Conéctate con nosotros

Opinión

Pluriabsurdo

Publicado

en

Actualizado: Guardar

No, hombre, no. Puedes liarte con la política tributaria, puedes confundirte con los remedios para la inflación, y puedes equivocarte, no sé, con el cálculo de las pensiones. Pero no con lo que los barones socialistas, hartos de zapaterismo, llamaban «el temita» cuando se les preguntaba por el Estatuto de Cataluña. La nación, otra vez como objeto de mudanza, como entelequia inexistente, como sentimiento parcelado, como confusión… Nunca como norma. Como si fuese algo caduco, un mal resfriado, como si las emociones adquiriesen rango y la ley no. ¿Tan difícil te resulta hablar de la nación española, así, sin palabritas, sin metáforas, sin tanto rodeo estúpido? Porque existe. Te vale con leer dos articulitos de nada en la Constitución.

Olvidarte de que la nación es una y soberana, obviar que está blindada, y tener que rectificar con más palabras que las que usaste para resucitar ‘el temita’ de la plurinacionalidad, nos retrotrae a aquella pregunta que le hizo Patxi López a Pedro Sánchez antes de que el PSOE acabase definitivamente con cualquier reliquia de pasado constructivo.

Fuente

Sigue leyendo
Anuncio publicitario

Opinión

No disparen al pianista

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Podría definirse la música como la interrupción del silencio si la música no fuera a veces el silencio mismo o si no estuviera hecha de silencios. La música es, por tanto, señalar a tiempo (con palabras o sin ellas) y callar a tiempo.

Creemos –como seguramente toca– que la música de cine nació con el sonoro, que sólo cuando el cine rompió a hablar rompió a cantar. Y así fue en cierto modo. Pero el cine mudo nunca fue sordo, y, aunque sólo fuera por tapar el martilleo del proyector, supo reservarle unas monedas al pianista local, para que opinara por debajo de la imagen, encendiera las carreras y los besos y diera ese empujón final que pone las lágrimas a rodar o confirma que algo es divertido, y en qué momento.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Covid, un nuevo llamamiento a la responsabilidad

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Se registran estos días marcas de incidencia y hospitalizaciones desconocidas desde el pasado febrero, cuando aún estaban en vigor la mayoría de las medidas contra el Covid. Con unos reflejos de nuevo bastante mejorables, el Ministerio de Sanidad hizo finalmente caso a comunidades como Cataluña, Madrid o Castilla y León y recomendó el uso de mascarillas, que no es obligatorio desde el pasado 20 de abril. Conviene extremar la prudencia y volver a las cautelas olvidadas (esa distancia de seguridad en lugares de poca ventilación) con el fin de que las concentraciones de personas que propician las vacaciones de verano no terminen por volver a encender todas las alarmas.

España no soporta retornos a escenarios de gravedad como los vividos en la cresta de cada una de las olas que han ido llegando.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

La segunda Guerra Fría

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Para el mundo occidental, el periodo de paz del que hemos disfrutado en las últimas tres décadas –mientras creíamos que Putin era sincero cuando afirmaba que su deseo era la cooperación mutuamente beneficiosa– puede darse por finiquitado. La Cumbre de la OTAN celebrada en Madrid pasará a la historia como la respuesta del mundo libre frente a un intento por parte del autócrata ruso de extender su concepción totalitaria que empezó con la invasión de Ucrania. Y como se señala claramente en las nuevas orientaciones estratégicas de la Alianza, el segundo ingrediente perturbador de esta situación es la posición cada vez menos ambigua del régimen totalitario chino, que siempre había disimulado sus ambiciones invocando la no injerencia en los asuntos de otros países pero que en estos momentos se muestra incapaz de condenar la invasión de una nación soberana como Ucrania.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

#ColumnaInvitada | El T-MEC, a dos años de su entrada en vigor

Publicado

en

El T-MEC, al ser un tratado de elevados estándares, nos ha facilitado la restructuración de cadenas de suministro en América del Norte, lo que ha resultado aún más oportuno para enfrentar los efectos de la pandemia. Este acercamiento de la producción a los consumidores finales ha permitido a México ser parte esencial de este replanteamiento productivo apuntalado por disciplinas en facilitación comercial, comercio electrónico y digital, protección ambiental o inversión, por mencionar algunas.

