fbpx
Conéctate con nosotros

Internacional

La polémica sobre el aborto destapa al PP más centrista

Publicado

en

Génova aprovecha la polémica de Castilla y León para desmarcarse de Vox, con Feijóo y Sémper al frente

Lanzan un guiño al centro-izquierda al aceptar la ley de plazos y solo cuestionar el caso de las menores

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, junto a su portavoz de campaña, Borja Sémper EFE

Fuente

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Internacional

El PP ve ya la ley de plazos como una realidad social y se centra en las menores

Publicado

en

La polémica sobre el ‘protocolo fantasma’ para mujeres embarazadas en Castilla y León ha servido para que el Partido Popular, con Alberto Núñez Feijóo a la cabeza, fije su postura sobre el aborto con claridad, después de años en los que este asunto fue especialmente incómodo para esta formación política. Tanto fue así que acabó en 2014 con la carrera política del que fuera ministro de Justicia con Rajoy e impulsor de una reforma de la ley Aído, Alberto Ruiz-Gallardón. Aquella nueva ley acabó en la papelera y el PP se limitó en 2015 a aprobar un cambio puntual para que las menores de 16 y 17 años no pudieran abortar sin consentimiento paterno.

En el último congreso del PP que tuvo ponencia política, el de 2017, se salvaba el apartado del aborto con una defensa del derecho a la vida, sin entrar en detalles: «El Partido Popular está firmemente comprometido en la defensa y protección del derecho a la vida. Continuaremos desarrollando planes de apoyo a la maternidad (…)»

A partir de julio de 2018, con Pablo Casado como presidente nacional del PP, tras ganar las primarias a Soraya Sáenz de Santamaría, el aborto continuó siendo un tema prácticamente tabú. Nadie dudaba de la posición provida del partido ni de su presidente en particular, pero en Génova optaron por no agitar un asunto que podía producir una fuga de votos por el centro, y se remitieron siempre a lo que resolviera el Tribunal Constitucional.

Ha sido en las últimas semanas cuando Feijóo y su portavoz de campaña, Borja Sémper, han tomado las riendas para fijar con claridad la posición del PP, con un giro evidente. Desde Génova se habla ya sin tapujos del aborto como ‘derecho de la mujer’, algo impensable en el partido hace solo un año. Feijóo aseguró con rotundidad, en declaraciones públicas, que la ley de plazos, actualmente en vigor, no es un problema para el PP, ya que es una realidad social aceptada. Por eso, el foco lo ponen en el aborto de las menores de 16 y 17 años sin consentimiento paterno, una medida que queda consagrada en la nueva ley que está en tramitación parlamentaria. Es ese punto, según Feijóo, el que produce rechazo en el centro-derecha y en parte de la izquierda. Por eso en Génova entienden que su posición no causará ningún malestar en el electorado potencial al que aspiran ante las elecciones, y que abarca también el centro-izquierda.

En Génova recuerdan además que no tienen ningún poder de decisión sobre una hipotética retirada del recurso de 2010 ante el Constitucional, ya que este lo presentaron más de 50 diputados, y serían ellos los que tendrían que acordar su retirada. Muchos ni siquiera están en política ya.

Recusación

Precisamente, varios firmantes de aquel recurso en 2010 han pedido ahora la recusación de Cándido Conde-Pumpido, así como las de Juan Carlos Campo, Inmaculada Montalbán y Concepción Espejel, en la próxima deliberación sobre ese asunto. El exministro Federico Trillo, así como José Eugenio Azpíroz, Teófilo de Luis Rodríguez, Eva Durán y Carmen Álvarez Arenas consideran que esos cuatro magistrados no podrían ser imparciales al haber actuado de alguna manera a favor del proyecto de ley durante su elaboración.

Respecto a la nueva ley que está ahora en tramitación parlamentaria, el PP tiene presentado un veto en el Senado, que previsiblemente será rechazado, y más de 70 enmiendas al articulado. Ahí se incluye que las menores necesiten consentimiento paterno, que se recuperen los tres días de reflexión y que se elimine la lista de objetores de conciencia.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Cuatro magistrados del Constitucional, contaminados con el recurso del aborto de 2010

Publicado

en

Su participación en los informes sobre la ley de plazos de Zapatero es causa de abstención

Rechazan apartarse del recurso del PP porque hacerlo «implicaría dejar el tribunal sin quórum»

Primer Pleno del Tribunal Constitucional presidido por Conde-Pumpido, el pasado 23 de enero ignacio gil

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Podemos recupera su versión más radical ante un año decisivo para su supervivencia

Publicado

en

Hay algo que la vicepresidenta segunda y líder de Sumar, Yolanda Díaz, repite cuando le preguntan por alguna crítica histriónica o ataque desproporcionado de Podemos contra ella u otra personalidad. «Saben ustedes que ese no es mi estilo», explica Díaz a los periodistas. Y es cierto, no lo es. Rehúye ese tono, porque es probablemente esta diferencia en la comunicación una de las estrategias que Sumar puede utilizar para diferenciarse del partido que fundó Pablo Iglesias, y viceversa.

Fuentes de Podemos justifican que «hablando bajito», «sin querer molestar mucho» o «intentando caer bien» no se logran cambios. Toda una crítica velada a la vicepresidenta, que desde la «centralidad» intenta configurar un proyecto electoral que unifique a toda la izquierda alternativa al PSOE para las elecciones generales de final de año. Díaz quiere alejarse de esa «esquina del tablero» en la izquierda, donde aprecia a Podemos agonizando.

El reto del partido liderado hoy por Ione Belarra, también ministra de Derechos Sociales, es cumplir una década –lo que ocurrirá en enero de 2024– sin diluirse en Sumar. Las municipales y autonómicas de mayo determinarán con qué fuerza se sentará Belarra a negociar el encaje de Podemos dentro de Sumar de cara a las generales. Podemos lleva tres meses convocando actos con la militancia y de ruta por España para rearmarse antes de la carrera electoral: y en las últimas intervenciones y mensajes ha recuperado su esencia más radical. Se trata de una vuelta a sus orígenes.

Podemos no sería lo que es hoy sin sus ataques a Amancio Ortega, fundador de Inditex. En 2019, le acusaron de evadir impuestos y pidieron no aceptar las donaciones para la lucha contra el cáncer que el empresario hizo a centros de la sanidad pública. Ahora ponen en la picota al presidente de Mercadona, Juan Roig. En un acto para presentar a sus candidatos regionales, Belarra defendió intervenir el precio de una cesta básica de alimentos y cargó con dureza contra los presidentes de las grandes cadenas de distribución: «Es indecente que el señor Juan Roig se esté llenando los bolsillos siendo un capitalista despiadado. Son capitalistas despiadados».

Ataques a Feijóo

Días después, la portavoz de Podemos, María Teresa Pérez también empleó palabras gruesas para el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, al que acusó de «analfabeto político y constitucional» por su propuesta de que gobierne la lista más votada.

Podemos es la misma formación que defendió los escraches a políticos de la derecha como un «jarabe democrático». Desde hace mucho evitan ese polémico término, pero lo llevan en su ADN. Pablo Echenique criticó que se condecore a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, como alumna ilustre de la Complutense –la universidad pública donde estudió– porque su programa electoral va «en contra de lo público». Y preguntado por el escrache contra Ayuso, donde se le llamó «fascista», Echenique dijo que Podemos «nunca condena las manifestaciones porque es uno de los principios de la democracia». En 2010, de hecho, siendo profesor del centro, Iglesias participó en un boicot a Rosa Díez, entonces líder de UPyD. Pero en cambio, condenan todas las manifestaciones contra la izquierda como «actos de violencia política».

El jueves, Díaz tuvo que volver a distanciarse de las críticas de Belarra, que condenó la participación de España en el envío de carros de combate a Ucrania. Podemos asegura que solo contribuirá a más guerra y Díaz no se opuso. El año pasado, cuando Belarra acusó al PSOE de comportarse como «un partido de la guerra», la vicepresidenta ya se posicionó más cerca del PSOE al decir que Ucrania tiene «legítimo derecho» a defenderse de la invasión rusa. Podemos recupera ahora el discurso antimilitarista y carga contra el Ministerio de Defensa de Margarita Robles. Insisten en que, si España sigue enviando ayuda militar a Kiev, se llegará a una «guerra entre potencias nucleares en suelo europeo». Podemos no tiene competencias en esto, pero reabre un pulso con el PSOE.

Y como se ha visto este fin de semana, Podemos se distingue también de Díaz y del PSOE en su defensa a ultranza de la ley del ‘solo sí es sí’, ya que siguen negando que tenga errores, pese a las excarcelaciones de condenados por abuso. Es el proyecto estrella de Irene Montero, a la que el partido prepara ya como posible candidata a las elecciones, aunque insisten en que será Díaz la cabeza de cartel. No quieren renunciar a que Montero sea la cara de Podemos.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Más de medio millar de vecinos cortan la A-5 en Madrid como protesta por los ruidos y la contaminación

Publicado

en

Más de medio millar de vecinos de Batán, Casa de Campo y Campamento han obligado a cortar la mañana de este domingo parte de la A-5 como protesta por los ruidos y la contaminación de la autovía, siendo la primera vez en 30 años que han ocupado parte de los carriles.

La protesta, convocada por la Asociación de Vecinos de Latina, se produce como respuesta a «una vecindad cansada de ser considerada ciudadanía de segunda y de que se utilicen sus necesidades como elemento propagandístico durante las campañas electorales, sin que exista intención real de mejorar los barrios«.

A la marcha se han sumado las candidatas del PSOE a la Alcaldía de Madrid y de Más Madrid, Reyes Maroto y Rita Maestre, quienes han criticado los cuatro años de promesas incumplidas por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en el soterramiento de esta autovía.

Las asociaciones han puesto en el punto de mira el compromiso electoral de soterramiento que hizo el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, cuando «no se ha iniciado, no está presupuestado y, a pesar de las numerosas ocasiones en las que las asociaciones lo han solicitado, no se ha compartido ningún proyecto».

«El uso indebido del paseo de Extremadura, una vía urbana, como vía rápida es un atentado continuo contra las personas residentes en el distrito ya que genera innumerables problemáticas que dificultan vivir con dignidad», han argumentado las asociaciones vecinales de Latina, antes de recordar que más de 130.000 vehículos la emplean a diario.

Se calcula que «sus malos humos y ruidos afectan a más de 50.000 personas que residen en Lucero, Batán, Campamento, Aluche, Cuatro Vientos y Las Águilas, barrios que atraviesa y, como una fractura abierta que no cicatriza, los divide, generando enormes problemas de movilidad en sus gentes«.

«Manuela Carmena finalizó su mandato sin ejecutar su plan de transformar la A-5 a su paso por el distrito en una avenida urbana y José Luis Martínez-Almeida concluirá el suyo sin realizar su proyecto de soterrar la autovía entre la avenida de Portugal y la avenida de los Poblados. El actual equipo de Gobierno ha paralizado esta iniciativa ante el arranque de la recientemente aprobada operación Campamento, con el argumento de que la ejecución de ambos proyectos iba a causar enormes molestias en la población«, han recordado.

Las vecinas y vecinos rechazan «frontalmente el intento de trasladar la responsabilidad a otras administraciones« y exigen que el ayuntamiento ponga solución a los problemas. »Se necesitan más acciones y menos palabras«, han defendido.

En la protesta han estado presentes Maroto y Maestre. La portavoz de Más Madrid ha calificado la gestión de Gobierno de Almeida como «nefasta, basada en otros intereses políticos y nada en la mejora de la calidad de vida de los vecinos«.

Ha recordado la propuesta de Más Madrid, presentada en junio del año pasado. Con una inversión de 300 millones de euros, promete llevar a cabo el soterramiento de parte importante del tráfico, una reducción radical de los carriles en superfice y la puesta en marcha de la primera de las líneas de los autobuses de alta velocidad, así como la incorporación de carriles bicis y la ampliación de aceras y zonas verdes.

Ha prometido además que la reforma integral y «urgente» de la A-5 será una prioridad para el partido insistiendo en que es posible «transformar la autopista en una calle paseable».

En la necesidad de ejecutar el soterramiento ha coincidido también la candidata del PSOE, Reyes Maroto. «Si soy alcaldesa, me comprometo a soterrar la A-5, llegando a acuerdos con el Gobierno y las administraciones. Los vecinos están cansados de promesas y hay que pasar a los hechos. La dignificación de este barrio pasa por un espacio que puedan disfrutar los vecinos», ha añadido, con el objetivo de dignificar el barrio de Latina y cumplir una reivindicación histórica de los vecinos.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Que se acabe el invierno y salga el toro, por favor

Publicado

en

Dice Roque Vega (Toledo, 1973), banderillero con carné desde la prehistoria de 1994: «¿Sabe qué pasa? Que cuando llega finales de septiembre o primeros de octubre, y estamos muy cargados de festejos, piensas: ‘A ver si termina ya la temporada’. Pero cuando llevamos diez días sin torear ya estamos otra vez como los drogadictos, con el mono». Y se ríe de su propia ocurrencia, claro, él que puede, que se lo ha quitado en una novillada sin caballos en La Puebla de Montalbán el domingo pasado.

Habla Roque con ABC el jueves al caer la tarde, con un frío para refugiarse en el brasero durante varias vidas y después de pegarse una caminata de 15 kilómetros por Villaseca de la Sagra entre compañeros de fatigas. Sus mañanas transcurren empleado en el mantenimiento de un bloque de pisos (se declara más bien «mañoso»), mientras que las tardes las dedica a entrenar.

«Yo trabajo porque no me queda más remedio, aunque ha habido años en que he vivido solo de los festejos. En este mundo dos y dos no son cuatro. Un año viene bien y sale todo rodado, y el siguiente te tropieza un toro y te cambian las cosas», explica. Eso sí, reconoce que «gracias a Dios no me falta». En 2022 completó 42 paseíllos yendo suelto como lidiador, sin cuadrilla fija. «A mí lo que más me cansa son los viajes, que ya no tiene uno 20 años y los animales siempre tienen la misma edad», confiesa.


Roque Vega


F. Porcuna

Graduado en Ciencias Ambientales y con un máster en Ingeniería y Gestión Ambiental, ambos títulos en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Ignacio Martín (Toledo, 1991) trabaja igualmente por las mañanas. En su caso, una buena preparación física le proporciona el valor suficiente para vencer el miedo al toro. «El verte tú fuerte te da una mayor soltura. Hay días en los que no dispongo de tiempo para banderillear en el carretón, pero sí que saco media hora para correr», cuenta.

Ignacio, que se vistió de luces 44 veces el año pasado, acabó la temporada el 22 de octubre «y no he parado de entrenar, intento siempre estar pensando en el toro. No concibo preparar un festejo el día anterior». La primera del año será en el festival de Recas el próximo 5 de febrero, reclutado por el novillero Jorge Molina. También será su estreno en el ruedo siendo padre, ya que hace unas semanas nació su hija Matilda.

«Voy de tercero. Soy el puntillero y el que menos cobra», lo cual considera injusto. Es una reivindicación «más por prestigio que por dinero y que, al final, nos la jugamos», expresa. Ignacio recuerda cómo, en su momento, «mis padres no me dejaron apuntarme a la escuela taurina». Sin embargo, persistió en el empeño y debutó de banderillero en Retuerta del Bullaque el verano de 2012. «He ido evolucionando. Empiezas en novilladas sin picadores o festivales y ahora estoy toreando más novilladas picadas y corridas de toros», desgrana.


Ignacio Martín


ABC

Una alternativa soñada

Estrella Magán (Toledo, 1999) afronta con un doble objetivo el 2023: cursa el sexto y último año de Derecho y Administración y Dirección de Empresas en la UCLM y, entretanto, pretende saltar a los festejos con picadores. No resulta fácil compaginarlo. «El año pasado toreaba en Las Majadas, en el certamen ‘Promesas de Nuestra Tierra’, y el día antes tenía un examen. La verdad es que la cabeza la tenía más en la novillada, no estudié mucho y lo daba por perdido, pero luego aprobé», expone.

Se ejercita con los trastos de lunes a sábado, «ya es vicio». «La situación varía completamente de invierno a verano. En invierno entrenas, aunque no sabes cómo va a ser la temporada y a veces te pones en lo peor: ‘Madre mía. Imagínate que después del esfuerzo que estoy haciendo no toreo nada en verano’. Nunca se sabe. Cuando vas cerrando fechas, tienes otra ambición», admite. En 2022, Estrella firmó 19 contratos.


Estrella Magán


mARTÍNEZ CANTERO

Una veintena de novilladas picadas toreó Álvaro Alarcón (Torrijos, 1998), que pisó casi todas las grandes plazas: Valencia, Pamplona, Zaragoza y, por supuesto, Madrid, donde en mayo salió por la puerta grande y en octubre visitó la enfermería con una cornada en el muslo derecho. «Afortunadamente lo que sucedió fue un aprendizaje que me ha servido para recapacitar. No es tan fácil como parece y te das cuenta de la exigencia», comenta. «En invierno sufro mucho porque echo de menos el contacto con el toro, que para mí es necesario», añade.

Álvaro ha cambiado de apoderados en estos meses (de Nemesio Matías a Manuel Álvarez Canorea y Leandro Marcos) y espera ansioso el 10 de mayo, cuando tomará la alternativa en la primera corrida de la feria de San Isidro: toros de La Quinta, con El Juli de padrino y Roca Rey de testigo. «Me la ofrecieron y era un sueño. Cada día que me levanto y entreno, me motivo pensando en Las Ventas y en lo que haría en esa plaza. Además, lo poco o lo mucho que me conocen es gracias a Madrid. Estoy muy ilusionado y mi entrega va a ser máxima», promete.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Detenido un hombre como presunto autor de dos agresiones sexuales en la fiesta de los Premios Feroz en Zaragoza

Publicado

en

Un hombre y una mujer han denunciado haber sufrido agresiones sexuales en la fiesta posterior a la celebración de la gala, que se celebró esta madrugada, en el Espacio Ebro de la capital aragonesa

Un instante de la ceremonia de entrega de los Feroz 2023 EFE

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Envenenamiento o muerte natural: el ‘caso Neruda’ entra a su etapa final

Publicado

en

El caso Pablo Neruda, que busca determinar la causa de muerte en septiembre 1973 del poeta chileno, se acerca a su recta final tras más de 10 años de investigación en los tribunales de su país. Un equipo de expertos internacionales se reúne desde el pasado 25 de enero para determinar si el origen de la bacteria encontrada en 2017 en el cuerpo, clostridium botulinum, es tóxica o no. Las conclusiones se conocerán el próximo viernes 3 de febrero y serán clave para despejar si existió intervención de terceros en el fallecimiento del premio Nobel de Literatura, días después del 11 de septiembre de 1973.

“La complejidad del caso Neruda, como la generalidad de las causas que tenemos en el tribunal, es el tiempo transcurrido. Su muerte fue el 23 de septiembre de 1973 y ya vamos a cumplir 50 años, mientras que la investigación comenzó 40 años después. En este caso, además, hay investigación científica asociada”, dice la jueza Paola Plaza, que tendrá la misión de cerrar una causa histórica que ha concitado el interés tanto dentro o fuera de Chile. Lo hará sobre una base científica tras conocer las conclusiones del panel de expertos.

El poeta chileno murió el 23 de septiembre de 1973, 12 días después del golpe de Estado militar que derrocó al Gobierno socialista de Salvador Allende. Padecía cáncer de próstata con metástasis. Pero en 2011 el Partido Comunista (PC), donde militaba el escritor, presentó una querella que cuestionó esa hipótesis luego de que Manuel Araya, quien fue su chófer, denunciara que fue envenenado con químicos por el régimen militar mientras era ingresado a la Clínica Santa María en Santiago.

La jueza Plaza recibió el caso Neruda en 2020, cuando el magistrado que lo investigó por nueve años, Mario Carroza, fue ascendido a la Corte Suprema. Fue el mismo juez que en 2013 ordenó la exhumación del cadáver del escritor desde Isla Negra, una localidad costera a 100 kilómetros de Santiago.

La ministra Plaza González revisa expedientes de la causa por la muerte de Neruda en Santiago (Chile).
La ministra Plaza González revisa expedientes de la causa por la muerte de Neruda en Santiago (Chile). Cristian Soto Quiroz

Es la tercera vez que un panel internacional de expertos apoya esta causa y, en esta ocasión, está integrado por especialistas de Canadá, México, El Salvador, Reino Unido, Alemania, Dinamarca y Estados Unidos. También forman parte el Ministerio del Interior chileno, que financió las pericias, el Servicio Médico Legal y los querellantes del PC. Dos abogados, Rodolfo Reyes, sobrino del poeta, y Elizabeth Flores, están a cargo de la causa.

En estos años el caso Neruda ha tenido tres paneles y varios episodios. Por ejemplo, en 2017 hubo un primer hallazgo de una bacteria, estafiloco aureus. Fue el segundo grupo de expertos el que despejó las dudas, pues estableció que el origen era exógeno. Pero también hizo otro descubrimiento: la presencia de clostridium botulinum. “Cuando se estaba haciendo un análisis proteómico y genómico de distintas bacterias, apareció este hallazgo. Es por esta razón que surgió este tercer panel que se concentra en el estudio del ADN de la sustancia encontrada, pues en lo genómico quedaron interrogantes abiertas”, explica la jueza Plaza.

“No es normal que una persona tenga esta sustancia, pero esto puede deberse a muchas cosas, ser multicausal. Una de esas explicaciones es la tesis de la querella que se presentó: que se haya inoculado la sustancia para provocar la muerte. Eso es lo que el panel genómico debe dilucidar”, añade la magistrada.

Una causa de la justicia antigua

El tribunal donde trabaja Plaza, la jueza que investiga las circunstancias de la muerte de Neruda en 1973, es el último bastión de la antigua justicia chilena que se reformó en 2005 y que cambió el sistema inquisitivo y secreto por uno oral en el que las indagatorias hoy están en manos de fiscales. Pero sigue vigente solo para las centenas de causas abiertas por las violaciones a los derechos humanos ocurridas en la dictadura de Augusto Pinochet.

“Este es un tribunal de lápiz, papel, hilo y aguja”, cuenta la jueza en su oficina en el centro de Santiago. Tal cual lo señala, sobre su escritorio pueden verse varios expedientes cosidos a mano por actuarios, a la antigua usanza, y que aun juntan las hojas una por una, ordenándolas con números y letras. Todo parece a años luz de la digitalización judicial.

Plaza es ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago desde 2018. Y es parte de la nueva generación de jueces a cargo de investigar los delitos tras el Golpe de Estado, del que el 11 de septiembre de 2023 se conmemoran los 50 años. De hecho, una vez al mes exagentes de seguridad, procesados por secuestros, homicidios y torturas y que pasan de los 70 u 80 años, se reencuentran en su tribunal para firmar un libro en el que dejan constancia de que cumplen la medida cautelar de libertad bajo fianza mientras se tramitan sus casos.

Entre 2018 y 2023 Plaza ha tenido 125 causas entre sus manos y en varias ya ha condenado en primera instancia a exuniformados que, en su mayoría, fueron parte de los servicios de seguridad de la dictadura, la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y la Central Nacional de Informaciones (CNI). Entre las 86 que tiene en plena investigación está el caso de la muerte de Neruda, que acaba de entrar en su fase decisiva. Pero esa decisión jurídica será distinta a las que ha tomado en otras causas.

De las leyes a la ciencia

Antes de convertirse en investigadora, la jueza ganó experiencia como relatora de la Corte de Apelaciones de Santiago y de la Sala Penal de la Corte Suprema. En ese papel estudió cientos de expedientes de casos ya terminados, la mayoría de las violaciones a los derechos humanos cometidos en los 17 años del régimen militar, entre 1973 y 1990.

Toda esa experiencia le ayudó más tarde a reconstruir delitos perpetrados hace 40 o 50 años. Se trata de casos en los que no solo se pone a prueba la memoria, sino que debe juntar evidencia, contrastar testimonios y bucear en los expedientes de casos que ya están cerrados, pero que tienen información clave. “Eso es muy complejo. Uno generalmente tiende a pensar, erróneamente, que se está ocultando información, pero no siempre es así. Yo misma me he puesto a prueba. Tengo 54 años y he tratado de recordar episodios de hace 30 años y es complicado”, cuenta Plaza.

Pero el caso Neruda ha sido totalmente diferente a los demás. Es el único en el que la jueza ha tenido que estudiar otras disciplinas para investigar y, próximamente, resolver. Por ejemplo, libros y papers científicos sobre genética, química, bioquímica, tecnología NGS y, sobre todo, análisis clostridium botulinum. También se ha hecho asesorar en forma permanente por un bioquímico de la Policía de Investigaciones (PDI) y un odontólogo forense del Servicio Médico Legal (SML).

Paola Plaza González, exrelatora de la Corte de Apelaciones de Santiago y de la Sala Penal de la Corte Suprema.
Paola Plaza González, exrelatora de la Corte de Apelaciones de Santiago y de la Sala Penal de la Corte Suprema.Cristian Soto Quiroz

Una cadena de envenenamientos

En la historia judicial chilena después del golpe de Estado se han investigado envenenamientos a opositores al régimen, pero posteriores a la muerte de Neruda. En 1976 fue el asesinado el antiguo conservador de Bienes Raíces de Santiago Renato León Zenteno, quien fue envenado con gas sarín, una causa que investigó también la jueza Plaza y en la que procesó a cuatro agentes de la DINA. Un año después, en 1977, y con el mismo método, fue cometido el homicidio de Manuel Leyton Robles, exfuncionario de la DINA.

En 1982 falleció en la Clínica Santa María el expresidente de Chile entre 1964 y 1970, el democristiano Eduardo Frei Montalva. Si bien el juez Alejandro Madrid estableció en 2019 que murió por una sustancia química, en 2021 un fallo unánime de la Corte de Apelaciones de Santiago, del que también fue parte la ministra Plaza, echó por tierra esa tesis. El tribunal consideró que no hubo homicidio, sino que el deceso fue “como consecuencia de complicaciones médicas”. El caso está en la Corte Suprema para su revisión.

El cuarto hecho data en 1981, ocho años después del deceso de Neruda, y del que hay avances judiciales. Esto, luego que en febrero de 2021 la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó las condenas de cinco exuniformados por el asesinato de dos presos y el homicidio frustrado de otros cinco: se les imputa haberlos envenenado con toxina botulínica mientras estaban detenidos en la antigua Cárcel Pública.

Será la jueza Plaza la que determine finalmente si la muerte de Neruda es o no parte de esta cadena o, como siempre se pensó, murió de muerte natural por su cáncer.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Pompeyo González: el jubilado aprendiz de hacker que envió los sobres bomba

Publicado

en

PERFIL

El exfuncionario prorruso contó que quería ser piloto, pero era caro. A sus 74 años usaba correos electrónicos Protonmail cifrados y la red social VK

Pompeyo González, el día de su detención en Miranda de Ebro (Burgos ) efe

Cruz Morcillo

Los responsables de la operación Konvert -sobre en ucraniano- aún no han encontrado el punto de inicio, el detonante que convirtió a Pompeyo González, exfuncionario del Ayuntamiento de Vitoria de 74 años, convencido prosoviético, en un presunto terrorista, capaz de fabricar y mandar seis artefactos explosivos

Artículo solo para suscriptores


Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Ayuda a Kiev: de las mascarillas al envío de carros Leopard

Publicado

en

De las mascarillas al envío de carros de combate Leopard 2A4. Este es el variopinto abanico de la ayuda española a las fuerzas armadas ucranianas que, en sus inicios, fue vista como escasa e incluso sonrojante por los países de la OTAN y en el seno e la UE. No obstante, una llamada telefónica comenzó a cambiarlo todo.

Fue tres días después de la invasión rusa de Ucrania cuando España anunció un primer envío de 20.000 toneladas de equipos de protección individual y material sanitario con destino a Ucrania. Las fuerzas ucranianas vivían las horas decisivas para repeler la invasión rusa –como efectivamente fueron esas dos semanas iniciales– y España sólo arrimaba el hombro con material sanitario digno del Covid (mascarillas, guantes y trajes de protección médica) y material de defensa muy políticamente correcto (cascos, chalecos antifragmentos y de protección NBQ). Hasta la pista de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) se desplazó la propia ministra, Margarita Robles, para dar cuenta del envío médico-defensivo.

En aquellos días las declaraciones públicas del Gobierno hacían hincapié en el asunto «defensivo» de la ayuda enviada. Se rehuían términos que pudieran dar a entender que con armas españolas se iba a matar a soldados rusos.

Asimismo se ofrecían 75 camas en el Hospital Central de la Defensa y 25 en el Hospital Militar de Zaragoza para atender a heridos ucranianos. Todo hacía presagiar que la ayuda iba a ser para parar la ‘sangría’ ucraniana.

Cuando el paseo militar de Putin se reveló como fracasado –tras el uso de las fuerzas ucranianas de una combinación de misiles contracarro británico-suecos NLAW y estadounidenses Javelin junto al empleo del sorpresivo dron de combate Bayraktar, de fabricación turca–, España tuvo que volver a reposicionarse.

Lanzagranadas y munición

De repente, el relato se quiso cambiar. España tenía que escenificar de manera más pública y notoria su compromiso con el Ejército ucraniano. Ya no valía material médico-defensivo. Fue entonces cuando se echó mano de los lanzacohetes y la munición almacenada en agrupaciones logísticas del Ejército. Y, esta vez en una entrevista en ‘prime time’ en Antena 3, Robles anunció el giro: «España enviará 1.370 lanzagranadas, 700.000 cartuchos de fusiles, ametralladoras y ametralladoras ligeras a Ucrania».

No obstante, en el seno de la OTAN y la UE se esperaba aún más de un país que cuatro meses después iba a ser el anfitrión de la Cumbre de la Alianza Atlántica.

«Fue Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, el que alertó al Gobierno de que el apoyo de España a Ucrania era el penúltimo de los países europeos, solo superado en este apartado por Bulgaria», relata una fuente militar conocedora de las conversaciones que se mantuvieron aquellos días. Y España, no lo olvidemos, iba a ser el país anfitrión de la Cumbre de la OTAN que se iba a celebrar en Madrid (29-30 de junio).

Los titulares saltaban a la prensa y en forma de informes europeos sobre la cuantía de la ayuda: «España, a la cola de la ayuda militar a Ucrania» era una de las ideas más repetidas. Incluso el Gobierno ucraniano dejaba filtrar ese sentir a medios de comunicación españoles.

España tenía que reaccionar. El presidente Pedro Sánchez viajó el 22 de abril a Kiev y prometió más ayuda militar: «200 toneladas de material militar, el mayor envío realizado por nuestro país hasta el momento, lo que duplica el volumen entregado hasta ahora». Había que ponerse las pilas.

Formación, clave española

Ya con la respuesta de los ucranianos consolidada y entrado el otoño, España dio un paso más en su ayuda militar a través del Grupo de Contacto de Defensa para Ucrania: cuatro lanzadores de misiles Hawk del Ejército de Tierra, así como el sistema antiaéreo de misiles Aspide del Ejército del Aire iban a ser proporcionados a los ucranianos para proteger sus cielos frente a misiles rusos. Ya antes había enviado también cuatro grupos electrógenos o se había realizado donaciones de ambulancias. Por ejemplo, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, visita Kiev el 2 de noviembre e hizo entrega de 30 ambulancias.

España también envió 70.000 uniformes de invierno y otro tipo de envíos. En total, 50 vuelos logísticos por aquella fecha.

El 11 de noviembre, ya en una escalada mayor de la aportación española a la ayuda ucraniana, el Ministerio de Defensa presentó por todo lo alto a la Prensa su misión de adiestramiento de militares ucranianos en suelo español, que ya había comenzado semanas antes y que tiene como epicentro el ‘Toledo Training Command’ de la UE, en la Academia de Infantería.

En ciclos de dos meses España adiestra a 400 nuevos militares ucranianos que se incorporarían a filas. En esa jornada también se anunció el envío de artillería –media docena de obuses remolcados 105/14– y otros dos lanzadores del sistema de misiles Hawk, similares a los cuatro que ya se habían enviado el mes pasado.

El 1 de diciembre, Robles ponía un pie en Ucrania. Viajó a la ciudad portuaria de Odesa, símbolo de resistencia ante el avance sur de Rusia. Y allí escenificó la ayuda que había presentado España ante el Fondo Fondo Europeo de la paz: 300 millones de euros. Además, quiso enfatizar que España había apoyado a Ucrania desde el inicio de la invasión.

Los carros Leopard

Ahora se presenta una nueva escalada en la ayuda militar española a Ucrania: el envío de carros de combate Leopard. España reaccionó inmediatamente después del anuncio alemán. Se ha sumado sin titubeos a la ‘coalición de los Leopard’. Esta vez hubo rapidez aunque las condiciones de los carros elegidos para el envío hacen inviable su operatividad antes de la primavera. España, eso sí, se siente más cómoda participando también en el adiestramiento de los futuros carristas ucranianos del Leopard. De lo defensivo se pasa ya, sin medias tintas, al combate.

Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: