Conéctate con nosotros

Opinión

Otegui, ministro del Interior

Actualizado: Guardar ¿Qué será lo siguiente que nos vaya a estallar en la cara la próxima semana?, ¿qué escándalo va a ocupar las portadas a partir de este finde?, ¿qué nuevo impuesto nos van a clavar?, ¿con qué nueva chapuza nos sorprenderá la factoría de La Moncloa?

Ya puestos: ¿qué tal irá la serie documental sobre Su Sanchidad?, ¿ha comenzado ya el rodaje del ‘reality’?, ¿veremos extasiados (y extasiadas) cómo le maquillan? Esta última semana ha sido ‘pa’ no echar gota. A saber: a vueltas con el CNI, el martes se confirmó el cese de Paz Esteban. Otra cesión infame a ERC, Podemos y Batasuna, junto a un papelón absolutamente indefendible de Margarita Robles.

Al día siguiente, Sánchez soltó en el Congreso aquello de «los mangantes».

Fuente

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Opinión

Ilusión pato-conejo

Actualizado: Guardar

Tras haber invocado la nacionalidad catalana, Núñez Feijóo sale ahora a corregir a Elías Bendodo y su «Estado plurinacional». Estas son las cosas del artículo 2 de la Constitución, ‘la que entre todos’, que según se coja de un sitio o de otro es una cosa o la contraria: hay una nación española y de repente… hay nacionalidades.

Es como esos dibujos en los que se pueden ver dos imágenes: la mujer anciana que mirada de otra forma es una joven, la copa de Rubin que deja de ser copa y se convierte en dos caras contrapuestas, o la ilusión pato-conejo, en la que se ve a un simpático conejo o bien el pico de un pato. Son ilusiones ópticas, figuras tan ambiguas que permiten la percepción multiestable, esa sensación de pasar de una interpretación a la otra como saltando: ahora pato, ahora conejo…

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Quédenselo, de verdad, quedénselo

Actualizado: Guardar

Una vez que, gracias a sus jueces, Bélgica se consolide como la auténtica ‘tierra prometida’ de cualquier delincuente europeo que huya de la Justicia de su país, no cabe otra que buscar el lado positivo de que un (en teoría) socio y aliado se comporte de manera tan desleal, protegiendo al tal Arenas, alias ‘Valtónyc’, y evitando su entrega a España para que cumpla la condena (tres años y medio de cárcel) confirmada en 2018 por el Tribunal Supremo. Puestas así las cosas, demostrada la predisposición de Bélgica a hacerse de vientre en las leyes de España y su administración de Justicia y en la mínima solidaridad y respeto que mecere un país (otra vez en teoría) amigo, solo cabe celebrar esta decisión.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Una cortina de humo tras otra

Actualizado: Guardar

Filtrar ocurrencias; revelar un asunto de Estado en rueda de prensa para ocultarlo luego con algún episodio atrabiliario; usar a los miembros del gabinete como tapaderas o cargar en ellos la responsabilidad de un desacierto; empezar una campaña electoral -andaluza, castellana, catalana, gallega- sacándole los trapos sucios a un PP que ya los tiene de sobra -Villarejo, Bárcenas y lo que haga falta-. Ocupado en fabricar una cortina de humo tras otra, el actual Gobierno de Pedro Sánchez consigue que un asunto nimio o extravagante acabe tapando los boquetes del palacio de La Moncloa.

La capacidad para urdir y desplegar cortinas de humo es cada vez mayor. Las pausas entre una y la siguiente se acortan. A este paso, el asunto alcanza la velocidad de producción de una maquila.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

El fraude en nuestro trabajo

En pocas palabras, es este delito que ocurre en el lugar de trabajo cuando un empleado o patrón declara falsamente, ya sea de manera verbal o escrita, acerca de un aspecto de su trabajo. Y aunque no existe una guía de fraudes laborales, sí hay una serie de prácticas bastante conocidas en el ámbito laboral por las organizaciones privadas o no y entidades de gobierno.

Prácticas que, estimado lector, pueden estar ocurriendo en este momento a un lado suyo en su lugar de trabajo.

Con un 5% estimado de pérdidas en sus ingresos por año, el estudio de ACFE indica que más del 40% de los fraudes fueron detectados por avisos de los mismos empleados, seguido de auditorías internas y externas, revisiones administrativas, de documentos y hasta por accidente.

La malversación de activos lleva la ventaja como el más común, seguido por el de alteración de estados financieros como los fraudes laborales que más daño económico realizan a la organización, los cuales un 23% son cometidos por los dueños y directores de las empresas.

Más allá de los números de pérdidas económicas, de cómo se cometió el ilícito, quiénes lo aplicaron y cómo fueron detectados, llama la atención, también con información del estudio, que casi la mitad de los fraudes ocurrieron por falta de controles internos o la eliminación de estos.

De aquí se desprende que casi la mitad de las empresas víctimas de fraude laboral no hizo revisión de antecedentes personales durante el periodo de contratación y resalta que más de la mitad de las que sí lo realizaron detectó un 21% de riesgos en los candidatos a laborar en la empresa y aun así los contrataron.

Poco a poco las empresas están aprendiendo (todavía no es tarde) que a mayor presencia de controles antifraude hay una menor pérdida por fraude y una detección más rápida si es que ya se está cometiendo. Más de un 80% de las organizaciones víctimas modificaron sus controles antifraude después de haber sido víctimas de uno, siendo los más comunes las auditorías externas de reportes financieros, aplicación del código de conducta, funcionamiento de un departamento de auditoría interna y uno que cada vez adquiere un mayor uso es el del análisis y monitoreo proactivo de los datos, tanto de los candidatos a colaborar en la empresa, como las que ya se encuentran en ella.

Ante todo, como ya he compartido en anteriores ocasiones, aprovecho para reiterar la relevancia de la atención constante que la gestión del capital humano requiere y así detectar riesgos que afecten la operación diaria de las organizaciones.

Preste atención si sus colaboradores o compañeros de trabajo, sin importar el nivel en el que se encuentren dentro del organigrama presentan una asociación inusual y estrecha con cliente/vendedor, muestra una falta de control y no comparte responsabilidades, vive por encima de sus posibilidades, acosa o intimida, se muestra irritable o con una actitud defensiva. Si las detecta, atiéndalas.

Son advertencias, tal vez sea solo eso, pero en el escenario actual se va volviendo más importante y económico prevnir.

Nota del editor: Fernanda Zenizo es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por parte de la Universidad del Valle de México. Actualmente se desempeña como Directora General de Intelab. Actualmente es Vicepresidente de Gestión de Comités Técnicos en el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

El maná está en los estados financieros y, hasta hoy, nadie lo ha explotado

Pero hasta los que dominan las intenciones de estos reportes explotan su capacidad analítica en un porcentaje realmente pequeño, no por falta de conocimiento o capacidad sino porque, hasta recientemente, no se habían conjuntado las condiciones para que fuera diferente.

Revisemos algunas características de la información financiera, avances tecnológicos y un poco de estadística y veamos si conjuntándolas logramos una convergencia virtuosa.

Los datos contenidos en los estados financieros son agnósticos y universales; es decir, sin importar el tamaño de la empresa, giro o región geográfica, su significado es el mismo o, en el peor de los casos, extremadamente similar (activo, pasivo, capital, depreciación, ingresos, costos, gastos, intereses, y un sinfín de etcéteras).

Tienen relatividad estadística y podemos hacer ejercicios de significación lo que nos permite utilizar procesos analíticos para comparar entidades que, a simple vista, podrían ser dramáticamente distintas.

El tratamiento que les hemos dado hasta ahora los hace monolíticos y rígidos; es decir “mis datos son mis datos y no los comparto”. Además de haber en esto un equivocado sentido de pertenencia, es menester decir que no existían las condiciones tecnológicas y de seguridad para que fuese diferente y que se encontrara conveniencia y/o utilidad en compartir la información.

Lo grave de todo esto es que el proceso analítico se convierte en un acto de percepciones: “mi relación activo circulante a pasivo circulante es de 1.2, ¿esto es malo o bueno?”, pregunta a la que deberíamos responder con un inexorable e inútil: depende.

La inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés) avanza a pasos agigantados, lo que nos permite no solamente potenciar las capacidades analíticas y predictivas, sino hacer el proceso de acopio de datos francamente sencillo y sin ninguna fricción o trabajo adicional.

Si conjuntamos estos elementos (y algunos otros que no desarrollo en pro de mantener este escrito en la categoría de breve) y explotamos la convergencia digital por la que atraviesa el mundo de forma por demás acelerado, lo que se crea es un ecosistema rico en información, con capacidad analítica prácticamente infinita y con una dinámica que puede ser calificada como virtuosa, ya que cada empresa que comparte sus datos (de manera estrictamente confidencial y protegida) enriquece al entorno beneficiándose y beneficiando al resto.

Al final, el gran objetivo que deberíamos compartir todos los empresarios es maximizar las posibilidades de éxito por el bien individual, colectivo, social y del país.

El maná está en tus estados financieros, las condiciones para extraerlo y explotarlo están dadas.

Nota del editor: Marcelo De Fuentes es Presidente y CEO de FUNDARY. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertencen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

Pluriabsurdo

Actualizado: Guardar

No, hombre, no. Puedes liarte con la política tributaria, puedes confundirte con los remedios para la inflación, y puedes equivocarte, no sé, con el cálculo de las pensiones. Pero no con lo que los barones socialistas, hartos de zapaterismo, llamaban «el temita» cuando se les preguntaba por el Estatuto de Cataluña. La nación, otra vez como objeto de mudanza, como entelequia inexistente, como sentimiento parcelado, como confusión… Nunca como norma. Como si fuese algo caduco, un mal resfriado, como si las emociones adquiriesen rango y la ley no. ¿Tan difícil te resulta hablar de la nación española, así, sin palabritas, sin metáforas, sin tanto rodeo estúpido? Porque existe. Te vale con leer dos articulitos de nada en la Constitución.

Olvidarte de que la nación es una y soberana, obviar que está blindada, y tener que rectificar con más palabras que las que usaste para resucitar ‘el temita’ de la plurinacionalidad, nos retrotrae a aquella pregunta que le hizo Patxi López a Pedro Sánchez antes de que el PSOE acabase definitivamente con cualquier reliquia de pasado constructivo.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Qatar y España: historia de una amistad con futuro brillante

Actualizado: Guardar

La Visita de Estado del Emir de Qatar, que comienza hoy, supone una oportunidad histórica para incrementar aún más los lazos que unen a ambos países, y que vienen estrechando desde hace años la distancia geográfica que nos separa.

He sido un espectador privilegiado de la transformación de Qatar en un país de referencia que ha sabido convertir sus recursos naturales en liderazgo político y económico al servicio de la sociedad, abrazando para ello la modernidad sin renunciar a su esencia. Cualquiera que pasee hoy por la Corniche podrá ver cómo la tradición del zoco Waqif se funde con toda naturalidad con el skyline de Doha.

Hace apenas dos meses participé en el Foro de Doha, convertido ya en el principal punto de encuentro para el diálogo entre Oriente y Occidente.

Allí fui testigo, junto con personalidades como John Kerry o Josep Borrell, de los esfuerzos de Qatar por tender puentes en pro del entendimiento y la estabilidad en la región y en todo el mundo.

Nuestra visión común acerca de los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad, como la creación de un modelo de desarrollo que acelere la recuperación económica y nos traiga estabilidad geopolítica sin descuidar la lucha contra el cambio climático o la transformación digital, debe ser también la base para ampliar la ya exitosa cooperación entre Qatar y España.

En Iberdrola podemos atestiguarlo desde la experiencia. Hace ya casi 20 años emprendimos un proyecto conjunto con Qatar, que solo ha ido creciendo en intensidad y en amplitud: lo que empezó como una mera relación comercial, es hoy un eje de crecimiento económico e industrial que traspasa las fronteras de nuestros países.

En 2010, construimos la central eléctrica de Mesaieed, una de las mayores de Oriente Medio, con una inversión de cerca de 2.000 millones de dólares

Nuestra relación se remonta a 2005, cuando comenzamos a adquirir gas proveniente de este país. Ya, en 2010, construimos la central eléctrica de Mesaieed, una de las mayores de Oriente Medio, con una inversión de cerca de 2.000 millones de dólares. Y un año más tarde esa colaboración se transformó en una asociación estratégica y duradera que convirtió al fondo soberano de Qatar en el primer accionista de la compañía gracias a la labor de mi buen amigo Ahmad Al Sayed, actual presidente de la exitosa ‘Free Trade Zones Authority’.

En esa época, éramos muy pocos los que defendíamos que la descarbonización era una obligación moral con las generaciones futuras, pero también una oportunidad única para el desarrollo industrial. El respaldo de QIA, alejado de cortoplacismos, ha sido clave para consolidar a Iberdrola como líder global en la transición energética, a la vez que generábamos crecimiento y empleo en nuestro entorno.

La apertura y la cercanía de su presidente, Su Excelencia el Jeque Mohammed Bin Abdulrahman Al-Thani, viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, y de su consejero delegado, Mansoor Bin Ebrahim Al-Mahmoud, han sido imprescindibles para seguir expandiendo nuestra alianza estratégica, invirtiendo juntos en Estados Unidos -donde QIA es el segundo mayor accionista de la filial de Iberdrola, AVANGRID- o creando el centro ‘Iberdrola Innovation Middle East’, de Doha, que es ya un centro de referencia mundial en redes inteligentes, integración de energías renovables y eficiencia energética.

Esta apuesta de futuro es plenamente coherente con la ‘Visión Nacional de Qatar 2030’, el plan estratégico con el que Su Alteza el Emir está llevando a cabo una profunda transformación política, económica y social en el país. Una de sus bases es, precisamente, la apertura del país a la inversión internacional a través de instrumentos de atracción de capitales extranjeros como las zonas de libre comercio o las políticas fiscales dirigidas a promover la innovación.

Estoy convencido de que el Mundial de Fútbol que se celebra en apenas seis meses, y que Qatar ha logrado organizar en tiempo récord a pesar de la pandemia, será el mejor escenario para mostrar al mundo la realidad de un país dinámico, atractivo y abierto, como ya sucedió en España a partir de los Juegos Olímpicos y la Exposición Universal de 1992.

Como en tantos casos, la clave del éxito será la cooperación entre los actores públicos y privados

Por todo ello, la visita del Emir nos debe enorgullecer, pero también nos debe poner ante la responsabilidad de construir una relación económica acorde con la amistad que une a ambos países. Como en tantos casos, la clave del éxito será la cooperación entre los actores públicos y privados.

Me llena de satisfacción que durante la visita se vaya a lanzar oficialmente el Consejo de Negocios Qatar-España, auspiciado por las autoridades de ambos países, que tengo el honor de copresidir con el jeque Khalid bin Thani bin Abdullah Al Thani, presidente del Qatar International Islamic Bank.

Me consta que todos los miembros del Consejo estamos más que dispuestos a construir puentes que traigan nuevas oportunidades a empresas de todos los tamaños, especialmente pequeñas y medianas, a través de proyectos concretos y tangibles. Una filosofía que lleva guiando la actividad de Iberdrola desde hace décadas y con la que hemos colaborado a la transformación de empresas como Gamesa, Navantia o Windar para ser líderes en energía eólica, o al impulso de start-ups como Wallbox.

Es un gran honor recibir al Su Alteza el Emir en nuestro país. Su visita pone de relieve la fortaleza de nuestra relación bilateral en un momento de cambios profundos en el contexto internacional. Ahora más que nunca, es esencial mantener un diálogo estratégico intenso y fluido entre países amigos.

En los más de 20 años que llevo viajando a Qatar, siempre he recibido el calor de sus habitantes. Me han demostrado ser un pueblo sincero, fiable y honesto. Un aliado que responde cuando se está a la atura de su lealtad y compromiso. Sigamos caminando juntos.

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Motivadora

Actualizado: Guardar

El otro día vi en alguna parte la frase publicitaria que acompañaba el lanzamiento de un producto audiovisual. «Una película motivadora», decía el reclamo sin añadir nada más. Permanecí un tanto perplejo. ¿Motivadora de qué? Cuando chavalín todo era más simple, a veces, no lo niego, demasiado simple. Así, cuando proyectaban algo en el cine de verano, la gente se limitaba a preguntar si esa peli ‘era de reír o de llorar’, o sea un drama o una comedia. Luego el asunto se sofisticó, por suerte, y las categorías aumentaron hasta quedar, más o menos, entre ‘reír’, ‘llorar’, ‘de vaqueros’ y del ‘espacio’. Comprobamos, pues, que añadieron el wéstern y la ciencia ficción en las categorías, con lo cual doblamos nuestros apetitos, nuestros horizontes.

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Chanelazo en Bruselas

Actualizado: Guardar

Están los eurofans, gente que coge vacaciones y compra los billetes de avión de un año para otro, en un sinvivir por la localización exacta de la sede del próximo festival. La final de la Champions, némesis eurovisiva, es más de aquí te pillo, aquí te mato, de sí, sí, sí, nos vamos a París en lo primero que encontremos, pero lo de Eurovisión se planifica con tiempo. Zelenski dice que lo organizan ellos en cuanto se quiten de encima a los rusos, España se ofrece como escenario y el Reino Unido dice que pone la bebida. La solidaridad recorre Europa, cuya capital también pide la vez como alternativa. Profesionalidad, rigor, solvencia, idiomas, informática, carné de conducir, etcétera. Lo tienen todo.

Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: