Connect with us

Deportes

El calvario de Eusebio Sacristán

Sergi Font

<

p class=”voc-p”>El 30 de diciembre de 2020, Eusebio Sacristán sufrió un accidente doméstico, una caída en vísperas de Nochevieja, que le produjo un traumatismo craneoencefálico por el que estuvo en coma inducido durante tres semanas, en el Hospital Clínico de Valladolid y, posteriormente, se trasladó a Barcelona a una clínica especializada en daños cerebrales para iniciar su proceso de recuperación. Desde entonces ha vivido un calvario que le ha hecho replantearse muchas cosas en su vida. «Es la mentalidad la que te permite cumplir objetivos», asegura el exjugador del Real Valladolid, Barcelona y Celta de Vigo y exentrenador del Barcelona B, Real Sociedad, Celta o Girona. Esta mentalidad es la que le está ayudando a recuperarse de ese fatídico accidente que le ha cambiado su día a día. «No estaba preparado para hablar con nadie después del accidente que tuve. He estado muy dolido, fastidiado durante mucho tiempo, pensaba que mi vida iba a ser un desastre…», reconoce durante la charla organizada por la Asociación de prensa deportiva de Valladolid.

«No me sentía preparado para hablar con nadie después del accidente, y ha sido un duro proceso, ya que al principio no era capaz de comunicarme y eso me ha hecho estar muy triste y sentirme muy mal, porque no sabía como iba a ser mi vida, si iba a poder volver a tener una conversación normal, pero han pasado 25 meses y las cosas han ido cambiando», ha explicado durante el desayuno. Durante todo este largo proceso, Eusebio ha llegado a la conclusión que «para mí lo más importante era recuperarme bien y tener una conversación normal con los demás».

‘Use’ repasó su carrera deportiva y los sacrificios que tuvo que hacer para ser futbolista profesional, como cuando se fue a vivir a Valladolid con 11 años y con 15 le fichó el club blanquivioleta. «El primer año no jugué ningún partido, y sufrí y lloré mucho, pero seguía manteniendo firme la mentalidad, y con 19 años subí al primer equipo, donde me volvió a pasar lo mismo, pero volví a echar mano de ese deseo de llegar a ser un gran profesional y conseguir títulos y, cuando estaba en el Atlético de Madrid, vino el Barcelona a por mí, con Johan Cruyff como entrenador», ha relatado. Rememorando su accidente, admitió que «cuando pasan cosas en la vida, es por algo» y, aunque es cierto que, durante mucho tiempo, se ha preguntado por qué había tenido ese accidente, ha entendido que debía aprender de ese momento, de recuperar cosas en su vida y, de manera paulatina, va superando retos y cumpliendo metas.

Advertisement


Fuente

Advertisement

Nacional

Más

Populares

%d