Conéctate con nosotros

Opinión

Elegía en Saint-Denis

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Era 1984 y reinaba François Mitterrand: un presidente que había transitado desde la extrema derecha de sus años jóvenes a la socialdemocracia de su vejez; de los ‘Croix-de-Feu’ de 1933 a la jefatura de un Partido Socialista en alianza precaria con el último partido comunistaprosoviético. Al final, lo suyo fue el mandamás autócrata de la V República. Porque para Mitterand nada ni nadie era comparable a Mitterrand. La República, tampoco.

Recuerdo aquel tercer otoño ‘mitterrandiano’, en el curso del cual acabó por consumarse la ruptura total de los musulmanes franceses con la laica República. Yo estaba allí cuando ‘Convergence 84’ vino a cerrar en París su segunda marcha nacional antirracista con un manifiesto de rechazo a la democracia europea, que reivindicaba el «retorno al islam de nuestros mayores» y que dejó estupefactos a los izquierdistas franceses que habían corrido con su logística.

Fuente

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Opinión

Contratos de trabajo

Publicado

en

Actualizado: Guardar

La reforma laboral de la Ley 32/2021 tiene como objetivo reducir la temporalidad y descansa sobre la premisa de que contratación temporal es precariedad, las altas cifras de temporalidad existentes y la exigencia europea de que esa temporalidad hay que reducirla. Hay varias cuestiones a plantear, esencialmente si temporalidad es sinónimo de precariedad y si eliminar contratos temporales con causa tiene sentido.

Antes de entrar en estas dos materias, se echa en falta una norma para las administraciones públicas, con una tasa de temporalidad más alta que el sector privado. La causa de un contrato temporal no es la persona, salvo en los contratos de sustitución antes interinidad, sino el servicio que se va a prestar. Es alarmante que los centros de salud estén llenos de personal sanitario contratado temporalmente cuando el servicio a prestar tiene un carácter permanente.

Por otro lado, en España muchísimas actividades están ligadas a contrataciones y licitaciones con una fecha de inicio y otra de fin, que puede ser prorrogado o no. No parece sostenerse que en aquellas actividades, empresas y sectores donde la actividad está ligada a ese carácter temporal se haya eliminado la figura del contrato para obra o servicio determinado.

Las empresas, salvo las de construcción que pueden acudir al contrato fijo de obra, que viven de prestar servicios para otras empresas en régimen de contratación o subcontratación se están viendo obligadas a utilizar el contrato fijo discontinuo. A este contrato se le ha dado un giro de tuerca para que englobe no sólo las actividades de campaña que únicamente se pueden realizar en meses concretos del año como era su origen, básicamente agricultura, sino para que incluya también la casuística de la contratación por obra o servicio determinado.

Con independencia de que el contrato fijo discontinuo deja de hacer figurar como desempleados a quienes perciben prestaciones por desempleo durante el tiempo que no trabajan, el problema mayor, aparte del coste del desempleo, es no tener en cuenta la perspectiva empresarial. Si contrato a una persona para una obra o servicio durante un año y le hago fijo discontinuo, ya no podré contratarle nuevamente con carácter temporal si me surge otra necesidad pues el trabajador es fijo. Vemos que la norma se opone a la realidad.

Con la normativa anterior, el contrato de obra o servicio tenía un límite temporal, y esta limitación era lógica pues si una obra o servicio se mantiene en el tiempo, más que tener autonomía o sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa, pasa a tener un carácter estructural.

Respecto de los contratos eventuales, en la mayoría de los casos tienen como objetivo no hacer fijos a los trabajadores desde el inicio de su prestación de servicios. Y este es el error, pensar en la persona y no en el servicio que se presta. En los contratos hay un período de prueba con resolución unilateral por cualquiera de las partes que sirve para determinar si la persona contratada tiene aptitudes y actitudes para el trabajo. La actual reforma lo que hace es complicar el control de estos contratos estableciendo que puede durar hasta seis meses si la necesidad de contratación es imprevisible o noventa días si es previsible, dificultando con estos conceptos el control de las causas de los contratos. También se verá mucho personal contratado como fijo discontinuo, en lugar de estar contratado como indefinido que sería lo correcto. En definitiva, se sigue observando que las leyes no se articulan en base a la realidad social, sino que tratan de modificarla.

*Juan Pablo Pérez-Bustamante Mourieres inspector de Trabajo y Seguridad Social

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Español por los cuatro costados

Publicado

en

Actualizado: Guardar

una de las primeras veces que tuve el privilegio de hablar con él, Fernando García de Cortázar me explicó el carácter transterrado de su familia. Como tantas en España, nación de emigrantes, habían tenido que hacer las Américas y, por aquello de hallar un sitio con mayores oportunidades, terminaron echando raíces en una nación lejana en la geografía y cercana en el corazón, Chile. Para quien tenga la fortuna de haber estado allí, sin caer en un determinismo geográfico que detestaba y combatió toda la vida, a veces aquel paisaje natural y humano del sur andino muestra parecidos con rincones del País Vasco: valles encajonados, montañas quebradas, rías sinuosas, peligrosas para la navegación. Es bien conocido que linajes vascongados al servicio de la Corona de Castilla asentados en Potosí, en la actual Bolivia, tras dirimir literalmente a espadazos las naturales diferencias que surgían en los riesgosos negocios del primer capitalismo global, gobernado por la Monarquía española, escapaban hacia el sur andino.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

La indispensable presencia de la Corona en Cataluña

Publicado

en

Actualizado: Guardar

La Princesa de Asturias, también Princesa de Gerona, visitó ayer por primera vez la provincia en vísperas de la entrega, en Barcelona, de los premios Princesa de Girona. Debería no ser una noticia extraordinaria que la que algún día será jefa del Estado visite una parte de España. La normalidad, incluso la calurosa acogida, con la que se desarrollo la visita a Figueras de la Heredera debería ser la norma general. Porque sí, como rezaba una de las pancartas de bienvenida, porque «el futuro es Leonor». Desgraciadamente no es así debido a la actitud de las autoridades separatistas que gobiernan en la región (con la inestimable ayuda de los populistas de extrema izquierda) hacen todo lo posible por boicotear la presencia de cualquier miembro de la Casa Real.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

La memoria en la nuca

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Tras la muerte de Franco, ETA ha asesinado a 669 personas. Su ejercicio más sanguinario fue 1980 con 93 víctimas. Entre los caídos por la banda terrorista criminal hay doce socialistas: Germán González, Enrique Casas, Vicente Gajate, Fernando Múgica, Francisco Tomás y Valiente, Fernando Buesa, Juan María Jáuregui, Ernest Lluch, Froilán Elespe, Juan Priede, Joseba Pagazaurtundúa e Isaías Carrasco. Pero ninguno de estos datos ha impedido a Pedro Sánchez pactar la ley de Memoria Democrática –repetimos, democrática– con Bildu, que esta misma semana se ha negado a apoyar un homenaje a Miguel Ángel Blanco en el Ayuntamiento de Pamplona. El relato de los criminales será el que quede en los libros de Historia gracias al oprobio del sanchismo, que ni por respeto a sus propios muertos ha sido capaz de anteponer la dignidad al poder.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Más poesía y menos Prozac

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Raro es el día en que los psicofármacos, por defecto o por exceso, no son protagonistas de alguna noticia. «Doparse para vivir: España se refugia en los ansiolíticos», era el título de un reportaje en ABC. Más recientemente, era titular de noticia el dudoso éxito de que España había conquistado el primer puesto del mundo en el consumo de medicamentos para tratar la ansiedad y el insomnio. Un título con el que ha destronado a Estados Unidos, que llevaba años a la cabeza. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado, una vez más, los alarmantes datos sobre el uso de benzodiazepina en España, una herramienta terapéutica, al parecer, de eficacia esquiva y no exenta de efectos secundarios y riesgos de generar dependencia.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

La izquierda explicada a un Down

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Primero intentan matarte, tratando de convencer a tu madre de que el aborto es una fiesta. Luego te niegan y te cambian el nombre y te dicen que tienes capacidades especiales, cuando la realidad continúa siendo que tienes menos capacidades y menos facilidades que los demás. Y para acabar de destruirte quieren prohibir los colegios con los que la escuela concertada da respuesta a tus necesidades y te crea un ambiente que te protege de la cruel selva de los compañeros adolescentes, no siempre sensibles y que pueden hacer más daño del que ellos mismos son capaces de entender. Estos son los que dicen que velan por ti. Estos son los que se llaman a sí mismos los amigos de los desfavorecidos frente a los poderosos.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Escocia, Cataluña y el separatismo

Publicado

en

Actualizado: Guardar

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, está aumentando la presión política para que el Gobierno británico autorice un nuevo referéndum de autodeterminación. La polémica sobre las consecuencias del Brexit y la crisis actual de relaciones entre Londres y Bruselas a cuenta de Irlanda del Norte son el marco de este nuevo impulso del nacionalismo escocés hacia la independencia. Los nacionalistas de Sturgeon creen que la opción separatista ganará adeptos entre quienes quieren volver al seno de la UE. Además, las antipatías que genera Johnson servirían como revulsivo a los dudosos. Sturgeon está pensando en octubre de 2023 para la consulta, pero el proceso no es tan sencillo. No basta quererlo.

Las convenciones políticas en el Reino Unido tienen un sólido arraigo legal e incluso los independentistas escoceses asumen que no deben acudir a un referéndum unilateral, no solo por su ilegalidad intrínseca, sino por su deslegitimación política.

El peculiar federalismo británico residencia en el Parlamento de Westminster la soberanía nacional y su voluntad expresa la Constitución política del país. El antecedente fue la consulta de 2014 que se saldó con la derrota del independentismo por el 55,3 por ciento de los votos frente al 44,7 por ciento, partidario de la secesión de Escocia.

Es muy llamativo que los nacionalistas se crean con derecho a celebrar referendos tantas veces como sea posible –el ‘neverendum’ lo llaman– hasta lograr la victoria, como si este fuera el designio natural al que debe ajustarse la voluntad del pueblo. Si el pueblo no quiere independencia, es que se ha equivocado, y hay que volver a preguntar hasta que ‘acierte’. Con esta lógica visionaria, el nacionalismo realimenta su desvinculación con las reglas del juego democrático, más aún cuando de esas reglas pretende derivarse la voluntad constituyente de una nueva nación.

Aunque Johnson y su política anti-Bruselas esté generando conflictos, Sturgeon puede equivocarse si cree que este ambiente provocará un cambio significativo del voto probritánico hacia posiciones independentistas. Las encuestas, aunque revelan un cierto incremento del voto secesionista, no dan opciones claras a la independencia. Y seguir siendo británico mantiene su tirón entre una gran parte de los escoceses. Además, harían bien los nacionalistas de cualquier sitio recordar cómo gestionó Canadá las embestidas separatistas de Quebec, con una ‘ley de la claridad’ que puso negro sobre blanco a las condiciones de todo referéndum por el derecho a la autodeterminación de cualquier territorio canadiense: solo pactado bilateralmente, con una mayoría clara a favor de la separación (no basta el 51%), con respeto a las minorías y tras un acuerdo económico sobre infraestructuras e inversiones. Con la premisa de que ningún territorio tiene por sí mismo derecho a la autodeterminación.

Conviene que, por ejemplo, los nacionalistas catalanes no se entusiasmen con esta reavivación del caso escocés, porque tiene muchas contraindicaciones para las aspiraciones de una Cataluña independiente. Por lo pronto, ningún escocés buscó el amparo de Putin para que apadrinara a Escocia frente al Reino Unido. La imagen política es muy importante, y el nacionalismo catalán la ha perdido frente a Europa. Sturgeon no ofende a Isabel II –es más, los nacionalistas la quieren de jefe de su futuro estado independiente–, y tampoco se plantea una declaración unilateral de independencia, siquiera de edición de bolsillo como la de Puigdemont. Eso sí, unos y otros coinciden en trasladar el empeño de desestabilizar la unidad política de sus respectivos estados y generar más división entre los ciudadanos. El nacionalismo es una fuente continua de problemas.

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Las empresas pagan caro el intervencionismo político

Publicado

en

Actualizado: Guardar

La intervención del Gobierno en las empresas con participación pública –con Indra como último ejemplo en la toma de control por las bravas de su consejo de administración– no solo generan problemas reputacionales en la cogobernanza sino que tienen nocivas contraindicaciones en la práctica y el día a día de las compañías. Esa expeditiva intervención espanta a los fondos inversores y retrae el interés de estos en otras empresas participadas por la SEPI. Entre una y otra cosa, Indra, por ejemplo, pagó caro la jugada intervencionista en la bolsa, dejándose casi un 15 por ciento, su peor resultado en el mercado en lo que va de siglo.

Porque los inversores cada vez valoran más una buena gobernanza en las empresas para comprar o vender sus acciones.

Enagás, Red Eléctrica o la propia Indra interesaban mucho a los fondos de inversión, pero los analistas están notando que su ‘politización’ les puede hacer perder atractivo al menguar la seguridad jurídica y su reputación. Y ese siempre es un mal camino.

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Después de la Cumbre

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Sin duda fue un éxito. La Organización del Atlántico Norte, ampliada al Océano Pacífico, puede estar satisfecha de su encuentro en Madrid, tanto desde el punto de vista político como militar, pero, sobre todo, publicitario. Hubo, en realidad, dos cumbres: la de los jefes de Estado y gobierno, y la de sus cónyuges. Los primeros dedicados a fortalecer OTAN y advertir a Putin de que no tolerarán más agresiones a sus miembros y aspirantes a serlo, habiendo logrado dos nuevos e importantes socios: Suecia, con un ejército de primera clase, y Finlandia, que ya se ha tenido que ver con Rusia en su historia. Prometiéndole además a Ucrania el material más moderno para poder defenderse de la agresión que sufre.

Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: