Conéctate con nosotros

Deportes

Klopp: “Fabinho estará en la final de la Champions”

Antes de la final que decidirá el campeón de la edición 150 de la FA Cup, Jürgen Klopp habló en rueda de prensa, donde repasó la actualidad del Liverpool, también inmerso en la carrera por la Premier League y a dos semanas de la final de la Liga de Campeones, que le enfrentará al Real Madrid. Sobre la final en París, el entrenador alemán confirmó que podrá contar con su centrocampista, Fabinho Tavares, que se lesionó esta semana en los isquiotibiales.

Fabinho: “Estará definitivamente en la final de la Champions League”.

Escudo/Bandera Liverpool

El rol del resto de mediocampistas mientras Fabinho esté fuera: “Es un rol muy importante. Si estos muchachos no hubieran mostrado la actitud que tuvieron en los entrenamientos (Ox, Elliott, Jones), entonces no tendríamos ninguna posibilidad”.

El nuevo formato de la Champions: “Más partidos es siempre una mala idea. He hablado mucho sobre esto. Obviamente nadie está interesado, así que… está bien, no tuve tiempo de escuchar todos los detalles. He escuchado un poco sobre el tema, pero realmente no es el momento de formar una opinión”.

Respuesta al presidente de la UEFA sobre el reparto de entradas en la final de la Champions: “Me contestó por mensaje de texto. Dije lo que dije, deberían ser más para los fans. El 93% del dinero va a los clubes… yo le respondí y le dije OK. No estaba suficientemente preparado para este asunto pero tengo una opinión. Prefiriría que la UEFA obtuviera más dinero de la final de la Champions y eliminara la Nations League”.

Sobre la final de la Carabao Cup, que ganó el Liverpool: “No vencimos al Chelsea, ganamos el ‘tiroteo’. He dicho algunas veces que sin suerte no tienes posibilidades y la suerte estuvo de nuestro lado ese día. Sabemos lo bueno que es el Chelsea. Ambos equipos irán a por ello”.

Entusiasmo por la FA Cup y por su ausencia en las finales de las anteriores temporadas: “Estamos ansiosos por esta oportunidad. Ahora es una gran final para nosotros y estoy muy feliz de que formemos parte de ella. Siempre dimos todo para llegar a la final, pero simplemente no lo lográbamos. Lo que está claro cuando comienzas un viaje es que no puedes tenerlo todo. No teníamos el equipo para ir a por todos [los trofeos]. Nunca fue que no quisiéramos ir a la final, simplemente no teníamos el poder para hacerlo. No creo que hayamos tenido mucha suerte con nuestros sorteos, tuvimos sorteos realmente difíciles”.

El Chelsea como amenaza: “Es un partido completamente diferente [al de Carabao Cup]. El Chelsea es un equipo muy bien entrenado, tengo que decirlo. Tienen una idea para todas las áreas del juego. Están organizados a la defensiva. No tenemos idea de cómo se alineará Thomas, hay tantas opciones… tienen un sistema similar a los demás pero a un nivel diferente”.

La historia de la FA Cup: “Es la copa nacional más grande del mundo. No he visto 20 finales de la FA Cup, pero no creo que eso sea necesario para entender lo grande que es”.

Múltiples trofeos en liza: “Cuando vas a por tres o cuatro trofeos, está claro si lo consigues o no. Es una temporada muy ajetreada, pero la FA Cup nunca será un partido normal. Es un partido especial y, para algunos, el más importante de su carrera. Queremos disfrutarlo y entregarnos para nuestra gente”.
Fuente

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Deportes

RMC: la renovación de Mbappé por el PSG está más cerca

Mbappé, en la lista

Kylian Mbappé está en la lista de convocados del París Saint Germain para el partido de esta noche ante el Metz (21:00). El delantero parisino estará disponible para Mauricio Pochettino. A mitad de la pasada semana dio la sorpresa cuando no se entrenó con el resto del grupo y parecía peligrar su presencia en dicho choque.

Era significativo ya que el club parisino va a celebrar esta noche ante su afición en el Parque de los Príncipes el título de la Ligue 1 cosechado hace unas semanas. Además, se esperan varias despedidas como la de Di María. Lo que está más en el aire es lo que pasará con Mbappé. Podría esta noche anunciar su futuro…

Fuente

Sigue leyendo

Deportes

Xavi anuncia una jornada de despedidas ante el Villarreal

Acaba la Liga y tarde, muy tarde, con el título sentenciado desde hace tiempo, con la mínima aspiración del Barça cubierta y a las 22 horas de este domingo ante el Villarreal. El equipo de Xavi tiene las maletas preparadas para irse a Australia en cuanto termine el partido, con lo que retrasará unos días las vacaciones.

Noche de despedidas en el Camp Nou, donde hoy jugarán (¡si lo juegan!) su último partido varios futbolistas. Algunos lo saben, otros no. Neto Murara, Óscar Mingueza, Samuel Umtiti, Riqui Puig y Martin Braithwaite son alguno de los jugadores con los que ha hablado Xavi para aclararles que el año que viene no cuenta con ellos. Menos incluso que esta temporada. Disponen de dos meses y medio para encontrar una salida.

Dos meses y medio tiene Xavi Hernández para modelar la plantilla a su gusto. Cerrados dos refuerzos (Andreas Christensen y Franck Kessié), hay perfiladas otras operaciones y un jugador más deseado que otros, verbalizado por primera vez por el técnico egarense: Robert Lewandowski, el delantero centro del Bayern.

Soluciones

“Hay que tomar decisiones”, proclamó Xavi, anunciando una jornada de despedidas. Y él ya ha tomado algunas de esas decisiones, aconsejando a jugadores a que hagan las maletas. Decisiones que, en realidad, son “soluciones” para el Barça, con el propósito de que evitar otra campaña como la que concluye. Aunque el entrenador ha subrayado que durante su mandato se ha producido una “evidente mejoría” en el equipo y que se ha solventado “una situación muy crítica” del club, Xavi sostiene que no ha sido “una buena temporada” y que “no se puede volver a repetir”.

No son los únicos esos cinco jugadores en ser conminados a marcharse del Barça. “Tengo que ser honesto con ellos, conmigo como entrenador y con el club”, afirmaba Xavi de las “decisiones duras” que toca tomar. Puede ser también el último partido de Ousmane Dembélé, aunque el técnico desea que siga. Las negociaciones aún continúan. Termina la Liga pero el culebrón continúa.

“No podemos sumar otro año sin títulos. Tenemos que darle la vuelta a esto como sea el año que viene”

Xaci Hernández / Entrenador del Barça

Habrá más bajas en lo que se pretende que empiece una nueva era en el Barça. Como ya adelantó Xavi, y asume el propio entrenador, todo dependerá de la situación económica. No ha habido ningún avance ni mejoría con nuevos ingresos. Hay tiempo.

Xavi no se inquieta. Joan Laporta le ha dado garantías de que tendrá refuerzos. No se sabe qué presupuesto habrá, ni si será suficiente para cubrir cada demarcación con dos jugadores como pretende el entrenador o habrá que compensar las carencias recurriendo a futbolistas multifuncionales que puedan ocupar varias posiciones.

Mirar hacia adelante

Noticias relacionadas

La planificación está hecha. De forma provisional, a lápiz, en función de los nuevos ingresos que se produzcan, anunciados por Laporta pero que todavía no se han concretado. Xavi entiende que con el cierre de la Liga y la conclusión de su primera campaña, ya no podrá seguir justificándose en el pasado. Ni él ni nadie.

El barça no ha podido competir en la puja por Erling Haaland ni Kylian Mbappé por culpa de la deuda legada por Josep Maria Bartomeu y su junta y los altísimos contratos que revientan el límite salarial. “La situación económica era la que hemos heredado, pero ya no podemos mirar atrás”. Ahora toca girar la cabeza hacia adelante. “No podemos sumar otro año sin títulos. Tenemos que darle la vuelta a esto como sea el año que viene”, admite. Y Xavi asume el reto.

Fuente

Sigue leyendo

Deportes

Mbappé descoloca a todos

Kylian Mbappé tiene en vilo a dos clubes, PSG y Real Madrid, y a dos aficiones que a ciencia cierta no tienen claro qué va a anunciar el jugador francés este fin de semana. Por si había dudas de la situación tan errática que está viviendo este culebrón, la madre del jugador y máxima representante en las negociaciones, Fayza Lamari, echó más leña al fuego al reconocer que Kylian tiene dos acuerdos sobre la mesa, al haber escuchado las ofertas de ambos clubes. “Las dos ofertas son casi idénticas. Las negociaciones han terminado. Ahora le toca a él decidir”. Vamos, que el parisino ha estado jugando a dos barajas sin titubeos. Hace un mes, el Madrid obtuvo su palabra y daba por hecho que Mbappé jugaría de blanco hasta 2027. Incluso, le cedieron la totalidad de sus derechos de imagen, como reconoce hoy su madre en Kora Plus: “En el Madrid, mi hijo tendría el control de sus derechos de imagen”. Pero el PSG ha contraatacado con una prima de fichaje escandalosa (algunas fuentes hablan de entre 200 y 300 millones de euros) y un sueldo anual de 100 millones. El Madrid jamás llegará a esas cifras ni entrará en ese regateo a niveles ‘fuera de mercado’.

Mbappé junto a Karim Benzema en los octavos de Champions.

Pero en el Madrid no pierden la esperanza de que el jugador cumpla su palabra dada (nunca quiso firmar un contrato con cláusula de penalización y el Madrid confió en su palabra), pero asumen estar inquietos por el modo tan raro de proceder que ha tenido el chico. El pacto era que no anunciase su marcha al Madrid hasta después de la final de la Champions para que no enturbiase a su futuro equipo y que se jugase ante el Liverpool en París el día 28 con toda la atención puesta en el partido. Pero el pasado domingo anunció Kylian en la Gala del Fútbol Francés que lo diría “mucho antes”, dado que ese mismo día se concentra con la selección francesa. Esa primera deslealtad empezó a poner en guardia al Madrid. Ahora hay dos posibilidades sobre la mesa. La primera que hable este sábado tras el PSG-Metz que servirá de fiesta en el Parque de los Príncipes para celebrar la Ligue 1. Si habla ahí y se dirige a la grada tras el partido todo apunta a que anunciará su renovación con el PSG. Pero si aguanta toda la fiesta sin soltar prenda y llega a la entrevista del domingo en Telefoot, lo normal es que ahí diga que se viene al Madrid ya sin la presión de los hinchas radicales del PSG. La cuenta atrás se acerca. De este fin de semana no pasa. Lo cierto es que Mbappé ha desconcertado a todos con su estrategia de comunicación sobre su decisión final. Tristemente, recuerda situaciones estrambóticas y desafortunadas como la que protagonizó en su día Griezmann con el Atleti y el Barça…
Fuente

Sigue leyendo

Deportes

Alonso, entre el fuego y el futuro incierto

Actualizado: Guardar

Son las cuatro de la tarde y en el circuito de Montmeló se produce una curiosa instantánea. Fernando Alonso se sienta en la terraza del campamento de su equipo, Alpine, con el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Mohammed Ben Sulayem. Charlan y gesticulan a la vista de todo el mundo después de que el piloto español arremetiese con dureza contra los comisarios de la FIA por la segunda sanción de cinco segundos que le dejó sin puntos en la carrera de Miami. «Fue injusto, hubo incompetencia de los comisarios», acusó. La reunión no es corta, más de quince minutos, y acaba con un abrazo entre ambos. Política y paz se dan la mano en ese balcón, en una imagen que demuestra que Alonso sigue con el fuego en el cuerpo (se quedó sin dos puntos en Florida) y cargado de influencia en su mundo (el presidente en persona fue a charlar con él).

La fotografía podría simbolizar el presente: Alonso se debate entre el peso de su pasado, su deseo irrefrenable de volver a ser campeón y la duda de un equipo que no ha conseguido mejorar su monoplaza con la nueva reglamentación que devolvió al español a la Fórmula 1.

«Todo bien, todo bien», saluda Alonso a modo de resumen sin especificar mucho más el contenido de la reunión. Cinco horas antes había descargado su verbo fácil contra los nuevos árbitros de la F1, Niels Wittich, el que mandaba en Miami. Y Eduardo Freitas, el que rota y gobierna en Barcelona. «No fueron muy profesionales en Miami, me salté una curva y después devolví todo el tiempo por vuelta, pero cuando te saltas una curva se ve la ganancia en el sector. Tomaron la decisión sin pedirnos pruebas, llevamos las pruebas después de la carrera con el tiempo que devolvimos pero ni siquiera estaban en la habitación, estaban recogiendo».

Los árbitros

Y abundó en el asunto: «Hemos visto un par de cosas ya, hay que mejorar mucho. En las carreras necesitas experiencia y conocimiento antes de ser director de carrera. No creo que ese conocimiento esté en marcha ahora mismo». Un estacazo en toda regla que pone de manifiesto que el antiguo ímpetu que siempre demostró Alonso en su profesión no se ha desvanecido.

Alonso solo lleva dos puntos en el Mundial 2022, puesto dieciséis de veinte pilotos. Un pequeño cataclismo que tiene que ver más con el infortunio que con la falta de capacidad. Su compañero Ocon ha conseguido 24 puntos con el mismo coche. «A Fernando lo veo igual de motivado que siempre, a tope. En cuanto se sube al coche, quiere ganar. Siempre quiere ganar, incluso en el kárting. Sigo destacando su motivación y su hambre de victoria. Es un placer trabajar con él», dice el francés en un encuentro con la prensa española.

Esa posición tan retrasada de Alonso tampoco es una mentira del todo. El Alpine era el quinto coche en prestaciones el año pasado y sigue en ese escalafón, sin avanzar y este curso acosado por dos autos en teoría inferiores, AlphaTauri y Alfa Romeo. La temporada comenzó con un eslogan magnífico ideado por el ovetense y la campaña se ha diluido como un castillo de arena. El ‘Plan’, que no era otra cosa que el entusiasmo del piloto por volver a las victorias, ha dejado de ser un tema de conversación entre los aficionados. El mejor plan sería que hubiera un plan B para elevar al español hacia el pedestal que ocupan hoy Ferrari y Red Bull, los dos únicos bólidos con apariencia ganadora.

A Mercedes, que va en progresión después de un inicio de año espantoso, le ha sucedido algo parecido a lo de Alonso. Acostumbrado al principio de su carrera a discutir victorias y títulos, lleva casi una década sin éxitos (su última victoria fue hace nueve años con Ferrari, 2013, aquí en Montmeló). Por eso Alonso repite estos días un mantra respecto a Hamilton. «Bienvenido a mi mundo», le dijo ayer. Se refiere a que la Fórmula 1 nunca va a ser un deporte justo, ya que el resultado depende más del coche que del piloto. «Lewis está conduciendo tan bien como lo ha hecho en los últimos ocho años. Y estaba en Australia un segundo por detrás», resume en una entrevista a la BBC.

Ocon, plan de futuro

Alpine ha planteado una perspectiva de futuro en torno a Esteban Ocon, con un compromiso de larga duración hasta final de 2024. Alonso acaba contrato este invierno y a su alrededor han comenzado a revolotear los rumores. Se desliza el nombre de Aston Martin y el piloto no entra el juego. «En verano decidiré lo que hago», comentó en uno de los eventos que ha tenido este fin de semana en Barcelona. En Australia dejó una frase para el tablero de estrategias. «Correré dos o tres años más. Si es con Alpine será bueno, si es con otro equipo también será bueno».

La realidad es que, con las nuevas reglas técnicas, Alpine no ha dado un salto en velocidad. «Parece que otros equipos al menos aprovecharon esa oportunidad y parece que nosotros no la aprovechamos completamente», dijo a la BBC. El problema para Alonso es que ninguno de los coches punteros, salvo que Hamilton se retire y Mercedes recupere su fuerza, parece tener sitio para él. «Los próximos dos años quiero seguir conduciendo porque me siento en mi mejor momento».

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Deportes

Melanie Serrano: «La maternidad me ha cambiado, pero es compatible con el fútbol»

Actualizado: Guardar

El Barcelona disputa esta tarde su segunda final consecutiva de la Champions League, la tercera en cuatro años. Enfrente estará el Olympique de Lyon, el gran dominador del fútbol europeo a lo largo de la última década, en la que las francesas ganaron siete entorchados y disputaron nueve finales. El equipo entrenado por Jonatan Giráldez y liderado en el campo por Alexia Putellas, la Balón de Oro, defiende el título logrado el año pasado y busca un cambio de ciclo en el panorama internacional después de su pleno en Liga, con 30 triunfos en 30 partidos. En el Johan Cruyff aún escuece la final de 2019 ante el Lyon, donde las galas mostraron una superioridad absoluta. Este año las fuerzas están mucho más igualadas.

Fuente

Sigue leyendo

Deportes

Más homenaje que ensayo

Fue uno de esos partidos que sirven para mucho y para nada. La emoción que le faltó al juego asomó en la despedida de Marcelo, un lateral de época, un jugador para los dos lados del campo, lo que viene a ser un caballo con alas. También ensayó el Madrid, en tono menor, la obra que representará en París. Y el Betis intentó explicar sin demasiado éxito por qué la tabla y la Copa han hablado tan bien de él durante todo el año, pero aseguró la quinta plaza. La cosa acabó en un empate sin sal, pero entretuvo la espera sobre la decisión de Mbappé. Ahí anda la verdadera emoción de un madridismo en vilo. Aquella decisión de Griezmann que nos pareció un culebrón se ha queda en un corto en comparación con esta comedia que derivará en drama en una de las dos orillas.

Resulta imposible reproducir el escenario de una final. Otro rival, otro estadio, otro estado emocional propio, ajeno y de la grada. Así que el ensayo general que preparó Ancelotti se quedó en el once. O en el diez, si llega a tiempo Alaba y sienta a Nacho. O en el nueve, si a última hora se arrepiente con Rodrygo y se entrega a Valverde. En cualquier caso, le confirmó a Klopp lo que este ya sabía: que en Saint Denis estará su Madrid de toda la temporada, sin aditivos ni sobresaltos. Fue ante un Betis de luces, decidido a acabar con los mejores, sin concesiones al sentimentalismo (Joel y Tello se despedían del club). Ha sido la suya una temporada feliz que se quedó a las puertas del paraíso: haberle arrebatado al Sevilla la plaza Champions. Pero repite en la Europa League, ha paseado una Copa por la ciudad, se ha ganado un sitio en la Supercopa saudí y se ha instalado en la misma planta que el vecino con mejor humor que él.

Madrid y Betis, campeones de Liga y Copa, se obsequiaron con amables pasillos y dejaron después un partido más relajado que vistoso, con mejor aire de salida del Betis, el equipo que menos tenía de qué cuidarse. Pellegrini, que en el Madrid murió de un alcorconazo agudo, ha construido su proyecto juntando futbolistas de buen pie. Incluso de fantasía, como Fekir o Canales, que han jugado en su Betis mejor que en cualquier otro momento de su carrera. Con ellos, con Guido y con un Juanmi muy revoltoso, advirtieron a un Madrid con cierto barniz experimental: una primera presión más alta de lo habitual, un insólito juego de pie fuera del área de Courtois que puede resultar útil ante esa caza grupal que practica el Liverpool en la salida de la pelota del adversario, un ejercicio de balones largos a Vinicius por si en París el partido se pone para antílopes… El duelo también confirmó que Rodrygo empequeñece en la derecha, que a Mendy le sobra fuerza y le falta maña y que atrás queda mucho por afinar. Nada que Ancelotti no sepa.

Juanmi, sin pólvora

El Betis lanzó unas cuantas contras que pudieron acabar mal para el Madrid. Todas las remató Juanmi sin precisión, que no ha sido precisamente lo habitual durante el curso. El equipo de Ancelotti fue poca cosa antes del descanso: un remate de Benzema rechazado por Bartra y tres disparos lejanos de artificio de Kroos, Modric y Casemiro, ese recurso que aparece cuando al equipo no se le ocurre nada mejor.

La sensación es que el Madrid se tomó el duelo como una sesión de mantenimiento y jugó con el piloto automático a excepción de Vinicius, el hombre bala. En esto no distingue el trigo de la paja. Se tomó el partido como si ya estuviera en París, le hizo pasar un mal rato a Sabaly y fue la única amenaza ofensiva del Madrid en la primera parte. Conserva la imaginación que trajo de juvenil con el conocimiento del juego que le ha dado rodearse de maestros.

Como Ancelotti supone que no habrá un solo partido en París sino varios concentrados en 90 o 120 minutos, en la segunda parte probó con la parte vitaminada del equipo: Camavinga y Valverde. Meterle piernas le fue bien al Madrid, que pronto se fabricó la mejor ocasión hasta entonces: centro preciso de Carvajal, remate sobre la marcha de Benzema rechazado por Rui Silva y disparo final fuera de Rodrygo, que recoge casi todo lo que se pierde en el área. Camavinga es otro de los que anda en el horno. Cada uno de sus partidos mejora al anterior.

Despedidas y cierre

A veinte minutos del final Ancelotti dio por finalizado el ensayo y comenzó el fin de fiesta: la despedida con honores de Marcelo e Isco, un mito y un genio que se volvió melancólico. Casi al tiempo metió Pellegrini a Joaquín, que tendrá un año de postre entre el cariño general. A veces su simpatía acaban siendo los árboles que ocultan el bosque: ahí ha habido un futbolista excepcional, bueno en todos los equipos que pisó pero mejor en el Betis que en ninguno. Al arte también hay que ponerle sentimiento. Falló un gol cantado, pero nadie se lo tendrá en cuenta.

Con Bale no quiso arriesgarse Ancelotti. Lo dejó en la grada porque su adiós se presumía amargo. Demasiados desplantes para el Bernabéu. Acabó pesando más lo que pudo ser que lo que fue. Y es que al final decidió que de mayor solo quería ser galés. Y lo que comenzó con un birdie ha acabado en triple bogey.

Cambios

Camavinga (45′, Casemiro), Federico Valverde (45′, Kroos), William Carvalho (62′, Guardado), Rodri (62′, Willian José), Dani Ceballos (69′, Modric), Marcelo (69′, Ferland Mendy), Isco (69′, Rodrygo), Borja Iglesias (72′, Juanmi), Joaquín (73′, Fekir), Tello (85′, Canales)

Clasificación

Fuente

Sigue leyendo

Deportes

Mbappé, un privilegiado 100%

 

La madre de Mbappé, Fayza Lamari, reconoció que el Madrid aceptó darle al jugador del PSG la totalidad de sus derechos de imagen en caso de que finalmente rechace la oferta de renovación del PSG y acepte el ofrecimiento del Real Madrid, al que ya había dado el OK hace un mes. Kylian pasaría en ese caso a ser el primer jugador, desde que llegase Florentino Pérez a la presidencia del Madrid el 17 de julio del año 2000, que posea el 100% de sus derechos de imagen. De hecho, el único que tuvo un pequeño privilegio en ese trato fue Cristiano Ronaldo, que tenía el 60%, mientras que el 40% lo tenía cedido al club blanco. Pero ni siquiera los otros Galácticos pudieron disfrutar de esa ventaja.

Tanto Figo, como Zidane, Ronaldo o Beckham se vieron obligados a ceder el 50% de sus derechos al Madrid, condición innegociable para ficharlos. Sin embargo, Mbappé y sus representantes legales siempre dejaron claro al Madrid que por ahí no cederían ni un 1% siquiera. De hecho, se ha negado con la selección francesa a realizar los últimos anuncios que le pidieron al no estar de acuerdo con el reparto que le ofrecía al considerar que él pintaba poco en el reparto del negocio con los diferentes patrocinados de Les Bleus. Mbappé se ha puesto duro a la hora de negociar y puede sacarle el máximo partido a ese apartado. Pero el PSG le ha ofrecido una compensación con muchos ceros a la derecha. Este fin de semana sabremos qué pesa más en la voluntad del jugador. Ser inmensamente rico (el jugador mejor pagado del planeta) o ganar bastante menos y optar en el Madrid a ganar varias Champions y Balones de Oro. Como dice su madre, “ahora le toca decidir a Kylian”.
Fuente

Sigue leyendo

Deportes

“Creo que Marcelo está hablando con el club…”

Contundente y con la mirada en París, así salió Ancelotti a la última rueda de prensa de Liga. El partido contra el Betis fue más un homenaje que un ensayo. Pero señaló a varios nombres propios, como Marcelo, que puede haber vivido su última noche en Chamartín. O Isco, al que Carletto dejó un recado: “Podía hacer más”. Aclaró que Alaba llegará a la final de la Champions y la jugará al 100%. Y dijo que Bale quería despedirse… pero que no estaba bien.

Escudo/Bandera Real Madrid

Rueda de prensa

¿Cómo valora la temporada de Marcelo? ¿Ha sido el mejor lateral izquierdo de la historia del Madrid?

“Yo creo que todavía no se ha despedido, porque sigue siendo nuestro capitán y lo será en la final de la Champions. Si al final se va, lo hará uno de los grandes del fútbol mundial y de los mejores laterales del mundo”.

¿Rodrygo puede ser determinante siendo suplente y saliendo en la segunda parte de París?

“Es un jugador importante, sí. Cuando ha entrado desde el banquillo ha contribuido y cuando ha sido titular, también. Si jugará él u otro, es una decisión que tomaré en los próximos días. Aunque todo está claro para mí”.

¿Qué nota le pone a su equipo en esta Liga?

“Muy alta. Empezamos bien y terminamos mejor. Tuvimos continuidad y, aunque a veces jugamos peor, nunca faltó el compromiso. Desde el trabajo colectivo, destaco los partidos individuales de Courtois, Benzema, Vinicius… Todos. Me quedo con el grupo. Agradezco a los jugadores que no hayan bajado nunca los brazos, ni siquiera cuando no jugaban. Eso, el ambiente en el vestuario, ha marcado la diferencia”.

¿Alaba va a llegar a París? ¿Por qué no estaba Davide Ancelotti en el banquillo?

“Sí. Pero hoy no hacía falta arriesgar. Va a jugar 100%, aunque no lo hace desde el 26 de abril. En este tipo de partidos no influyen sólo el aspecto físico, también el mental. Davide Ancelotti hoy no estaba en el banquillo porque está haciendo el curso UEFA Pro en Gales, volverá el domingo.

¿Qué balance hace de Isco?

“Debutó en mi primer partido con el Real Madrid, y marcó de cabeza. Hoy ha terminado aquí una carrera fantástica. Isco podía hacer más, pero ha sido una pieza muy importante en estos últimos años”.

¿Qué le ha parecido la no despedida de Bale?

“Él quería despedirse, quería jugar, pero no estaba bien. Creo que llegará a París”.

Marcelo y Ancelotti se abrazan sobre el césped del Bernabéu.

Zona mixta

¿Qué conclusiones se pueden sacar de este partido?

“Jugamos el que queríamos jugar, sin arriesgar y con un buen ritmo. Ha salido bien, di minutos a los que lo necesitaban más y ahora, a preparar la final”.

¿No arriesgar era uno de los objetivos?

“Sí. No tenía sentido hacerlo. Necesitábamos un partido con poca intensidad y lo hemos tenido. Ahora a descansar dos días (el Madrid no entrenará ni sábado ni domingo) y a preparar el partido”.

¿Le gustó más la primera parte?

“Ha sido un ritmo bastante lento, no empujamos demasiado. Tratamos de controlar el balón. No podíamos pedir más”.

¿Tiene claro quiénes van a jugar el sábado?

“Sí”.

¿De titulares?

“De titulares y después… a ver qué pasa durante el partido. No todos los que empiecen van a terminar. Es difícil pensar que se termina con los mismos once”.

¿Tiene en la cabeza distintos escenarios por lo que pueda suceder en la final?

“El plan es bastante claro. Conocemos muy bien al LIverpool, tiene distintas características. Toca plantear un partido donde se pueda demostrar la calidad que tenemos”.

La reunión en el círculo central al final del partido, ¿era también para despedir a Marcelo?

“No lo sé. Creo que está hablando con el club, pero todos tenemos en mente el partido del sábado. Él está focalizado ahí, como todos”.

¿Cuántas ganas tiene de que llegue el 28 de mayo?

“Hasta el sábado, voy a disfrutar a lo grande. He vivido muchos partidos como este, pero siempre es  especial y tenemos que disfrutarlo”.
Fuente

Sigue leyendo

Deportes

Bale ni aparece en su adiós

No habrá despedida entre Gareth Bale y el Santiago Bernabéu. Nada demasiado sorprendente, dada la trayectoria reciente del galés en el Real Madrid, pero parte de la afición sí esperaba que el británico estuviese en el duelo ante el Betis, aunque fuese al menos en el banquillo, para cerrar una etapa que arrancó hace nueve años, cuando firmó por el Madrid a cambio de 101 millones de euros, procedente del Tottenham.

El galés ha alegado que sus problemas de espalda persisten para no estar en la convocatoria final, pese a que sí entró en el primer corte, compuesto por 25 futbolistas. Viene usando esos problemas de espalda como coartada para no estar ni siquiera presente en el Bernabéu, ya lo hizo ante el Barcelona en el Clásico, en un partido en el que tenía opciones de ser titular ante la ausencia de Benzema; días después, jugó un partido completo con Gales a gran nivel, marcando dos goles.

El fin de la era Bale

Tampoco estuvo en el Madrid-Espanyol, día en el que el Madrid se proclamó campeón de Liga, con la posterior celebración tanto en el estadio como en Cibeles. Aquel día argumentó que un espasmo le había dejado sin posibilidad de moverse, por lo que prefirió mandar una felicitación a través de las redes.

En el Real Madrid nada sorprende en torno a Bale, y tampoco quieren darle importancia a estos detalles, pues consideran su etapa en el club cerrada, a falta de que llegue el 30 de junio para que deje de ser, oficialmente, jugador madridista. Sin embargo, su ausencia en el estadio ante el Betis, en el último partido de Liga en el Bernabéu, impedirá que la afición pueda expresar su agradecimiento a un jugador cuya etapa final ha sido kafkiana, pero que en la primera fue un peso pesado en el Madrid de las cuatro Champions en cinco años.
Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: