Conéctate con nosotros

Cultura

Familia de Barcelona regresará 2 mil bienes arqueológicos a México

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, informó que una familia de Barcelona, a través del Consulado de México, regresará dos mil bienes arqueológicos. “Esta acción se suma al trabajo hecho desde @cultura_mx e instancias del @GobiernoMX por la protección y salvaguarda del patrimonio cultural mexicano”, añadió la secretaria, en Twitter. Te podría interesar: Ve México […]

Publicado

en

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, informó que una familia de Barcelona, a través del Consulado de México, regresará dos mil bienes arqueológicos.

“Esta acción se suma al trabajo hecho desde @cultura_mx e instancias del @GobiernoMX por la protección y salvaguarda del patrimonio cultural mexicano”, añadió la secretaria, en Twitter.

Te podría interesar: Ve México campañas electorales en orden para regresar a frontera con México a migrantes ilegales en Texas

Apenas este primero de julio, el Gobierno de Italia restituyó 30 piezas arqueológicas a México, en una ceremonia realizada en la Embajada de México en la ciudad de Roma.



En el marco del centenario del establecimiento de la sede de la Embajada de México en Italia, el embajador Carlos García de Alba recibió de manos del Cuerpo de Carabineros para la Tutela del Patrimonio Cultural un lote de 30 piezas arqueológicas consideradas propiedad de nuestra nación. Al mismo tiempo, entregó a Italia, en reciprocidad, mil 271 documentos del destacado escultor italiano Ettore Ferrari.

Te podría interesar: Reportan 32 mil 295 nuevos contagios de Covid-19

Por lo que Frausto Guerrero resaltó que “Italia nos dio nuevamente un ejemplo de amistad y respeto por las culturas antiguas de nuestro país. Con esta entrega recíproca, ambas naciones sellamos nuestros lazos de cooperación y compromiso, que hemos asumido con fuerza y convicción, por ensalzar los valores culturales que nos dan identidad y orgullo”.

OH

<a href="https://www.24-horas.mx/2022/07/07/familia-de-barcelona-regresara-2-mil-bienes-arqueologicos-a-mexico/">Fuente</a>
Sigue leyendo
Anuncio publicitario

Cultura

Más representación y planes de conservación descolonizados: el grito de los pueblos indígenas

EL PAÍS ofrece en abierto la sección América Futura por su aporte informativo diario y global sobre desarrollo sostenible. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí. “De vez en cuando / camino al revés: / es mi modo de recordar / Si caminara sólo hacia delante, / te podría contar / cómo es el olvido”. […]

Publicado

en

EL PAÍS ofrece en abierto la sección América Futura por su aporte informativo diario y global sobre desarrollo sostenible. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

“De vez en cuando / camino al revés: / es mi modo de recordar / Si caminara sólo hacia delante, / te podría contar / cómo es el olvido”. La poesía de Humberto Ak’abal, uno de los escritores guatemaltecos más reconocidos, es siempre afilada. Este autor de la etnia maya k’iche escribió hace unos años unos versos que este martes, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, retumban con más fuerza. “Caminar al revés”, como la puesta en valor de los orígenes, es la bandera de cientos de líderes en Latinoamérica y el Caribe que trabajan por tener la representatividad que merecen, lejos del racismo y la condescendencia. “Basta ya de hablar por nosotros”, reclama Chirley Pankará, activista pankará y candidata a la gobernación de São Paulo (Brasil).

Las comunidades indígenas protegen el 80% de la biodiversidad del mundo pero ocupan apenas el 10% de la tierra. Son los más afectados por el cambio climático y, sin embargo, apenas forman parte de los grupos de decisión para combatirlo. “Al contrario”, lamenta por teléfono Fiore Longo, directora de Survival International, “la conservación del medio ambiente está basada en un modelo eurocéntrico y colonialista en el que se entiende que los seres humanos destruyen los ecosistemas y que la única forma de proteger el entorno es expulsando a quienes lo habitan. Lo que no entiende este modelo es que si hoy tenemos lo que tenemos es porque lo custodian estos pueblos; porque han sabido hacerlo durante milenios”.

Desde los cazadores hadzas de Tanzania, hasta los awás de Brasil, los samis en Finlandia o los kazajos de Mongolia occidental, los más de 400 millones de indígenas en el mundo cuidan la mayor parte del planeta a pesar de que son muy pocas las políticas que les reconocen sus derechos y sus tierras. En Chile, uno de los países de Latinoamérica más conservadores en este ámbito, no existe ni un solo artículo en la Constitución vigente (1980) que los contemple como “sujetos de derechos”. Alihuen Antileo, presidente de la plataforma Política Mapuche en Chile, está intentando cambiarlo.

En el nuevo proyecto constitucional, que será sometido a votación el 4 de septiembre, se plantearon 55 artículos que contemplan los derechos de estos pueblos. Ellos representan el 13% de la población chilena, principalmente mapuches. “Si se aprueba, va a ser el principio de una gran lucha. Es como si, desde el punto de vista constitucional, empezáramos a existir. A partir de ahí, toca seguir escribiendo”, cuenta. Los artículos relacionados con estas comunidades pasan por reconocer el país como un estado “plurinacional”, aumentar la participación indígena y abrazar la educación, la medicina y la justicia ancestral. “También se expone la necesidad de que se realicen consultas vinculantes sobre temas que nos afectan a nosotros”, zanja.

Aunque Antileo se muestra optimista, sabe que será el primero de muchos ladrillos en la construcción de un país plural y justo. “Tenemos que estar en la toma de decisiones. Si no, ¿quién va a defender nuestros derechos?”. Esta misma pregunta se la hace Pankará, quien no esconde la rabia y el hastío del discurso racista de Brasil. “¿Dónde están tus plumas”; ¿Por qué tienes Iphone, si eres india?; ¡Vuelve a la selva!; ¿En São Paulo también hay indígenas? Tú no lo pareces”. Los ataques racistas son difíciles de borrar para la activista.

Anuncio publicitario

En el siglo XXI no deberíamos de estar justificando por qué merecemos ciertos derechos. Deberíamos estar organizándonos

Chirley Pankará, activista Pankará

“Hemos pasado de ser colonizados a estar tutelados y a políticas antiindígenas con discursos de odio como el del presidente [Jair Bolsonaro]”, critica. “Necesitamos reaccionar ante todas las injusticias que vivimos, pero a veces es agotador. En el siglo XXI no deberíamos de estar justificando por qué merecemos ciertos derechos. Deberíamos estar organizándonos”, dice la doctoranda en Antropología Social.

El miedo es otra constante de estos pueblos. Los defensores de la tierra no solo se enfrentan al racismo y a la invisibilización en la vida pública, también son asesinados por proteger el territorio. Entre 2015 y 2019 se produjeron 232 homicidios de activistas indígenas en el continente, según un informe de la ONU. Una media de cuatro asesinatos al mes en la región.

Para Teresa Zapeta, lideresa guatemalteca y directora ejecutiva del Foro Internacional de Mujeres Indígenas, la violencia es una entre tantas tareas pendientes. “La situación de pobreza, la falta de acceso a la educación o a la salud… Se ha avanzado mucho pero seguimos sintiendo un rechazo y un vacío muy grande”, narra.

En el país centroamericano, según las cifras oficiales, la población indígena corresponde a más del 43%. Aunque Zapeta cree que son más de la mitad. Estos 24 pueblos, que hablan 22 idiomas diferentes, están muy lejos de ser el orgullo de la nación. Muy al contrario, siguen marginalizados y vistos como sociedades “poco avanzadas”. “Nuestro reto es superar la utilización y la mercantilización de la pobreza a la que se ha sumido a los pueblos indígenas”.

Una Latinoamérica que ilusiona

La llegada al poder de líderes de izquierda en varios países latinoamericanos —Chile, con Gabriel Boric, Colombia con Gustavo Petro y Francia Márquez y una posible victoria de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil son la esperanza de muchos de estos ecologistas de pueblos originarios. Aunque se mantienen críticos y vigilantes.

Anuncio publicitario

“Estamos esperanzados pero la estructura está hecha para que la buena voluntad no sea suficiente”, añade Zapeta. “Si no se acompaña de una intención real de incluir nuestras voces desde lo colectivo, reformas profundas a la legislación y medidas que vayan al corazón de la economía, quedarán apenas en un puñado de buenas intenciones. Necesitamos mucho más que eso”.

Además de la necesidad de cambios profundos, los líderes coinciden en que las nuevas generaciones tienen un gran peso en sus manos. Con el éxodo rural y el fuerte impacto de la globalización, muchos temen que la pérdida de la identidad sea inminente. Pankará, sin embargo, es optimista: “Creo que se está levantando un discurso en redes de orgullo de lo propio que está calando muy hondo entre los más jóvenes. Nosotros estamos abriendo el camino. Y ellos son la esperanza”.

Fuente

Sigue leyendo

Cultura

El primer viaje a la Isla de Pascua tras la pandemia: “Estábamos mal, el turismo nos cegó”

Publicado

en

A medida que el primer avión comercial descendía el pasado 4 de agosto a la chilena Isla de Pascua tras 872 días de cierre por la pandemia, los pasajeros se agolpaban en las ventanillas para fotografiarla como si en medio de un safari se hubiesen encontrado con una especie única. En muchos aspectos, era así. A la singularidad de ser uno de los rincones habitados más aislados del planeta y a sus enigmáticas esculturas talladas en piedra volcánica, se sumaba que durante dos años y medio se contaron con los dedos de una mano los casos de covid dentro del territorio. Obligados a cortar su puntal económico, el turismo, sus habitantes se aislaron del todo en medio del Océano Pacífico. Fue una burbuja de 7.000 personas que se pinchó el pasado jueves. Y en esa isla de tradiciones milenarias también llamada Rapa Nui (el ombligo de la Tierra), los primeros visitantes ahora descubrieron que algo había cambiado.

Sentado sobre la cubierta de un bote de madera que se mece sin fuerza, Uko Tongariki Tuki mira el amanecer con la cantera Rano Raraku a sus espaldas. “El mar es nuestro patio. Donde ustedes ven agua, nosotros vemos carreteras, nuestra principal fuente de alimentos”, sostiene el jefe de la dirección de Turismo. Cuando la isla cerró, desaparecieron los turistas y, con ellos, la fuente de ingresos de tres cuartos de la población. Prácticamente ya nadie cultivaba la tierra y había una escasez importante de productos. “El turismo nos tenía obnubilados. La gente decía: el turismo trae dinero y con el dinero se compran huevos. ¿Para qué voy a tener gallinas?”, explica Julio Hotus, de 60 años, secretario general del Consejo de Ancianos.

Uko Tongariki Tuki, director de Turismo de Isla de Pascua (Chile).
Uko Tongariki Tuki, director de Turismo de Isla de Pascua (Chile).sofia yanjari

La gente, entonces, acudió al mar para comer. Un mar azul profundo en el que se puede ver sin dificultad a 30 metros de distancia. Los buceadores afirman que, una vez que te sumerges en las aguas pascuenses, el resto del mundo te parece en blanco y negro. También se empezó a plantar. Hoy existen 1.200 huertos urbanos gracias a la ayuda del municipio. “Volvimos a conectarnos unos con otros. A ir a los eventos familiares. A cocinar curanto (preparación culinaria con dimensiones espirituales), a pescar, a bucear, a caminar por la isla. Volvimos a los lugares que habían sido ocupados por los turistas”, describe Uko.

El guía Luis Reyes, de 48 años, asegura que antes de la pandemia el turismo estaba fuera de control. “Nos faltaban días de la semana para atender a la gente. El último año antes del cierre, de 365 días, solo libré 18″, recuerda. Eso no quita, comenta otra guía, que se le pusieran los pelos de punta de emoción cuando vio aterrizar el primer avión.

Uno de los huertos sustentables que crearon los habitantes de la isla debido a que se perdiera por la pandemia del covid-19 el principal sustento producido por el turismo.
Uno de los huertos sustentables que crearon los habitantes de la isla debido a que se perdiera por la pandemia del covid-19 el principal sustento producido por el turismo.sofia yanjari

Dos vuelos semanales

Para este mes de agosto la aerolínea Latam ha reanudado la ruta con dos vuelos semanales. La idea es ir agregando otros gradualmente. Antes de la pandemia llegaron a ser 10. A esos había que sumarles los vuelos chárter y los cruceros. Isla de Pascua, con 164 kilómetros cuadrados de superficie, recibía 156.000 visitantes anuales, lo que se traducía en 120 millones de dólares (119 millones de euros) para su economía.

“Estábamos mal, estábamos yendo por el camino equivocado y nos dimos cuenta de eso con la pandemia”, sostiene el alcalde Pedro Edmunds, una figura tan estimada que, si fuera posible, le levantarían ya su propia estatua. “Llegamos a la conclusión de que el turismo nos cegó. Estábamos siendo un poco hipócritas al contar lo que era la isla sin vivirla nosotros”, agrega frente a los siete moáis erguidos de Ahu Nau Nau, en la paradisiaca playa de Anakena, uno de los 13 de sus 24 atractivos turísticos abiertos a los visitantes. Para reabrir por completo el museo al aire libre más grande del mundo se requieren recursos que la isla no tiene. Edmunds está en conversaciones con el Gobierno para que hagan de aval y conseguir un préstamo de la banca internacional.

Habitantes de la Isla de Pascua esperan la llegada de los nuevos turistas en el aeropuerto.
Habitantes de la Isla de Pascua esperan la llegada de los nuevos turistas en el aeropuerto.sofia yanjari

El turismo ha sido un trampolín para las nuevas generaciones. Gracias a esa fuente sólida de ingresos, muchos jóvenes han podido educarse en universidades del territorio continental y viajar. “Para lograr un equilibrio estamos trabajando con los distintos actores de la industria. En estas reuniones nos cuestionamos si son necesarios 14 vuelos a la semana o si es responsable abrir un nuevo hotel”, describe Uko. El alcalde tiene claro que la nueva etapa debe cimentarse sobre la sostenibilidad. La optimización del agua y de la energía, pero también de los recursos humanos.

Durante la pandemia cerca de 2.000 habitantes abandonaron la isla, la mayoría del conti, como se refieren los isleños a los chilenos que viven en territorio continental. “Antes buscábamos las soluciones a nuestros problemas afuera, ahora queremos capacitar y especializar a nuestra gente”, añade Edmunds.

Anuncio publicitario

La identidad “turística”

Para Hotus, concejal de Rapa Nui, la isla se divide en dos tipos de personas: las de un barrio más popular, que están más arraigadas a las tradiciones, y las que tiene más contacto con los forasteros y el empresariado turístico. “Es tanto, que el turismo va moldeando la identidad de las personas rapanui. El turismo nos dice a nosotros cómo debemos funcionar. No somos una propuesta turística, somos una respuesta”, afirma durante un almuerzo con atún fresco en el restaurante costero Topa Ra’a, con camareros llenos de entusiasmo por volver a atender a los visitantes.

Los problemas con que lidian los pascuenses, como la violencia y el consumo de alcohol o drogas, enumera el psicólogo Domingo Izquierdo, “tienen mucho que ver con una crisis identitaria, una pérdida de raigambre”. “Son consecuencias de un proceso que ha acabado construyendo una identidad turística, por encima de su esencia ancestral”, apunta Izquierdo, que atiende a los pacientes a través de un programa municipal en una casa abierta al pueblo, donde las terapias pueden desarrollarse bajo un palto o con los pies en la arena.

Julio Hotus, secretario general del Consejo de ancianos de la Isla de Pascua.
Julio Hotus, secretario general del Consejo de ancianos de la Isla de Pascua.sofia yanjari

A Hotus, que durante años impartió clases de educación tradicional, se le acercan padres para solicitarle que enseñe cultura a sus hijos. “Yo les respondo que la tienen dentro de la casa, en la historia de sus ancestros. Ellos solo quieren que toquen guitarra y bailen. Todo lo artístico-turístico lo asocian a cultura, pero es mucho más que eso”.

Una de las grandes banderas de lucha del Consejo de Ancianos, que vela por los derechos del pueblo rapanui ante el Estado chileno, es la preservación de su lengua, de origen polinesio. Cada vez son menos los jóvenes que la aprenden. En sus propias casas priorizan el español o el inglés porque les es “más útil”. Solo el 10% de los menores de 18 años habla rapanui, según la Unesco. “Eso fue una imposición de la cultura dominante, que es la chilena, y nuestro problema fue que lo creímos”, afirma el concejal.

Los bailes polinesios son uno de los atractivos turísticos más demandados. Las enérgicas danzas tradicionales son capaces de reanimar el espíritu del viajero más exhausto al final del día. Hombres y mujeres, con sus cuerpos pintados y cubiertos de plumas, se mueven a tal ritmo que pareciera que tienen los tambores dentro de sus caderas y el ukelele en las rodillas y muñecas.

Maima Rapu, instructora de la academia de baile cultural Kari Kari, en la Isla de Pascua.
Maima Rapu, instructora de la academia de baile cultural Kari Kari, en la Isla de Pascua.sofia yanjari

Maima Rapu, 42 años, es profesora del ballet cultural Kari Kari, el más antiguo de la isla y la única academia que siguió impartiendo clases durante la pandemia. “Para nosotros, la danza y la percusión son un medio para interesar a los jóvenes en retomar su lengua, que también se la enseñamos, porque no se puede bailar realmente si no entiendes lo que se está cantando”, explica.

El pasado viernes, el ballet Kari Kari por fin pudo presentarse de nuevo frente al público. Entre los espectadores se encontraban algunas de las 258 personas que llegaron en el primer vuelo comercial, con capacidad para 300, según cifras de Latam. Entre los pasajeros había familiares de los isleños, padres que no habían visto a sus hijos en más de un año y extranjeros que tenían el boleto desde 2020. Todos fueron recibidos entre vítores y aplausos de un grupo que se acercó al aeropuerto internacional Mataveri, y con alegres collares de flores entregados por el equipo de recepción.

Anuncio publicitario

Los rapanui, ansiosos de ver caras nuevas y reactivar su economía tras una de las cuarentenas más largas del mundo, han vuelto a abrir sus puertas con la intención de cambiar su relación con el turismo. Y, quienes conocen en profundidad este territorio 100% indígena, aseguran que no hay nada que se pueda hacer contra la intención de la isla.

Los moais de Tongariki, el 5 de agosto, tras la reapertura de la isla.
Los moais de Tongariki, el 5 de agosto, tras la reapertura de la isla. sofia yanjari
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Fuente

Anuncio publicitario
Sigue leyendo

Cultura

La Isla de Pascua se prepara para mostrar de nuevo su misterioso patrimonio tras dos años de aislamiento

Publicado

en

Tongariki, uno de los atractivos turísticos de la Isla de Pascua.
Tongariki, uno de los atractivos turísticos de la Isla de Pascua.M. F.

Hay problemas en el paraíso rapanui. La ansiada reapertura de Isla de Pascua (Chile), prevista para el 4 de agosto tras casi dos años y medio cerrada como consecuencia de la pandemia, tiene a las autoridades locales azotadas por la “incertidumbre” y la “aprehensión”. De los 7.700 habitantes, más de 2.000 abandonaron el mítico y paradisíaco territorio desde que se cortó el turismo, el principal sustento económico del 71% de la población. Además de la falta de mano de obra capacitada, el alcalde, Pedro Edmunds, alega que no cuentan con los fondos para arreglar y limpiar el parque nacional, donde habitan sus misteriosos guardianes, los ‘moáis’. Crítico con la respuesta del Gobierno de Gabriel Boric ante el complejo escenario, Edmunds sostiene que “dicen que hacen las cosas, pero no se ven”.

La reapertura de la diminuta isla triangular será gradual. Durante los dos primeros meses se restablecerán dos vuelos comerciales por semana —de 300 personas cada uno—, un tercio de pasajeros previo a la pandemia. La capacidad hotelera, al 45% según la oficina de turismo, resiste de sobra el flujo inicial. Hay cerca de 2.500 camas disponibles en recintos que van desde cabañas a hoteles de lujo en la isla nombrada como uno de los “50 grandes lugares” que hay que visitar este año, según una reciente publicación de la revista Time, en el que destacan su “cultura resiliente”, a propósito de cómo se las han ingeniado para sobrevivir durante la pandemia.

Solo 11 de los 24 lugares turísticos van a entrar en funcionamiento, entre ellos Anakena, la playa de arenas blanca y mar color lapislázuli; la cantera Rano Raraku, cuna de la historia de la isla; y Ahu Akivi, el icónico sitio donde se erigen siete moáis, tallados en toba volcánica. “No podemos mantener todos los sitios abiertos ya que tendríamos que contratar a muchas personas y nos iríamos a la quiebra. A medida que el turista vaya pagando las entradas se irá reinvirtiendo en recursos humanos”, explica Uko Tongariki Tuk, jefe de la dirección de Turismo de la isla. Aclara, de todas formas, que Rapa Nui va a cumplir con las expectativas de los viajeros.

La laguna del interior del cráter de Rano Raraku, en la isla de Pascua.
La laguna del interior del cráter de Rano Raraku, en la isla de Pascua. Ripani Massimo

Cerrado el grifo de la principal fuente de divisas, el desempleo en la zona llegó a 58%. “La gente te mira y ya no te habla. Están mudos. Es penoso vivir en un lugar idílico y con la gente arrastrando los pies”, lamenta el alcalde, que ha ejercido el cargo durante cinco legislaturas de manera itinerante desde 1994. Antes de la pandemia, Isla de Pascua recibía 156.000 visitantes anuales, lo que se traducía en 120 millones de dólares (119 millones de euros) para su economía.

Para hacer frente al paro, el municipio creó el programa Pro Empleo, que ha dado trabajo a más de 800 personas. Son guías turísticos, cocineros o chóferes de autobuses que ahora dedican media jornada a limpiar el borde costero, plantar huertos o realizar actividades culturales, describe Tongariki Tuk. El Ministerio de Economía anunció la semana pasada un fondo de 700.000 dólares (694.000 euros) para la reactivación de los pequeños negocios (pymes), especialmente en las áreas de turismo, cultura y emprendimiento femenino.

”El empresariado está todo en quiebra, endeudado hasta las patas con los bancos, no tienen para comenzar de nuevo. Pero es lo que hay. Me impresiona lo del Ministerio de Desarrollo Social, del que depende la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi). Como este es un territorio 100% indígena, la Conadi puede ayudar, pero ahí están, en silencio”, sostiene Edmunds.

El ministerio aludido sostiene a través de un correo electrónico que desde mediados de abril mantienen “comunicación directa con las autoridades” de la isla y que el 29 del mismo mes revisaron los convenios vigentes con Conadi y “la disponibilidad para incrementar esos montos e impulsar nuevos proyectos” como uno de emprendimientos, propuesto por el municipio. “Hasta la fecha, el Ministerio continúa a la espera de la respuesta de las autoridades locales”, aseguran.

Anuncio publicitario

El gran freno

Uno de los grandes frenos para reabrir antes la isla era el débil sistema sanitario con que cuenta el territorio, parte de la región chilena de Valparaíso, situada a 3.600 kilómetros. Isla de Pascua tiene solo un hospital que dispone de 18 camas y apenas cuatro de ellas con ventilador mecánico. Cuando hay un paciente grave, desde que se produce el aviso hasta que un avión ambulancia lo puede dejar en un hospital del territorio continental, transcurren al menos 15 horas. En tiempos de pandemia, el riesgo era demasiado alto, sobre todo cuando la población no había alcanzado el 80% de vacunados.

A finales de marzo, el municipio envió una minuta al Gobierno solicitando 2,5 millones de dólares (2,4 millones de euros) mensuales para fortalecer el sistema sanitario y otros 4 millones (3,9 en euros) para reactivar el Parque Rapa Nui, de 7.000 hectáreas. Respecto a esto último, la situación “no ha cambiado ni un milímetro” desde que llegó la nueva Administración. “No hay dinero para contratar a la gente”, alerta el alcalde. En cuanto al sistema sanitario, el pasado domingo Edmunds sostuvo una “reunión flash” con el subsecretario de Salud y varios expertos, en la que “se habló de tomar la decisión de invertir en el área de urgencias del hospital, cosa que tiene que pasar ya”, afirma el alcalde.

“Solamente a finales de junio empezaron a tomarse en serio la minuta. Eso hace que se nos apriete el estómago y más temores de cara a la apertura”, confiesa el alcalde, quien afirma que no tiene nuevas reuniones con el Gobierno en su agenda.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Versión muy original

Toda la información sobre estrenos, críticas y las películas del verano en el boletín semanal de Cine

Anuncio publicitario

APÚNTATE

Fuente

Sigue leyendo

Cultura

Artur Domoslawski, reportero: “Kapuscinski sufriría mucho en Twitter”

Publicado

en

Vivimos en la incomprensión. Artur Domoslawski escribió una biografía bellísima, Kapuscinski Non Fiction, sobre la vida y la obra del reportero polaco, el periodista más grande que ha parido la tierra. Se acercó tanto a quien había sido su maestro que descubrió que tenía cierta tendencia a fabular en sus textos y que mantenía relaciones paralelas a su matrimonio. En definitiva, que era humano. Los seguidores de Kapuscinski acusaron al aprendiz de haberle sometido a un ajuste de cuentas después de muerto (el reportero falleció en 2007 a los 74 años). En realidad, era una declaración de amor de 500 páginas, pero no todo el mundo lo entendió así. Domoslawski, al margen de esto, acaba de publicar una biografía sobre Zygmunt Bauman y ha desarrollado una carrera de reportero y escritor especializado en Latinoamérica. A menudo sus entrevistados le preguntan de dónde viene y cuando responde que de Polonia, lo miran como si acabara de llegar de la luna.

Pregunta. ¿Qué representa para usted la llegada de un político de izquierdas como Gustavo Petro a la Presidencia de Colombia?

Respuesta. A un intelectual colombiano le dije una vez que Kapuscinski era de izquierda. Y me contestó: “Bueno, pero fue demócrata”. Para mucha gente en Colombia ser de izquierda era ser de las FARC. En Perú ser de izquierda era ser de Sendero Luminoso. Ahora eso cambió.

P. Usted lo conoció como senador de la República. Ahora regresó al país para cubrir la campaña con la que se ha convertido en presidente. ¿Qué diferencias ve entre un Petro y otro?

R. Su forma de hablar hoy es más cautelosa, de estadista, de líder de todos aunque sabemos que no todos lo reconocen y muchos lo odian, siguen con su petrofobia. La Presidencia es una conclusión de todo su activismo desde que tenía 17 años, cuando era miembro del M-19. Creo que su llegada es lógica y justa. Es obvio que va a poder cambiar poco. Las resistencias a los cambios sociales y culturales son muy fuertes y duraderas. Ese proceso lleva mucho tiempo. Este país necesitaba un cambio más que cualquier otro de América Latina.

Anuncio publicitario

P. Cubrió la llegada de Chávez y Lula al poder. Después la región se volvió más conservadora, seguramente por el fracaso estrepitoso que fue el chavismo y la mala fama que le dio a los otros dirigentes de izquierda. ¿Hacia dónde va ahora América Latina?

R. Con Petro, Boric en Chile y Lula en Brasil, si gana, se puede construir un eje progresista muy prometedor. Aunque siempre con una gran dificultad. Boric llegó con el viento a favor y ahora todo eso parece tambalearse. Las ventanas de cambio en la región son muy estrechas. Es necesario que los lideres progresistas tengan prisa.

P. ¿Cómo surge su interés por un lugar tan remoto de su lugar de origen?

R. Por la literatura y la música. Quién sabe si también gracias a aquella chica latinoamericana que conocí en la escuela secundaria. Luego, en la vida profesional, fue Kapuscinski el que fortaleció esta pasión mía. En Polonia, durante la dictadura comunista, había mucha información de Nicaragua, Cuba, y también de dictaduras militares anticomunistas. En el 89, con la transición, América Latina desapareció por completo, pero a mí me fascinaba. Polonia y América Latina tienen cuentas muy fuertes con el pasado: tuvimos dictaduras con un color ideológico reverso. Nosotros, una roja. Aquí, negras. Con este tema empecé mis aventuras latinoamericanas.

P. Sus libros han sido poco traducidos al español (La muerte en Amazonia, sobre los crímenes de grandes multinacionales en Brasil, Peru y Ecuador; y Los excluidos).

Anuncio publicitario

R. Todos estos temas los cubren periodistas locales, o españoles o americanos. ¿Por qué traducir a un polaco?

P. ¿Una mirada distinta?

R. Claro, nosotros retratamos una región periférica desde otra también periférica. Entonces, ¿por qué nos traducen tan poco?

P. Esa es la grandeza de Kapuscinski, abrirse paso desde ahí. Perdone que lo mencione tan pronto.

R. Él tuvo esta suerte, pero los de mi generación no tanto.

Anuncio publicitario

P. ¿Por qué?

R. Fue el mejor y único. Con su talento literario llegó a los ojos de las editoriales. En España se vendió mucho, se hinchaba cuando decía que en España triunfó. En el mundo anglosajón, mucho menos.

P. Usted ha recomendado las crónicas de juventud de Kapuscinski bajo la influencia del comunismo. Tiene textos muy anticatólicos.

R. Los escribió en los años 60. Están recopiladas en un libro que se llama La jungla polaca. Son crónicas muy literarias y supongo que hay invenciones ahí también. Pero eso se justifica con el juego con la censura que había entonces. Muchos reporteros polacos de aquella época inventaron cosas para no comprometer a las fuentes.

P. Recuerdo el argumento de una de esas crónicas: Kapuscinski va a un convento de clausura a tratar de rescatar a una monja a la que según su familia le han lavado el cerebro.

Anuncio publicitario

R. Habla con ella a través de una rejilla. Puede que fuera verdad.

El escritor polaco en Bogotá.
El escritor polaco en Bogotá.Camilo Rozo

P. Esa dualidad sobre todo en la cultura polaca está en la literatura. Adam Zagajewski escribió Dos ciudades, un texto sobre su familia polaca que quedó atrapada entre la URSS y Alemania.

R. Era el gran poeta polaco. Zagajewski se murió esperando el Nobel. Cuando Olga Tokarczuk ganó, ya era obvio que él no iba a ganarlo.

P. ¿Y Kapuscinski pensaba que podía ganarlo?

R. ¡Claro!

P. No hubiera sido injusto que se lo dieran.

Anuncio publicitario

R. Unos años después de su muerte el secretario de la academia sueca escribió que si hubiera vivido unos años más lo habría ganado.

P. Lo ganó después Svetlana Aleksiévich, la reportera bielorrusa.

R. Me gusta mucho menos. No tiene un estrategia narrativa ni un estilo original y tan bonito a como Kapuscinski. Creo que si Kapuscinski hubiera estado vivo ese año, lo hubiera ganado él.

P. Aunque si antes hubiera salido su libro…

R. El mismo secretario de la academia sueca dio a entender que en este contexto, probablemente no. Lo midieron según los criterios de la no ficción anglosajona, que son muy estrictos. No tienen en buena consideración las licencias poéticas de Kapuscinski.

Anuncio publicitario

P. ¿Hubiera publicado esa biografía con él vivo?

R. No hubiera sido posible. Era persona muy delicada, muy dedicada a sí misma. Dudo si para él sería una carta de amor, como usted lo considera. Él era muy inseguro, le dolían mucho las polémicas.

P. Hubiera sufrido en la época de Twitter.

R. Sí, hubiera sufrido. Hubiera tenido que separarse por completo de las redes sociales o se suicidaría.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Anuncio publicitario

Suscríbete

Versión muy original

Toda la información sobre estrenos, críticas y las películas del verano en el boletín semanal de Cine

APÚNTATE

Fuente

Sigue leyendo

Cultura

‘Una Champions mágica’, el libro de la Decimocuarta

Publicado

en

Una Copa de Europa que pasará a la historia del Real Madrid y de la propia competición merece un libro que recuerde para siempre la gesta del equipo de Ancelotti. AS ofrece en exclusiva a todos sus lectores Una Champions mágica, el libro del recorrido del Real Madrid para alzarse con su decimocuarta Copa de Europa.

Un volumen de 120 páginas a todo color donde se repasa la trayectoria del Real Madrid en esta Champions en la que el equipo blanco se acaba de proclamar en París campeón de Europa por decimocuarta vez. La obra reúne todas las crónicas y fichas de los 13 partidos: la victoria en San Siro ante el Inter, las noches mágicas en el Bernabéu con las remontadas en las eliminatorias frente al PSG, el Chelsea y el Manchester City, la gran final ante el Liverpool en el Stade de France… El repaso de cada encuentro, las mejores imágenes de los partidos y, por supuesto, todos los goles anotados. Los 29 tantos que han hecho los madridistas, desde el que anotó Rodrygo en Milán hasta el tanto definitivo de Vinicius en París.

La obra incluye perfiles individuales de los protagonistas que han hecho posible esta Champions: Florentino Pérez, el presidente que iguala a Bernabéu con seis Copas de Europa; Carlo Ancelotti, el primer entrenador en conquistar cuatro títulos; Thibaut Courtois, el héroe de la Decimocuarta; Karim Benzema, el máximo goleador del torneo; Vinicius, el autor del gol de la final; Rodrygo, el catalizador de las remontadas contra el Chelsea y el Manchester City; Luka Modric, el mago del campeón…

Las mejores firmas de opinión del periódico también ofrecen su visión de la Decimocuarta. Escriben Vicente Jiménez, director de AS; Alfredo Relaño, presidente de honor del periódico; José Martínez Sánchez ‘Pirri’, leyenda del Real Madrid; y los columnistas Santiago Segurola, Javier Aznar y Manuel Cobo. El volumen incluye todas las contracrónicas que Tomás Roncero, redactor jefe de la sección del Real Madrid, ha escrito después de cada partido con su apasionado punto de vista. La obra se completa con el recuerdo de los anteriores 13 títulos que han alimentado la leyenda del club blanco y lo han convertido en el Rey de Europa.

Escudo/Bandera Real Madrid

El libro estará a la venta desde el domingo 12 de junio (el miércoles 15 en Baleares y Canarias) en quioscos a un precio de 9,95 euros. Si no quieres quedarte sin él, puedes reservar tu ejemplar hasta el 6 de junio en la web www.aspromociones.com. Una Champions mágica, el relato de un título que pasará a la historia, con AS.
Fuente

Anuncio publicitario
Sigue leyendo

Cultura

El más grande de los reyes poetas

Publicado

en

Actualizado: Guardar

En el Alficén toledano, la zona más elevada de la ciudad, donde las distintas civilizaciones que la ocuparon establecieron sus fortificaciones y sus palacios, nació Alfonso X. Corría el año 1221 en el Palacio de Galiana. Hablamos del rey cristiano que fuera Sabio gracias a que la suerte, que es una moneda de doble cara, le dio en sabiduría lo que le quitó en gobernanza. Y no es que gobernara poco: fue rey de Castilla y León, convertido su reino de repente en una potencia mundial, y conquistó y repobló varios enclaves musulmanes. Pero su gran obsesión, ser rey de Reyes, ser emperador del Sacro Imperio Romano Germánico no fue posible. A pesar de ser elegido, el Papa se lo denegó finalmente, habiéndose gastado mucho tiempo y dinero, los suficientes para enfadar a la familia, a la nobleza y a la propia Iglesia, provocando en el reino guerras intestinas, tensiones varias y un mar de murmuraciones.

El fracaso en el empeño le hizo replegarse en la Corte y dedicarse a recopilar y traducir todo el saber en la emblemática Escuela de Traductores de Toledo. Allí reunió sabios de todas las disciplinas: derecho literatura, música, astronomía, historia, educación, juegos; todas las lenguas: hebreo, árabe, latín; y todas las culturas: judíos, musulmanes y cristianos. Se trataba de que pusieran en común sus textos y los tradujeran no sólo al latín como se había hecho hasta entonces sino al castellano, la lengua romance que el rey institucionalizó hasta convertirla en oficial pasando así de vulgar a erudita. Gracias a su creatividad sentó las bases de la historia del Reino de Castilla y de su grandeza cultural.

Las Cántigas de Santa María (exposición Museo de Santa Cruz de Toledo=
Las Cántigas de Santa María (exposición Museo de Santa Cruz de Toledo=

Y es que no es lo mismo la obsesión, algo enfermizo que tiene que ver con el ego, que el respeto y el deber, algo venerable que tiene que ver con lo que aportas al mundo que te rodea; que el placer, algo que te salva y que tiene que ver con la vocación y el desarrollo personal. Si su ego no se vio del todo satisfecho porque no llegó a ser emperador, sí su mundo y sí su vocación. A su mundo contribuyó dotando al reino de una obra histórica, administrativa, organizativa y legislativa con una intención unificadora que le hizo ser el primer rey medieval que tuvo una visión de España. Y fue grande su legado si bien su gobernanza levantó ampollas entre los nobles, las ciudades y la iglesia sujetos pasivos de fueros y privilegios locales que no querían admitir los cambios, sobre todo en la Hacienda.

Alfonso X fue un rey reflexivo, creativo, inteligente, en su asumido papel de Rey como intercesor de los designios de Dios para su reino, siendo muy criticado por ello. Lapidaria es la frase del jesuita Juan de Mariana (s XVI) sobre su figura: «meditando sobre las estrellas, perdió la tierra». Él mismo se retrató en estas palabras: «las conquistas habían llegado lejos me tocó ordenar jurisdicciones con donadíos y repoblaciones, regular señoríos y concejos. Todo esto abochornó mi inteligencia, yo estaba hecho para la poesía, para el placer de la filosofía, del arte, de la historia, de la ciencia y para estudiar la infinita astronomía».

Anuncio publicitario

«Yo estaba hecho para la poesía». Esa fue su vocación y la desarrolló haciendo lo que más le gustaba, lo que amaba y lo que le salvaba: componer poesía, pero también música. Y fue tanta su pericia en mandar hacerlo y en hacerlo él mismo que dejó para el legado de la Historia Universal el summum de las artes – poesía, música y pintura en miniaturas narrativas – en una obra que es el cancionero más rico de la Edad Media: Las Cántigas de Santa María. También fue poeta profano pero las cántigas marianas son su obra personal más impresionante, realizadas con un cuidado exquisito, escritas en la lengua que aprendió de niño cuando le cuidaron sus ayos en Galicia: el galaico portugués, mucho más prestigiado y refinado por aquel entonces que el castellano. Se las dedicó a la gran Señora del medievo, la Virgen María, acicate de catedrales góticas de la época: Burgos, Toledo, León. Él, que amó a muchas mujeres y tuvo varios hijos bastardos, antes y después de casado, las cambió a todas, avanzada su vida, por sólo una, la «Dama entre las Damas», la «Rosa entre las Rosas», la Virgen María: «Si no logro por nada su amor, doy al diablo los demás amores».

Fueron 427 cántigas a Santa María las que salieron de su Scriptorium. Los investigadores concluyen sobre su autoría, que unas 30, sobre todo las más personales, pertenecen en exclusiva a la pluma del rey. Se conservan 4 códices: el Toledano, el Rico, el de Florencia y el de los Músicos. El códice Rico, procedente de la Biblioteca de El Escorial, destaca por sus iluminaciones y gran número de cántigas. En minúsculas escenas narrativas, como si de un cómic se tratara, retrata a todo tipo de gentes desempeñando multitud de oficios, personajes de vida santa y disoluta, mujeres de toda condición ataviadas con la moda del momento y los niños y sus juegos, todo ello en escenas tanto de calle como de interiores. Es el más destacado en la exposición del Museo de Santa Cruz de Toledo ‘Alfonso X el Sabio; el legado de un rey precursor’. A su izquierda el de Florencia, el último e inacabado debido a los avatares del rey al final de su vida, importante precisamente por eso, para conocer cómo se elaboraron las cántigas A su derecha, el Toledano. El de los Músicos que se encuentra en El Escorial sólo tiene iluminaciones de músicos, y sus instrumentos – cuyas réplicas hermosísimas también se exponen en el Santa Cruz de Toledo-.

Pero el Toledano – se emocionarán al verlo- es mi preferido porque es el nuestro, el que ha estado durante cientos de años en la Biblioteca Capitular de la Catedral, y además porque es el único original expuesto, los otros dos son facsímiles. Perteneció a la Catedral de Toledo hasta 1869 en que pasó a la Biblioteca Nacional. El modo en que lo hizo a causa del proceso de desamortización que sufrió la Iglesia durante el Sexenio Revolucionario da para otro artículo. A la Catedral de Toledo se le incautaron mediante Decreto y con inmediata intervención de Ministerio de Fomento, Gobierno Civil e incluso Policía, numerosos «objetos de arte y ciencia», entre ellos el Códice de las Cántigas de Santa María. Con la posterior instauración de la monarquía de Alfonso XII se ordenó la devolución de lo incautado, pero muchas cosas nunca volvieron, tampoco las Cántigas. Gracias a Patrimonio de la Catedral por facilitarme el acceso al documento ‘Fondos Desamortizados en los Archivos Capitulares’ de Fernández Collado y Lop Otín.

El códice Toledano es una copia manuscrita del original, escrito en letra francesa del siglo XIII con bellísimas letras de inicio capitales. Recoge las 100 primeras cántigas salidas del Scriptorium del rey. Son 100 poemas con sus 100 partituras para ser cantadas con acompañamiento instrumental. Pero carece de iluminaciones. En él las cántigas están numeradas en romanos y las decenales son de alabanza a la Virgen, de loor, mientras que las demás narran sus milagros. Visionada como defensora de desvalidos y pecadores, en ocasiones los poemas resultan asombrosos como cuando la Virgen le realizó una cesárea a una abadesa antes de que la inspeccionase el señor Arzobispo por que se rumoreaba que estaba embarazada. Eso sí, también se encargó la Virgen de que el niño fuese acogido por una familia cristiana.

En las Cántigas de Santa María el rey desnuda sus emociones, hablando de sí mismo y de sus cuitas, haciéndonos partícipes de los acontecimientos de su vida, las dificultades políticas – el avance de los franceses por el norte y de los benimerines por el sur, la muerte temprana de su heredero Fernando de la Cerda que provocó una guerra sucesoria, la traición de hijo Sancho IV y la huida de su esposa Violante al Reino de Aragón, la imposibilidad de ser emperador, el levantamiento de nobles y ciudades-. También se duele de sus enfermedades y sus depresiones, se lamenta de sus ataques de ira, desvela sus deseos, comparte sus alegrías y nos da cuenta de sus éxitos y sus fracasos. O nos recrea con aspectos triviales de su vida cotidiana como el juego con una comadreja que tenía de mascota o su preferencia por el 7 como número fetiche. Menciona a sus padres, Fernando III el Santo y la culta Beatriz de Suabia, prima hermana del emperador del Sacro Imperio Federico II. O a su hermano el infante Don Fadrique – al que mandó matar-.

Anuncio publicitario

Las cántigas son la joya de su corona, y tan poderosas que envió a buscarlas una vez que cayó enfermo en Vitoria, consiguiendo la curación tras ponérselas encima. Días antes de su muerte testó que fueran depositadas en la iglesia donde fuese enterrado. Los códices que conocemos, menos el Toledano, permanecieron en la Catedral de Sevilla durante años, donde murió (1284) y fue enterrado – su cuerpo porque su corazón y vísceras están en Murcia -, pero finalmente su destino fue otro. Lo que importa es que las Cántigas de Santa María del rey toledano contienen el repertorio lírico musical más importante de la Europa del medievo. Robert I. Borns, un estudioso jesuita estadounidense medievalista que hizo un trabajo sobre la proyección en América del legado cultural del rey sabio diría de su autor: «ningún otro rey medieval, ni tan siquiera su pariente el Hohenstaufen emperador Federico II -gran protector de la ciencia y la cultura – pudo jactarse de una obra de creación tan extensa y elevada. Los que conocen la lírica de Alfonso X, la seglar y la mariana, lo consideran el más grande de los reyes poetas».

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Cultura

María José Ferrada: “Chile no está cayendo por un barranco, pero se juega mucho”

Publicado

en

Retrato de la escritora María José Ferrada, en Berlín, Alemania, donde reside temporalmente.
Retrato de la escritora María José Ferrada, en Berlín, Alemania, donde reside temporalmente.Rodrigo Marín

Es una escritora contracultural. Catalogada como “una de las imaginaciones más intrigantes e interesantes de la literatura chilena”, como la definió hace poco su compatriota Rafael Gumucio, María José Ferrada (Temuco, 45 años) no forma parte de ninguna ola ni camada. Autora de una treintena de libros para público infantil y juvenil que dan la vuelta al mundo, tiene la sensibilidad de quienes escriben para niños y niñas a los que –como dice la propia Ferrada– no les importa la firma de los escritos, sino su contenido: “Se relacionan con el libro como si fuera un amigo, un juguete, una cosa intermedia”, reflexiona la chilena en una conversación virtual que la encuentra en Berlín, Alemania, donde desde marzo realiza talleres de español en los colegios, un espacio que le interesa y donde se desenvuelve en Chile. Mientras, se prepara para una beca en Múnich.

Bajo el alero de una biblioteca que cobija la mayor colección de literatura infantil del mundo, investigará los relatos de tradición oral de Latinoamérica y, específicamente, se centrará en los personajes de animales. “Cuando no queremos decir algo, lo decimos a través de los animales”, comenta la autora de la novela El hombre del cartel, una de las últimas joyas de la literatura chilena, donde aborda el acoso y la violencia en nombre de la paz. Es la segunda que publica luego del éxito de Kramp, traducida ya al italiano, portugués, danés y alemán.

Pregunta. Es usted una escritora solitaria, algo raro en esta época de grandes clanes. ¿Por qué?

Respuesta. Le tengo susto a las manadas. Efectivamente, tienen una cosa positiva. Pienso en mi familia, mis amigos, los micro colectivos que me interesan. Pero cuando el colectivo se agranda –lo observo, por ejemplo, en los colegios–, a veces, al perder nuestra identidad, hacemos cosas que no haríamos en solitario. Al disolvernos, nos tomamos unas libertades que pueden terminar dañando a otros. Y eso me lleva a un asunto que me interesa mucho: la violencia en nombre de las buenas causas. “Pero si era una broma”, se dice a menudo. Bueno, no. Estás haciendo sufrir a otro niño o a un adulto.

P. ¿Qué recuerdos tiene de su propia etapa escolar?

R. No tuve una experiencia de bullying, pero sí recuerdo haber molestado a alguien que no habría molestado si no lo hubiéramos estado haciendo todos. Luego, llegar a mi casa y decir: “¿Por qué hice eso? No debería”. Y curiosamente es algo que nos pasa mucho a los adultos. Me llama mucho la atención el bullying del adulto.

Anuncio publicitario

P. Es una época violenta, en Chile y el mundo…

R. No solo en Chile, claro. Estamos en un momento de intolerancia grande, donde queremos imponer nuestro discurso, pero no estamos dispuestos a escuchar el discurso de otros. Solo estamos dispuestos a escucharlo en la medida que ese discurso afirma lo que pienso yo. Es complicado, porque empieza a dejarnos estáticos. Descalificar y poner etiquetas, lo que nos hace a nosotros mismos tener que adaptarnos a ciertas etiquetas.

P. ¿Cómo lleva esta reflexión a Chile, que está viviendo una época de cambios profundos, con una constituyente en marcha?

R. Creo que Chile vive un momento especialmente delicado como para no escucharse. Por fin estamos comenzando a mover algo que nos estaba haciendo vivir mal, como es la Constitución que seguimos teniendo y que con mucho dolor logramos instalar que necesitábamos cambiarla. Chile vive un momento en que es especialmente importante ver el debate como algo deseable. Y no se trata solo de los constituyentes, sino del coro que se ha formado en torno a ellos, de acusaciones y de, finalmente, no dejar trabajar a esa gente por el juicio constante.

Chile vive un momento en que es especialmente importante ver el debate como algo deseable

María José Ferrada

Anuncio publicitario

P. Existe incertidumbre sobre la forma en que terminará el proceso en septiembre, cuando el texto se plebiscite…

R. Pero parece que ya estuviéramos todos anticipándonos a decir que va a fracasar, en esta ansiedad por tener una opinión. Tal vez tiene que ver con no perdernos en este mar que es la sociedad. Aparecer. Pero hay que tener un freno: no soy importante yo, sino lo que está haciendo esta gente, los constituyentes. En un mundo donde la gente se comunica en círculos que reafirman la opinión propia, en la convención se juntaron mundos que venían de distintas partes para ser escuchados y dialogar.

P. ¿Cómo describiría su país?

R. Yo no soy tan crítica. No creo que Chile esté en el peor de los mundos ni en el peor de los escenarios. Chile ha avanzado. Hace dos años, en 2020, conmemoramos los cien años de la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria. En esa época, el problema era que los niños no tenían ni zapatos ni ropa para ir. Usaban troncos para sentarse. Es decir, creo que hemos avanzado y que Chile hoy no se está cayendo por un barranco, pero sí que es un momento donde se juega mucho y que requiere del cuidado y la responsabilidad de todos.

P. ¿Y los niños?

Anuncio publicitario

R. Hay un 16% de los niños que viven en la pobreza. Creo, por lo tanto, que lo deseable sería que tanto los convencionales como los que han pasado los últimos meses rechazando o aprobando en voz alta el texto antes de que exista –me refiero a personas particulares, medios, grupos de opinión– recordaran que no se trata de ellos sino de todos, pero sobre todo de ese 16% de niños que vive en la pobreza .

P. ¿Qué opina del Gobierno de Gabriel Boric? Se ha visto empujado, quizá en un choque con la realidad, a tomar medidas que no estaban en su programa.

R. Se castiga mucho a este Gobierno porque dijo que no haría cosas que hoy está haciendo. Yo veo como algo positivo ser capaz de hacer cambios de acuerdo a las necesidades, que son dinámicas. Chile de ayer no es el mismo que el Chile de hace tres años. Ni siquiera es igual al Chile del año pasado. Entonces puede que los juicios que yo hice ya no se apliquen. Puede que incluso me contradiga. Y no veo un problema en eso.

Yo veo como algo positivo ser capaz de hacer cambios de acuerdo a las necesidades, que son dinámicas

María José Ferrada

P. Tanto en su primera novela como en la última, El hombre del cartel, el narrador es un niño. ¿Por qué le interesa esa perspectiva?

Anuncio publicitario

R. El narrador niño no tiene tantas posibilidades de adornar su discurso. El niño es concreto, tiene poquito lenguaje en su búsqueda de sentido. Y ese poquito lenguaje me conmueve mucho. Lo deja más cerca de la realidad que lo cerca de la realidad que podemos llegar los adultos, que a veces nos atrapamos en nuestro mismo discurso.

P. ¿Se inspira mucho en sus conversaciones con los niños?

R. Les debo mucho, porque son muy poéticos. Cuando no encuentran una palabra, la inventan. Esa libertad con que enfrentamos los primeros años de vida al mundo, al lenguaje, determina nuestra libertad adulta.

P. En su obra habla mucho de la libertad. ¿Es lo que la instala en un lugar solitario y lejos de, por ejemplo, la ola feminista de escritoras chilenas?

R. Al menos como yo entiendo mi oficio, necesito distancia. Puede ser que tenga que ver con mi carácter, más que con la obra. No me gustaría nunca decir cómo debiera comportarse un escritor. Ese deber ser tan pesado me hace un cortocircuito. Es imposible que yo no sea feminista, es lo justo, pero separo mi obra de eso.

Anuncio publicitario

P. ¿Es algo que le preocupa?

R. Es algo que me pregunto mucho, porque me muevo en el ámbito de la escuela. Pero quisiera que en mi literatura los niños no encuentren reglas de cómo deben comportarse, sino un espacio para pensar, ejercer su libertad y llegar a su propia conclusión, según su historia. Y eso es deseable, a mi parecer, también en la literatura para adultos. ¿Quién soy yo para aconsejar a la gente y formar conductas?

P. Usted ha sido víctima de los prejuicios. Un grupo de escritoras feministas usó una frase, “No porque soy mujer escribo cuentos para niños”, lo que a usted la molestó…

R. Es que esa frase encierra una contradicción muy grande. El feminismo es respeto por las mujeres y el ser humano. Pero no puedo construir ese discurso de respeto riéndome de lo que hace otra mujer, poniendo en segunda categoría lo que hace otra mujer. No es el tiempo de pensar solo en las necesidades de los escritores o de cualquier otro colectivo. Está pasando algo mucho más grande. Algo que tenemos la esperanza de que nos involucre a todos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Anuncio publicitario

Fuente

Sigue leyendo

Cultura

Del tiempo y sus caminos (54): La voz de la poesía irlandesa en tiempos recientes y actuales

Publicado

en

Actualizado: Guardar

La historia de Irlanda aparece con no poca frecuencia en la poesía irlandesa, lo cual no es de extrañar, pues Irlanda fue país invadido y colonizado por Inglaterra en la época de Cromwell, a quien, al haber leído la historia en la que se muestran sus crueles y constantes ataques contra el pueblo irlandés, podríamos calificar como genocida de irlandeses. Los irlandeses lucharon por su independencia y por la libertad de mantener su religión católica, y no pocos, en su lucha, fueron eliminados de este mundo. Debido a esto, la historia, junto con la política, siempre estuvo presente en la poesía de un país marcado por una historia trágica, pero cabe decir que la política, en sus distintas manifestaciones, aparece de forma más explícita en la poesía del tiempo que nos ocupa ahora.

Beatriz Villacañas, poeta
Beatriz Villacañas, poeta

El poeta y dramaturgo dublinés William Butler Yeats (1865-1939) vio la necesidad de un movimiento cultural irlandés basado en el conocimiento y reivindicación de las raíces históricas y mitológicas de su país, en las que él se había sumergido con verdadero entusiasmo. Estimulado por la historia legendaria de Irlanda de Standish O’Grady, Yeats se propuso darle e ésta una expresión poética, no sólo al paisaje (recuérdese el paisaje de Sligo de su infancia), sino a las leyendas y los héroes de su país. En 1889 aparece su poema largo ‘The Wanderings of Oisin’ (‘El periplo de Oisin’), en el que se nos narran las aventuras, de alto contenido mágico y espiritual, de este héroe-poeta de uno de los más importantes ciclos de las sagas mitológicas. La obra poética de Yeats es larga, rica, formal y temáticamente, y también compleja, sobre todo la escrita a partir de 1919, dado su alto contenido simbólico y la propia visión espiritual del poeta, su particular mística. La extensa obra de Yeats, junto con esta citada obra da testimonio de todo lo aquí expresado.

La poesía irlandesa de los últimos cincuenta años ha experimentado un extraordinario auge. Esto no es de extrañar si tenemos en cuenta que Irlanda es un país de larga y arraigada tradición poética. El gusto popular por la poesía, la presencia de la oralidad y la música en la cultura irlandesa, les han sido siempre favorables a la poesía y a los poetas. Con todo, tras el establecimiento de la República en 1948, es decir, la lograda independencia de Irlanda, la poesía irlandesa se ha revitalizado y ha ido incluyendo nuevos temas y planteamientos estéticos y también morales. Asimismo, la división del país, la conflictiva situación en Irlanda del Norte, de la que han escrito y escriben poetas católicos y protestantes, la violencia, la religión o el lenguaje, son temas presentes en la poesía irlandesa actual.

En relación muy directa con la historia de Irlanda, país tan asediado por Cromwell, el poeta, novelista y dramaturgo Brendan Kennelly (1936) muestra la herida aún abierta y dolorosa de la historia irlandesa en libros suyos. Esta herida, resultado de la trágica relación de Irlanda e Inglaterra, será tema recurrente en Kennelly, tal y como atestigua este libro de poesía de humor negro, dolor e ironía que lleva por título el nombre del genocida de irlandeses: Cromwell, 1983, siniestro protagonista de este poemario. La poesía de Kennelly es terreno de batalla a pecho descubierto, el valiente y vital fruto de sus principios éticos y estéticos.

Anuncio publicitario

Muy abundante es el número de poetas irlandeses de verdadera valía y, por tanto, muchas son las voces poéticas irlandesas que merecen ser citadas, mas no es posible, por cuestión de espacio, citarlas todas aquí.

Poeta muy conocido y reconocido internacionalmente es Seamus Heaney, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1995. Nacido en 1939 en el condado de Derry en una familia de modestos granjeros católicos. Conocí personalmente a Seamus Heany, traduje al español algunos de sus poemas, cordial amigo este poeta norirlandés. Una de las claves de la poesía de Heaney es su alianza con la tierra, desde su sentido más físico e inmediato a su sentido ancestral y mítico, anclado en la historia. La tierra también como ámbito político, como espacio de enfrentamiento. El tercer libro del poeta, Wintering Out, 1972, evidencia una honda y conflictiva vivencia del problema norirlandés, enraizado en un pasado colonial que continúa produciendo estallidos de violencia en el presente. Puede decirse que para Heaney la poesía es la búsqueda de las raíces que nos unen a un pasado, a una estirpe, y búsqueda de las raíces en las que se hunde el sentido primigenio del lenguaje.

Continuaremos citando a más poetas irlandeses en un siguiente artículo.

Ver los comentarios

Fuente

Anuncio publicitario
Sigue leyendo

Cultura

Barcelona gana un nuevo mirador 360º a 125 metros de altura en Glòries

Publicado

en

BARCELONA Actualizado: Guardar

Barcelona cuenta desde esta semana con un nuevo espacio para contemplar los lugares más icónicos de la ciudad desde las alturas. Situado en la mítica Torre Glòries, el nuevo mirador ofrecerá a los asistentes una combinación de arte, ciencia y tecnología con las mejores vistas. La instalación abre al público este viernes 20 de mayo como una experiencia doble que empieza en la planta -1 y termina en la planta 30, donde la panorámica de la ciudad se entrelaza con la obra de Tomás Saraceno.

Esta mirador está diseñado para convertirse en un lugar icónico de la ciudad y pretende ser diferente entre los de su categoría. Así lo reconoce Aleix Pratdepàdua, director del espacio, que destaca la singularidad del proyecto: «Es mucho más que un mirador y está destinado a ser un nuevo espacio cultural y de descubrimiento de la ciudad de Barcelona.

Un proyecto único, sin precedentes que trasciende el modelo convencional de mirador». Esta construcción sale de una iniciativa entre Merlin Properties y Mediapro Exhibitions con el objetivo de convertirse en una referencia a nivel local e internacional. Además, «se trata de un proyecto made in Barcelona», señala Pratdepàdua.

La ciudad, en directo

La visita se inicia en el Hipermirador Barcelona, situado en la planta -1, un espacio diseñado para descubrir la Barcelona que pasa inadvertida, donde se unen el arte la ciencia y la tecnología en los cinco entornos que forman esta parte de la visita: Prólogo, Barceloneses, Atmósferas, Ritmos y Sirena.

Anuncio publicitario

A través de la big data se ofrecen datos de la ciudad a tiempo real que se combinan con las imágenes y la música, todo ello presidido con una exposición de esculturas de papel sobre la biodiversidad medioambiental de la capital catalana. Varias de las informaciones que se ofrecen tratan del estado en directo de la ciudad, como el viento, el número de vuelos que operan en ese momento, la cantidad de llegadas y salidas de barcos del puerto o la contaminación que genera el transporte.

Experiencia desde las alturas

La cita con el mirador continúa en piso 30, el último de la torre, situado a 125 metros de altura y con una perspectiva de 360 grados. Desde este punto se pueden contemplar algunas de las zonas más célebres de la Ciudad Condal: el hotel W, la central térmica de Sant Adrià del Besòs, la Sagrada Familia, el 22@, la Meridiana o la Gran Vía de les Corts Catalanes, entre otras.

En la cúpula de esta misma planta se puede observar ‘Cloud Cities Barcelona’, una obra de arte multisensorial del artista contemporáneo Tomás Saracero, un espacio que juega con la perspectiva y los cristales con estructura de entre cuatro y diez metros de altura que los visitantes pueden recorrer.

El precio para disfrutar del mirador es a partir de 15 euros en adultos, con distintas ofertas de precios reducidos en función de la edad o el tipo de familia. Además, se ofrecen diferentes experiencias que permiten visitar la instalación por la mañana, por la noche, con la explicación de un arquitecto o con el acompañamiento de Tomás Saracero. En cuanto al horario, está abierto de lunes a domingo entre las 10 y las 21 horas del 1 de abril al 31 de octubre y de las 10 a las 19 horas entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo.

Ver los comentarios

Anuncio publicitario

Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: