparlo.

Con el riojano se vuelve a un perfil más clásico, más centrado en defender y contener a los delanteros que en convertirse en los iniciadores de cada jugada. El estilo de España no va a cambiar de forma radical, pero sí se van a evitar situaciones de peligro y tensión que llegaron a ser habituales en la era de Luis Enrique por su empeño en salir siempre con el balón jugado para generar superioridades. El nuevo seleccionador ha dedicado sus primeros días a reforzar esa idea. «Son los centrales que nos permiten mejores registros y versatilidad», explicaba De la Fuente al analizar la llamada de Íñigo Martínez, Nacho y David García. El primero fue el que más veces jugó con Luis Enrique, el madridista desapareció para no volver después de la segunda convocatoria del asturiano, y el de Osasuna se estrena como internacional. De todos ellos, la ausencia más clamorosa de estos últimos años (por solicitada) ha sido la de Nacho, tan feliz por su regreso que no deja lugar para reproches del pasado. «Los motivos por los que dejé de venir fueron deportivos, que yo sepa. No quiero crear nada, no me ha llegado nada de ningún lado. No he tenido problemas con Luis Enrique ni con nadie», afirmó ayer el zaguero blanco en su comparecencia ante los medios en Las Rozas. « Los dos últimos años sí que me veía capaz estar en la selección», admitió. «Hay muchos jugadores muy buenos y un seleccionador que decide. Siempre tuve la esperanza de volver».

A cambio, se mantienen bastante estables los dos laterales. En el caso del derecho, De la Fuente ha hecho de la necesidad, virtud. Sigue confiando en Dani Carvajal y devuelve al equipo a Pedro Porro, que también tuvo un paso fugaz por él con Luis Enrique. Para ellos solo se vislumbra una alternativa clara, la de Arnau Martínez, que de momento aguarda su momento en la sub-21 de Santi Denia.

En cambio, el costado izquierdo sigue siendo un vergel en el que De la Fuente tiene mucho donde elegir. La apuesta es continuista, con Balde y Gayà, pero en el radar están Cucurella, Grimaldo, Sergio Gómez, Álex Moreno…

Fuente

Advertisement
Advertisement

Nacional

Más

Populares