Relevancia del tratado

Al ser un tratado con una vocación democratizadora e incluyente del comercio hemos trabajado con Estados Unidos y Canadá a favor de las Pymes y durante estos dos años hemos puesto a su disposición herramientas digitales, como la plataforma MIPYMES MX , para aprovechar las oportunidades de negocio en mercados del T-MEC.

Hemos organizado cuatro ruedas de negocios para fortalecer los esfuerzos de promoción del T-MEC, hemos capacitado a más de 200 empresas en 10 estados para asegurar que cuenten con la información que requieren para aprovechar las oportunidades que ofrece este acuerdo y los hemos acercado a compradores en Estados Unidos y Canadá.

También hemos organizado ruedas virtuales de negocios para empresarias mexicanas con compradoras de Estados Unidos y Canadá y hemos desarrollado programas de capacitación especializada sobre el panorama que encuentran las mujeres empresarias al exportar y las oportunidades que les brinda el T-MEC. En este sentido, el T-MEC ha sido una herramienta para que la recuperación económica incluya a todas las personas y no deje a nadie atrás.

La pandemia de covid-19 ha despertado tentaciones proteccionistas en el mundo. El contar con el T-MEC nos ha permitido hacer frente a la tentación de aplicar medidas restrictivas al comercio para proteger a la producción nacional, sobre todo en el sector agropecuario.

Uno de los principales valores del acuerdo está en que nos ha permitido mantener un diálogo franco y abierto con nuestros socios en América del Norte para asegurar su correcta implementación y cabal aprovechamiento. En estos dos años se han reunido 16 de los 20 comités y dos grupos de trabajo previstos por el tratado, y algunos como los de Pymes y competitividad lo han hecho en varias ocasiones.

El futuro del T-MEC, sin duda, es promisorio y en la Secretaría de Economía tenemos la responsabilidad de asegurar que éste se implemente correctamente para que las oportunidades que ofrece se potencialicen. Durante estos dos años de implementación hemos sido testigos que la cooperación entre los socios es lo que nos ha permitido consolidar cadenas de suministro en sectores clave de la manufactura, la agricultura y los servicios, fortalecer la seguridad alimentaria, impulsar la economía digital y el comercio electrónico, entre otros.

Este segundo aniversario es un buen momento para reiterar nuestro compromiso con un tratado que tiene un gran potencial para impulsar nuestro crecimiento y desarrollo. Seguiremos trabajando para asegurar que los beneficios del T-MEC lleguen a todas y todos, incluyendo a las poblaciones más afectadas por las disrupciones provocadas por la pandemia en el mundo.

***************

Nota del editor: Tatiana Clouthier es titular de la Secretaría de Economía. Síguela en su cuenta de Twitter . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

Cómo la tecnología está cambiando la manera de hacer negocios en Latinoamérica

Publicado

en

Todo esto se ve reflejado en la estrategia empresarial fijada por los directores generales de las compañías latinoamericanas igual que en el resto del mundo. Hoy en día las prioridades de los máximos ejecutivos de las grandes compañías son fomentar el crecimiento en primer lugar, y todo lo relativo a tecnología en segundo lugar.

En este contexto de negocio, para ser exitosas, las organizaciones latinoamericanas deben ser excelentes en el uso de las nuevas tecnologías, y en la gestión del cambio que éstas provocan. Las compañías latinoamericanas deben invertir en nuevas tecnologías como palancas indispensables para acometer los retos que tienen alrededor de la necesidad de crecimiento, la mejora de la productividad, y algo a lo que últimamente estamos dando mucha más importancia: la capacidad de seguir operando pase lo que pase.

Lo primero que deben conseguir las compañías es saber adaptar sus modelos de negocio para aprovechar al máximo las posibilidades de las nuevas tecnologías. Hay que saber obtener el valor que tiene el poder atender a muchísimos más clientes con costos marginales mucho más bajos, la oportunidad que significa el poder hiper-personalizar las ofertas que les hacen a sus clientes, o cómo aprovechar los famosos efectos de red para fidelizar clientes.

Lo segundo es adoptar de manera contundente y prioritaria lo digital, diseñando la relación con sus clientes entendiendo que el primer y principal punto de contacto con ellos es a través de, por ejemplo, sus aplicaciones móviles, sitios web, o asistentes virtuales. Además, para que esto sea posible, el resto de la infraestructura de tecnologías de la información, la organización y los procesos de la compañía, tienen que estar alineados en este sentido. No vale tener la mejor aplicación móvil para atender al cliente si llega un momento en el que debe ir físicamente a una oficina para entregar un papel firmado de su puño y letra.

Pero el mundo físico no desaparece, sino que también se transforma con el uso de las nuevas tecnologías. El tercer punto a tener en cuenta para ser excelentes en el uso de nuevas tecnologías es que se debe acompasar la adopción de lo digital con el cambio en la experiencia física que le damos a los clientes. Las personas seguimos queriendo conducir un modelo de coche antes de adquirirlo, o probarnos ropa antes de comprarla, pero el cómo pedimos cita para ir al concesionario, el cómo se nos recibe en el punto de venta, o la adaptación de la información que se nos da sobre el producto, sí debe estar apoyada en el uso intensivo de nuevas tecnologías.

El cuarto punto es que es necesario asimilar e integrar en la organización otros cambios que las nuevas tecnologías están provocando. Así, por ejemplo, el tratamiento de la seguridad informática no puede ser el mismo en un contexto en el que trabajamos desde casa sin estar directamente conectados a la red de nuestra empresa.

Y el quinto y último punto es atreverse a probar tecnologías y modelos de negocio. Hay que tener un ojo puesto en el presente, y otro en el futuro. Hay que estar abiertos a detectar lo emergente, experimentar con ello, y conseguir convertir el uso de una nueva tecnología en una ventaja competitiva antes que el resto.

Los líderes de las compañías latinoamericanas que usan de verdad las nuevas tecnologías como ventaja competitiva hacen cosas diferentes. Ponen foco en la visión de negocio, piensan en cómo el uso de cierta tecnología va a transformar la compañía, y sobre todo cómo va a afectar a empleados y clientes.

Son capaces de formar equipos con variedad de backgrounds, puntos de vista, y experiencias vitales. Plantean los cambios en iteraciones, probando ideas, obteniendo lecciones en cada ola de cambio que les permite corregir el rumbo de manera sencilla y eficiente si es necesario. Están orientados a medir, para poder tomar decisiones con base en datos, no en percepciones o preferencias personales.

Recompensan a sus equipos el aprendizaje, no sólo por el éxito, y por supuesto no penalizan el fracaso siempre y cuando se hayan obtenido lecciones en los tests que se hayan hecho. Y saben colaborar con el ecosistema.

Trabajan con empresas, con startups, con universidades o incluso con competidores para conseguir mejores resultados. El mundo de las nuevas tecnologías es demasiado dinámico y extenso como para pensar que una organización lo puede hacer todo por sí misma teniendo el talento adecuado.

Las compañías latinoamericanas deben ser excelentes en el uso de las nuevas tecnologías, creando nuevos modelos de negocio a los que van a llegar sólo a través de la exploración y de contar con equipos diversos integrados dentro de un ecosistema más amplio. Los animo a capturar la oportunidad que todo esto significa.

Nota del editor: Alberto Otero es socio responsable de unidad de tecnología en NTT DATA. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

‘Soonicorns’, los líderes del mañana

Publicado

en

Esto es especialmente notorio en el sector fintech. No es fortuito que las startups de esta industria encabecen la mayoría de las listas de unicornios y soonicorns. En México y América Latina el número de empresas de este tipo crece a doble dígito y día a día ganan participaciones importantes en el mercado financiero de la región.

El gran salto

El paso hacia la transformación de un unicornio comienza con una gran idea. Se trata de empresas que ven una oportunidad en un mercado atomizado, de baja profesionalización o que ha olvidado sistemáticamente a poblaciones para atender necesidades de usuarios específicos. Las fintech se han posicionado en México y América Latina tan exitosamente porque han logrado cumplir estos tres aspectos.

Pero en la medida que algunas empresas se establecen como soonicorns, deben tomar en consideración que es necesario planear adecuadamente para consolidar esos crecimientos y desarrollos. Salir a Bolsa o levantar capital de riesgo implica una disciplina administrativa que muy pocos están dispuestos a implementar. Por ello, no es de sorprender que estas compañías son las que terminan por marcar los ritmos y tendencias de la industria fintech en su conjunto.

Los unicornios probaron antes su modelo de negocio y captaron pedazos importantes de un mercado. En ese sentido, los soonicorns deben mostrar tesón constante para alcanzarlos. Desarrollar sus productos a un grado de perfección tal que parezcan infalibles. Además, ofrecer certeza y certidumbre a futuros inversionistas mediante su posicionamiento en un sector fintech cada vez más competido. No es una tarea fácil.

El fantasma de la recesión

Los scoonicorns (aún sin la anhelada valuación) tienen un gran peso encima: ver materializado su sueño de entrar al club de empresas mitológicas. Pero parece ser que el camino es cada vez más complejo. Por un lado, la competencia es alta y por otro, la inflación mundial ha traído en diversos mercados rumores y un temor de recesión.

Esto ha hecho que muchos fondos de capital de riesgo se vuelvan más selectivos en sus futuras apuestas, lo cual podría reducir las posibilidades de los soonicorns de alcanzar la categoría de unicornio. No las elimina, pero sí las hace más complejas. Ante ello, estas compañías requieren de herramientas tecnológicas y estrategias novedosas para consolidar su crecimiento y ganar la confianza de futuros inversionistas.

Crecimientos del ecosistema

Cabe destacar que los soonicorns no florecen en un vacío. Por el contrario, se han ido consolidando en la medida que se hacen valer de tecnología, infraestructura y modelos novedosos de colaboración y competitividad que están altamente presentes en el ecosistema fintech. Por ejemplo, el Open Banking ha sido un catalizador importante para el sector.

A través de la compartición de datos de instituciones financieras, tanto a nivel agregado como transaccional, es que se ha generado un ambiente de conocimiento exhaustivo de los usuarios que componen el mercado. Esto permitió que los soonicorns sepan exactamente cuáles son las necesidades de sus clientes y, con ello, pudieron perfilar sus productos y servicios para posicionarse por encima de la competencia.

Asimismo, se han valido de interfaces de programación de aplicaciones -conocidas como APIs- para construir puentes de comunicación constantes, en tiempo real y con capacidades de procesamiento inauditas, robusteciendo el ecosistema en su conjunto. Algo que lleva a que, en potencia, toda startup fintech sea candidata natural -con ingenio, buena gestión y financiamiento- al club de los soonicorns para eventualmente transmutar en unicornios.

Nota del editor: Nick Grassi es Co-CEO de Finerio Connect. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

Muere el pintor afroamericano Sam Gilliam

Publicado

en

Actualizado: Guardar

Ha fallecido el pasado 25, en Washington, a los 88 años, el pintor afronorteamericano Sam Gilliam, gran figura de la escena de su país, y el artista más conocido de la de su capital. Nacido en Toupedo, en Misisipi (la ciudad natal, por cierto, de Elvis Presley), creció en Louisville (Kentucky), adonde su padre, trabajador de los ferrocarriles, había sido destinado. Fue en la universidad de esa ciudad donde inició sus estudios artísticos, que concluyó en 1961.

Decisiva fue para Gilliam, figurativo en sus inicios, su mudanza, en 1962, a Washington, donde durante los siguientes años sería profesor en la McKinley High School, y donde a partir de 1965 realizaría impactantes cuadros de raíz geométrica y ‘hard edge’. Aquel año, Morris Louis y Kenneth Noland, en compañía de Gene Davis, Thomas Downing y Howard Mehring, habían protagonizado la colectiva ‘Washington Color Painters’ en la Washington Gallery of Modern Art, colectiva que sería el punto de arranque de la Washington Color School, hito relevante en la transición entre expresionismo abstracto y minimalismo.

Gilliam, próximo a Downing, perteneció a la segunda ola de esa escuela.

En 1968 abandonaría definitivamente la línea recta, para empezar a trabajar en sus característicos ‘drapes’, pinturas drapeadas, sin bastidor, con algo de bandera, en las que el color se expande líricamente, casi a lo Helen Frankenthaler. No es extraño, en ese sentido, que haya interesado a los franceses de Support-Surface y a sus glosadores. Ni que haya realizado numerosos murales, así como esculturas públicas, en no pocas de las cuales empleó el acero.

Casado con la también afronorteamericana Dorothy Butler, periodista del ‘Washington Post’, con la que tuvo tres hijas, Gilliam, que siempre estuvo interesadísimo en el planeta del jazz, la acompañó en los combates del movimiento de los derechos civiles, siendo significativo el que en 1969 dedicara varias pinturas a la memoria de Martin Luther King, y el que en 1975 homenajeara en otra al cantante Paul Robeson, del que ella fue la biógrafa. Objeto de una muestra en 1971 en el MoMA neoyorquino, al año siguiente representó a su país en la Bienal de Venecia. Más tarde, reharía su vida con la galerista Annie Gawlak. Su retrospectiva de 2005 en la Corcoran de Washington, que viajó luego a otros centros, relanzó su carrera.

Dos galerías se ocupan hoy de su obra, Pace en Nueva York y David Kordansky en Los Ángeles, que en 2017 publicó en uno de sus catálogos una conversación entre él y Peter Halley. Su última individual, ‘Full Circle’, puede contemplarse actualmente en su ciudad, en el Hirshhorn Museum. En Europa ha expuesto poco, destacando sus varias muestras parisienses (la primera, en 1970) en Darthea Speyer, y su retrospectiva de 2018 en el Kunstmuseum de Basilea.

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Libertad frente a decadencia

Publicado

en

Actualizado: Guardar

EL Banco de España, con la seriedad y rigor que le caracteriza, ha dictado sentencia recientemente acerca de la marcha de la economía española durante el Gobierno de Sánchez: somos el peor país de la Unión Europea. Si hubiera añadido los equivalentes resultados negativos obtenidos por los gobiernos de Zapatero, el resultado final sería aún mucho peor.

Veamos los datos que avalan, al dúo Zapatero & Sánchez, como los gobiernos más nefastos de la historia contemporánea de España y seguramente también de Europa. En renta per cápita –la verdadera riqueza de las naciones–, los gobiernos socialistas del siglo XXI han consolidado estos inauditos y pésimos resultados: ni un solo año han conseguido que España creciera por encima de la UE, solo han registrado una creciente –y ya muy alarmante– divergencia con nuestros vecinos, mientras que el nivel de vida de los españoles se ha estancado durante sus mandatos.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Demasiada improvisación con los fondos europeos

Publicado

en

Actualizado: Guardar

La equivalencia entre lo que presume el Gobierno de la recepción de fondos europeos para salir de la crisis y la ejecución real de esos proyectos en dinero contante y sonante está muy descompensada. No es ninguna noticia nueva que miles y miles de proyectos están aún varados en una maraña administrativa tan densa y compleja que obliga a miles de pequeñas y medianas empresas a renunciar a ellos.

Los fondos que Pedro Sánchez bautizó como de «resiliencia» están fallando en un porcentaje alarmantemente alto. Pero es que además la herramienta informática con la que el Ministerio de Hacienda quiere supervisar el estado real de cada proyecto asignado por las diecisiete comunidades autónomas ha fallado. Bruselas se quedará de momento sin la información requerida a España, y Hacienda tardará al menos otro semestre en dar cuenta.

Todo supura demasiada improvisación, demasiada incertidumbre y demasiada inestabilidad. Imprevisión y chapuza a partes iguales.

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: