Conéctate con nosotros

Internacional

Guía canalla de las 24 canciones que le hacen la guerra a Ucrania para ganar Eurovisión

Actualizado: Guardar

Una Laura Pausini regañada con la moda, un Mika encantado de que le hayan invitado a la fiesta eurovisiva, como si aquello no fuera con él, y un Alessandro Cattelan más estirado que sus armani serán los presentadores de la 66 edición del Festival de la Canción Europea, Eurovisión, que esta noche, desde las 21:oo horas, busca en Turín el reemplazo de Maneskin como nuevo triunfador –o triunfadora– del micrófono de cristal. Así son las entradas de los 25 países participantes.

[ Horario y dónde ver la final de Eurovisión 2022]

1. República Checa: We Are Domi – ‘Lights Off’

El orden del sorteo ha querido que empecemos la edición de 2022 desde Turín con ‘musicón’ y ‘colocón’, el que traen los checos al Pala Olímpico. Craso error en un festival en el que abunda la balada interpretada por solistas masculinos, en plena competición por que “se les haga casito” en un mundo que fluye y diluye géneros.

“Lights Off” se desarrolla en lo que pareciera el plató de los electroduendes en ‘La Bola de Cristal’ para hacer estallar en sus vídeos el ‘David’ de Miguel Ángel, mientras su solista da (peligrosos) saltos espasmódicos sobre el escenario. La composición, en su avance, nos descubre por qué está tan caro el kilowatio hora en Europa. ¿Canción ‘festivalera’? Sí, pero más para un Benicássim o un Coachella. Créanme: más adelante la echarán de menos.

2. Rumanía: WRS – ‘Llámame’

El de Rumanía con WRS es el mayor caso de apropiacionismo cultural que se haya visto en Eurovisión en siglos (amén de los ramalazos country de Islandia y Estonia este año). Lo peor de todo es que los topicazos que España lleva subiendo a escenarios eurovisivos desde hace décadas (chorreras, pases de flamencos, “lereles” y hasta algún “ole”), al rumano le han servido para, contra todo pronóstico, plantarse en la final (este país no lo conseguía desde el “Yodel It” de Ilinca y Florea en 2017.

Y eso que el resultado es inenarrable: dos bailarines que parece que se les encogió el vestuario por usar un programa incorrecto de la lavadora antes de la semi; mezcla de ritmos latinos; un español 2.0 en el que se mezcla un “hola” con un “bebé”, como si esto fuera un capítulo de “Elite”. No es la primera vez que este país nos ‘roba’ el idioma. Ya lo hizo también el “Mandinga” (¡que vaya nombre!) de Zaleilah en 2012… El solista se ha hecho estos días tan amigo de Chanel que por copiar le copia hasta el Palomo Spain, aunque está claro que el suyo lo encargó por AliExpress. Ahora sabemos que esa amistad era puro espionaje industrial.

3. Portugal / MARO – ‘Saudade, Saudade’

Portugal ha vuelto a hacer lo que mejor sabe hacer: ser Portugal en Eurovisión. Lo suyo tiene siempre marca propia en el festival, un país que va a su bola y no imita. De hecho, no podían ser más fieles a sus esencias cantando un tema que se titula “Saudade”, y que no hace falta entender, porque se lo lleva a uno por delante sin que este sepa cómo ha sido, ya que la sensación primera es de rechazo por estar escuchando a las Papá Levante de resaca. Una banda femenina más en este festival turinés (las ha habido a patadas) que estuvieron a punto de dar la campanada al llevar la cepa portuguesa del coronavirus a nuestros vecinos italianos. Al final todo ha quedado en susto y las portuguesas podrán seguir “desfasando” a lo luso y entre tanto “iluso” en el festival.

4. Finlandia: The Rasmus – ‘Jezebel’

Gustara o no, la entrada de Finlandia tenía que estar en la final. Básicamente porque no hay Eurovisión que se precie sin un tema pseudo rock en cada edición; un género, además, que le gusta cultivar a este país báltico (como así lo hizo Blind Channel –sí, Chanel, per con dos enes– en 2021), creemos que para “asustar” a los rusos y evitar una invasión. Sea como sea, y con el permiso de Lordi, se supone que Rasmus es la banda rock más famosa de Finlandia, que la petó en 2003 con “In the Shadows”. No estaba muy acertada en la semifinal del jueves, que empezó flojita aunque remontaron, tiempo que el público aprovechó para intentar comprender qué relación existe entre los bomberos, lo satánico y el color amarillo. Una oda a la abeja Maya y el sado-maso en esta fiesta de neopreno que empieza con un globito, acaba en competición de “zeppelines” y encumbra a la reina judía por parte de un grupo de macarras. Esperemos que estos no acaben como aquella.

5.- Suiza: Marius Bear – ‘Boys Do Cry’

Lo de Marius Bear es lo que ocurre cuando la frialdad de un suizo intenta “imitar” la calidez de un luso como Salvador Sobral. Esto, que conste, es un halago, porque “Boys do Cry” (algo que ya dijo hace décadas Miguel Bosé, aunque de otra manera) recuerda a baladas de los noventa como la de Irlanda en 1995 de Eddie Friel, pero con menos chicha. Si me apuran, pueden usar esta canción como nana en caso de urgencia. De su entrada se agradece el intimismo de entonarla casi a oscuras (aunque pareciera que el chico tuviera algo en el cuello, por lo mucho que se encorva) y porque demuestra que las puestas en escenas que mejor funcionan este año son las que renuncian al estatismo del fondo del escenario. Los chicos también lloran, sí, sobre todo cuando vemos las proyecciones de corazones sobre la cara del cantante centroeuropeo.

[ En qué puesto actúa España esta noche en Eurovisión]

6. Francia: Alvan & Ahez – ‘Fulenn’

Si alguien respiró en Francia cuando se anunciaron los resultados de la segunda vuelta de las presidenciales en Francia que dieron la victoria a Macron fue este grupo que representa este año al país galo porque se veían, de haber ganado Marie Le Pen, entonando ‘La Marsellesa’. Y es que nuestro vecinos, por una vez y sin que sirva de precedente, entonan su entrada en bretón y no en la lengua de Molière. Y en España hay otro pequeño detalle que no ha pasado desapercibido: el secuestro de las Tanxugueiras por parte de Alvan, su solista. De haber pasado el grupo gallego, a estas alturas estaríamos obligando a los eurofans a decidir su amor entre papá o mamá. Lo folk hace tiempo que sufrió desgaste en Eurovisión, pero los franceses, aunque lo tienen “muy verde” (y en sentido literal: ya verán su iluminación) se arrojan al mismo para intentar acabar con una maldición que para ellos dura ya 45 años y que rozaron detener con los dedos, con un segundo puesto, en 2021. Tambores, fuego, saltos y espasmos no pueden faltar en el aquelarre de estas nuevas Embrujadas. ¿Habrá aquí ‘foliada’, como prometieron las gallegas, si ganan?

7. Noruega: Subwoolfer – ‘Give That Wolf A Banana’

Al final los ‘lobos’ noruegos le comieron la banana a los letones y serán los representantes del veganismo en la final. Ahora bien: solo los límites de infantilismo de esta sociedad puede explicar que esta entrada haya llegado lejos. Eso, o toda la comunidad sado-masoquista europea dándole al televoto en la primera semifinal. Noruega es la cuota pesadilla de la edición, con sus integrantes con guantes y pasamontañas amarillos, algunos con caretas del mencionado mamífero (que no sabes si, terminada la actuación tienen pensado robar un banco), con un teclista vestido de astronauta mientras proyectan palabras ‘random’ de la canción a la par que se contonean. Porque luego, esa es otra: ¿Quién nos garantiza que son ellos los que cantan y que no se están marcando un Milli Vanilli.RuPaul tiene claro que una final de Eurovisión es un “lipsync for your life” y que ella necesita ver labios, así que no les votará. Valentina, sin embargo, sí.

8. Armenia: Rosa Linn – ‘Snap’

Que la de Armenia, que además llevaba dos ediciones sin pasar a la final y un año de ausencia, haya sida la mejor puesta en escena ‘a la vieja usanza’ de las dos semifinales dice mucho del ocaso de Occidente. Su cantante, Rosa Linn, ofrece una versión ‘teenage’r, encerrada en su cuarto con su guitarra, en una estancia llena de papeles (saber que son telas no hace del asunto algo más ecologista) que va arrancando hasta que le hace un boquete a la pared para escapar por él. Quedémonos con que fue una de las mejores voces de la primera semifinal, en una cantante que lleva componiendo sus letras desde los seis años (vamos, desde antes de ayer) y que viene de un país caucásico sin apostar por el fuego o el soniquete étnico. Ahora, al humo no se podía renunciar.

9. Italia: Mahmood & Blanco – ‘Brividi’

Apostar por Mahmood, un cantante que lo tuvo muy cerca (segundo puesto en 2019 frente al ganador, el Duncan Laurence de Holanda), y teniendo ese recuerdo próximo es garantía de éxito en Eurovisión. También lo es, pese al sopor que provoca y lo rancio que se ve, apostar por un festival como San Remo para elegir a los representantes. Por no hablar del italiano como lengua, garantía de éxito. Pero la apuesta de Italia por este dúo provoca lo que precisamente expresa su estribillo: escalofríos.

Porque, y aunque esta canción ha estado en lo más alto de las casas de apuestas desde antes de que se supiera vencedora en Italia (esto merece una reflexión en otro momento: países que triunfan en pujas sin tener ni siquiera entrada eurovisiva), se recibe como algo impostado desde sus primeros acordes. Se ha intentado vender como un “amor oculto” entre dos chicos –con o de Oviedo– sobre el papel, pero ese escenario rezuma ese ‘acting’ más heterosexualidad que una final de rugby. Se agradece el intimismo que se genera desde la entrada a capela de Mahmood, pero su gabardina de Doctor Gadget, que puede esconder a un exhibicionista en cualquier momento, y la cejita depilada de Blanco intimidan. También esos golpecitos machirulos entre ellos, y los saltitos de rapero. Al final todo se queda en una –literal– pelea de gallos (en todos los sentidos). Italia se desinfla y nosotros nos quedamos fríos.

10. España: Chanel – ‘SloMo’

¡Ay, España! ¡Quién te ha visto y quién te ve! Tú intentando trasmitir una imagen de progresía, inclusión y ‘fluidez’, y Europa (y Australia, por lo que se ve) te quiere torera, anclada en el tópico, abanico en mano, y enseñando cacha. Las dos Españas, la de la teta y la de la nalga, también hablaron, y ganó Chanel. Y no fueron ríos de perfume los que corrieron con su elección precisamente, aunque ahora no hay fisuras: todos con la hispano-cubana, aunque entendamos mejor el español del rumano (y esto no es un chiste xenófobo) que el ‘spanglish’ de su canción.

Desde el Benidorm Fest no ha dejado de subir en casas de apuestas y acaricia un Top 5, algo que hace siglos no vemos por estos pagos. Ahora, si algo hay que reconocerle a la joven es su entrega: Chanel se crece y transforma en el escenario. Pocos intérpretes consiguen no perder la voz mientras se contonea como lo hace ella, que aquello parece una clase de spinning con sus gotitas de epilepsia. Desde luego, en esta edición del festival, ninguno. El hastag de Chanel debería ser #YoMeSloMo, porque tememos que no se descoyunte.

Chanel es una diva de las que se empoderan en escena (‘machista’ llaman a su letra porque al personaje que interpreta –ojo– le gusten los ‘daddies’ y comer caliente en sitios caros), y lo mejor de ella es que es de las que se divierten y creen lo que defienden, aunque sea vestida de torera por Palomo Spain (ya ha declarado estar en contra de la tauromaquia pero ser capaz de ver belleza en un traje de luces).

Durante su actuación en Turín veremos a otra Chanel, no tanto por los cambios introducidos en su propuesta, sino porque ella cambia en cada entrega (¿qué Chanel quieres ser hoy? Ella se merece su filtro en IG). Y porque también, por vez primera en mucho tiempo, disfrutaremos de un buen juego lumínico (con los colores de la bandera), y una lluvia de fuegos artificiales que dejan en ridículo las Fallas. Crucemos los dedos para que el “chanelazo” sea una realidad, aunque actúe en la primera parte del festival. Pero ya se sabe: ella nunca “secondary”.

11. Países Bajos: S10 – ‘De Diepte’

Los Países Bajos no podían caer más bajo, en el sentido literal del término, porque ‘De Diepte’, su entrada, va de eso: del derecho a la tristeza y a regodearse en el cualquier tiempo pasado fue mejor. Los resultados de los últimos años, y el auge del nacionalismo, también en Holanda, hace que este país apueste por renunciar al inglés en la letra, momento este estupendo para mandar el wp a mamá y decirle que estamos bien. S10 (que no Sting, ¡Válgame Dios!, que bastante desastre hicieron ya Mika y Laura Pausini con uno de sus temas en la segunda semifinal) convence porque entra suavecito, con su smoking asimétrico (o mal abrochado), en una puesta en escena intimista que se aprovecha de la luz (no mucha, que ya sabemos a cómo están las no renovables).

12. Ucrania: Kalush Orchestra – ‘Stefania’

¿Alguien duda que este año Ucrania se lleva Eurovisión de calle? No hablo ya del deseo de los pueblos de Europa (y Australia) de lavar su conciencia arrojando su solidaridad en forma de votos, sino porque el país cuenta con más de cinco millones de refugiados situados estratégicamente en todos los países del continente dispuestos a reventar el televoto. Será su acción patriótica del sábado, como la de la Kalush Orchestra cantar, saltándose la ley del país eslavo que obliga a todos los jóvenes a permanecer en el país para combatir.

¿Soy además el único que no ve a Zelenski en varios de sus integrantes? Llevan la misma cara de sota. Dejémonos de historias. Hagamos Historia. Aquí hemos venido todos a hacer el paripé y a que “Stefania” se lleve el galardón, pero un año normal, este ya “himno” contra la guerra (sic), se las habría visto para no quedar en mitad de la tabla de llegar a la final: una banda de machirulos (¡ni una mujer, oiga! ¿Ellas no tienen madre en Ucrania?), vestidos como espantajos en una canción llena de momentos “agárrame el cubata”, que mezcla el rap y el folk, y en ucraniano. Regresen a 2021 y me cuentan. Y quedan dos tracas finales: ¿Se imaginan al presidente ucraniano dando los votos de su jurado profesional en Kiev? Total, ya se ha colado en todos los auditorios. Y dos: Si ganan, ¿dónde celebramos esto en 2023? Una pista: Eurovisión este año lo patrocina Moroccanoil. Y ya se sabe que el precio del gas y el petróleo están muy ‘achuchao’…

13. Alemania: Malik Harris – ‘Rockstars’

Alemania hace siglos que tiró la toalla en Eurovisión, más concretamente desde que Lena ganó en 2010 con ‘Satellite’. Este año, y sabiendo cómo el resto de delegaciones lo van a llenar todo de fuegos artificiales (lo predecible) y cristalistos de svarovski (la tendencia 2022), ellos optan por un muchacho en camiseta rodeado de instrumentos que nadie toca y sobre unas alfombras persas. Más ‘penica’ no puede dar. Y cantando en inglés. Desde luego, hace tiempo que el país germano da palos de ciego buscando una esencia en el festival. La performance de Harris tocando todos los instrumentos y no quedándose con ninguno es una buena metáfora de lo que le está pasando. Y eso que Harris tiene voz y presencia. Yo, en el metro, es de esos cantantes a los que les echaría una moneda. De hecho, las alfombras ya las tiene.

14. Lituania: Monika Liu – ‘Sentimentai’

Lituania lleva una carrera no tan mala en Eurovisión, habiéndose clasificado para una final 14 de las 21 ocasiones que se ha presentado, aunque comparados con sus vecinos bálticos Estonia o Letonia no ha ganado nunca el Festival. Este año nadie esperaba que Monika Lui, pese a su trayectoria profesional, experta en ‘La Voz’ y ‘Mask Sing’ en su país de origen, diera la campanada, ni siquiera que se clasificara en la primera semifinal. Pese a su aspecto a lo Edith Piaf y su pelo de casquete, su “Sentimental” es tan aburrido que invita más a contarle la pedrería del vestido. Una de las dos cosas, antes o después, nos provocará el sueño. Que haya optado por el lituano por primera vez como idioma tampoco ayuda a fijar la atención. Ni para vídeo de TikTok da aquello.

15. Azerbaiyán: Nadir Rustamli – ‘Fade To Black’

Nadir Rustamli ya lleva ganado un premio en este festival de Eurovisión: haber sido la primera entrada de su semifinal (tuvieron que pasar cuatro) para que afinara el solista. También le podríamos dar un segundo: premio al reciclaje, porque las escaleras en las que desarrolla su interpretación (dos, para más señas) las llevamos viendo en el festival desde que entraron en tropel los países del este. Hasta de ese efecto espejo del intérprete con el bailarín negro (por eso de generar del todo un contraste) podrían pedir derechos algunas delegaciones de otros años. No esperen de Azerbayán nada comparable a su “Matahari” de 2021, pero “Fade to Black” está finamente interpretada y se adelanta a la cascada de baladas con señor que vendrán en la segunda parte del festival. El dolor que expresa nada tiene que ver con sus piernas vendadas, ni con esa sensación de desarrapado y protagonista de “Los miserables” de su vestuario. Cosas del país del fuego, que renuncia al fuego, algo que no entendemos tampoco desde aquí.

16. Bélgica: Jérémie Makiese – ‘Miss You’

Es poner un pie en el scenario Jéremie Makise y a uno recordarle de golpe al Randall de “This is Us” en su versión de adolescente. No solo es que se le parezca, es que además, como ese personaje sabelotodo, es ‘multitask’: talento música, portero de fútbol, geólogo… En Bélgica hay un hombre que hace de todo y ese es Makise, que se atreve hasta a afinar con su tema con aires de R&B, y que tiene que salvar con su voz, ya que esta ha sido una de las delegaciones más perjudicadas con el fiasco de que el escenario finalmente no rote (cosas de la RAI, que aunuciaron que el problema no se solventaría hasta después de la final, que ya me dirás tú…). En una semifinal como la suya, la segunda, en la que el falsete se convirtió en complemento de vestuario, el joven belga se lució a falta e luces.

17. Grecia: Amanda Georgiadi Tenfjord – ‘Die Together’

Grecia sorprende este año porque no es fiel a sus esencias y apuesta por la voz y no por el cuerpo. De hecho, no podían vestir de una forma más horrorosa a Amanda, que parece que ha reactualizado su vestido de la comunión para que nos fijemos más en su fondo. Una especie de hábito tornasolado que no comentaríamos si no pareciera una mortaja y su tema no fuera de “morirse” (no de bueno, que también, sino que la intérprete habla de un amor ‘con fin’). Lo cierto es que ella tiene vozarrón, lo que hace normal normal que se haya estado ahí batiendo el cobre en casas de apuestas con Chanel por el quinto puesto, y se sirve del suelo del escenario para proyectar y engrandecer su puesta en escena, en la que lo que más saca de cuadro al espectador es tanta silla desperdigada a modo de instalación artística. También hay que decir que la muchacha se pasa de lúmenes, pero suponemos que será una última voluntad.

18. Islandia: Systur – ‘Með Hækkandi Sól’

La verdad que todo lo interesante que se pueda decir de estas ‘Big Three’ (parafrasenado a los hermanos de “This is Us”) no estará relacionado con su tema para Eurovisión, aburrido donde los haya y entonado en islandés, para que podamos recoger la esencia del mensaje en cada palabra. Cosas, como su dilatada carrera musical (en esa familia cantaba hasta la abuela) o su activismo por los derechos de los niños trans. Fuera de esto, su entrada es otra de las sorpresas de la primera semifinal, ideal para cualquier bar de carretera en Estados Unidos. Su estética folk nos lleva a épocas pasadas, los setenta en vena, pero al menos se les agradece que estén en tono y empasten. Algo que no podían decir favoritas que dejaron en la estacada, como Austria (por mucho dj que la acompañara) o Albania (que mucho golpe de melena se gastó y a la que poco le sirvió tanto bailarín de torso descubierto).

19. Moldavia: Zdob şi Zdub & Advahov Brothers – ‘Trenulețul’

Si no fuera porque sabemos que este grupo, que debe de ser lo más parecido a los Cantajuegos que tienen los moldavos, es la tercera vez que representa a este país “balcánico” en Eurovisión, diríamos que “Trenuletul” es una pieza de los años noventa que ellos llevan presentando edición tras edición desde jóvenes hasta que han convencido al responsable de turno de la televisión nacional moldava. Y aunque mi idea de “hacer un trenecito” es otra (traducción del título de la canción), estos viejóvenes con síndrome de Peter Pan han jugado bien sus cartas en una edición del certamen en el que abunda la balada de echarse a dormir. Un muestrario de textil autóctono y ritmos folks que conviene, en cualquier caso, mantener fuera del alcance de los niños, pues produce más hiperactividad que una Play Station.

20. Suecia: Cornelia Jakobs – ‘Hold Me Closer’

He aquí otro país que, mande lo que mande, una lechuga carnívora o un cazador vegano, se va a mantener siempre arriba en las clasificaciones. De hecho, desde el punto de vista de la realización, el arranque es un manual de lo que no se debe hacer en televisión, con ese plano tan cercano de la cantante que no mete para nada al espectador en la escena, pese a que lo que busca es intimar con él. La actuación de Jakobs en la semifinal del jueves era un elogio a la dejadez, y no porque vaya descalza. Esta balada sobre una ruptura amorosa vivida en primera persona se merece más; más por ejemplo, que ese cañonazo de luz verde que la apunta buena parte de la actuación y que en ocasiones se pone en rojo: ¿será un semáforo de sus estados de ánimo? Porque a la cantante, de hecho, se le rompe la voz por momentos, para luego darle el subidón en la rueda de prensa. Cornelia no puede con la vida. No sé si haríamos bien dándole el primer premio.

21. Australia: Sheldon Riley – ‘Not The Same’

Australia no perdona su ‘no pase’ a la final de 2021 y ha puesto toda la carne en el asador. Así, “Not the Same” se convierte a la vez en una boda gitana, un capítulo de RuPaul Drag Race, un homenaje a Il Divo y una cabalgata del Orgullo. Que alguien le diga a los australianos que les perdonamos, pero que, cuando tienes un buen tema y una buena voz, no hace falta montar el circo que ha dejado fuera, por ejemplo, a Georgia este año. Máscara en rostro (que lo mismo es una mascarilla, que el “joven Sheldon” todavía sufre los miedos de quitársela ante tanta gente) y vestido de novia, sube unas escaleras muy altas para, en la cumbre, “abdicar”. Con la que había montado previamente (y eso que lo suyo es una balada) pensábamos que arriba se haría la prueba del pañuelo. Pero no. Y “no es lo mismo”.

22. Reino Unido: Sam Ryder – ‘Space Man’

Otro país al que se le ha pasado el efecto Brexit y se ha tomado Eurovisión en serio. Lo de Sam Ryder en el escenario es puro espectáculo televisivo. Y eso que también abusa de pedrería (qué manía les ha dado a todos con la misma) y de falsete, que él, sin embargo, dosifica perfectamente. No por casualidad su canción se titula “Space Man”, pues se ha disparado como un cohete a las primeras posiciones en apuestas y a estas horas es la única entrada que podría hacerle sombra a los ucranianos. Ryder busca conquistar el espacio y el corazón de los europeos con una correctísima realización en la que entra como una hormiguita para acabar inundándolo todo con su voz. El británico (pese a su aspecto de nórdico) luce ‘pelaso” (eso ya le valdría seis puntos) y renuncia al fondo ‘italiano’ para actuar en un entramado de luces que asemeja cristales de cuarzo, una especie de cárcel que se termina abriendo e inundando de humo. No teman por las risas que de vez en cuando se le escapan al intérprete. Lleva el pasaporte de vacunas, todas, en regla.

23. Polonia: Ochman – ‘River’

El directo de Krystian Ochman arroja luz sobre todas las sombras que pueda generar esta entrada intimista de Polonia. En una semifinal como la suya en la que el falsete era carta de presentación, el suyo es totalmente perdonable en lo que parece ser una balada que se desgaja en otras cosas mientras su tiempo avanza. Más allá de la (poca) iluminación en el escenario, lo que más le desentona es el cuerpo de bailarines: una especie de espantapájaros del Mago de Oz que tan pronto te asaltan como zombies de ‘The Walking Dead’ que te limpian el escenario. Polonia en esta ocasión recuerda a muchas cosas, entre ellas, la lluvia de su escenografía, a la de Ruth Lorenzo en 2014. Pero de eso ya ha llovido un siglo y la memoria tiene las patitas más cortas que las de la mentira.

24. Serbia: Konstrakta – ‘In Corpore Sano’

La crítica a los recortes en sanidad y la desprotección de médicos y resto de profesionales de la salud es algo que, por lo que se ve, está afectando a todos los países (hablando de todo un poco, la cantante de Montenegro, que no pasó a la final, dedicaba su tema a su madre, que murió de covid). Ahora, que conseguir meterla en un tema en Eurovisión en el que también alabas el pelo de Meghan Marklel y en el que usas el latín y el serbio (¡ojito, que los subtítulos nos traducen la primera, que no la segunda lengua, mucho más asumible para el occidental medio), es para no levantar la vista del televisor hasta que acaba su última nota. Lo de Konstrakta es una performance de principio a fin. Una lucha ciencia-religión sin alejarse de una palangana en la que se “lava las manos” (ella es la nueva Poncia Pilatos) y desde la que anima a público a dar palmas en señal de protesta. Otra serbia, Marina Abramovic, abuela de la disciplina, se pasará desde su casa tomando notas sobre lo que ocurre en el escenario como una posesa.

25. Estonia: Stefan – ‘Hope’

Si uno mete en una coctelera a David Guetta y al Mans Zelmerlow de ‘Heroes’, la canción que ganó por Suecia en 2015, le da como resultado el “Hope” de Stefan. Dice el muchacho que es un apasionado de los espaghetti-western (le viene que ni que al pelo que esto se celebre este año en Italia por lo primero) y hasta grabó el videoclip de su entrada en el desierto de Tabernas, pero se pasa de frenada en el homenaje. Sin embargo, todo esto se le perdona porque, como dijeron los locutores de RTVE en la segunda semifinal, fue elegido “el hombre más sexy de Estonia” (no sabemos cuándo ni por quién) y porque “Hope” es tan pegadiza y pegajosa como el sol de agosto. En la línea de la tradición country de Estonia. Putin, ante tanta ‘nazificación’, ya tiene otro objetivo hacia dónde apuntar sus misiles. Él, aprovecha que su país es pequeño para hacer kilómetros en el escenario del Pala Olímpico.

Quedaron fuera de la final, porque no se clasificaron en sus respectivas semifinales, favoritas como Albania y Austria en la primera, y San Marino y Chipre en la segunda. Eurodrama que nos evitará gozar del movimiento de coleta y cadera de Ronela Hajati (a la que la organización le afeó la córeo por impúdica), seguirle el “halo” a Pia Maria, buscar las semejanzas y las semejanzas a Achille Lauro con Maneskin y descubrir lo que es una ‘diva estática’ con Andromache, respectivamente.

[ Cómo votar por tu canción favorita de Eurovisión]

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo
Anuncio publicitario
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Internacional

Celebran el Día Nacional de la Comadrona en Guatemala

Guatemala celebra este jueves por primera vez el Día Nacional de la Comadrona luego de que el Congreso lo aprobara el pasado mes de marzo con el fin de dignificar el conocimiento y experiencia ancestral de las comadronas en las comunidades.

LEA TAMBIÉN:

Pdte. de Guatemala anuncia que no irá a Cumbre de las Américas

La coordinadora de la Unidad de Pueblos Indígenas e Interculturalidad del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Marcela Pérez, afirmó al respecto que: “Ser comadrona significa poder atender a la comunidad, específicamente atender a las mujeres en su etapa de salud reproductiva”. 

En este sentido, Pérez añadió que: “Ellas tienen el don y la misión de poder ejercer y brindar atención materno neonatal especialmente durante el embarazo, el parto y el post parto”.

De igual forma, la coordinadora guatemalteca señaló que entre las comadronas se encuentran las denominadas natas, las cuales adquirieron de manera hereditaria el conocimiento a través de sus familias mientras otras acuden a los servicios de salud especializados para formarse.

En consonancia con ello, apuntó que a través de intercambios en los Distritos Municipales de Salud “adquieren nuevos conocimientos, fortalecen la atención del parto, la atención del neonato, como otras habilidades, pero siempre respetando los conocimientos ancestrales de las abuelas comadronas”.

Por su parte, la comadrona Manuela Macario de Chichicastenango manifestó sobre esta formación que: “nos han capacitado sobre lactancia materna, porque ese es el mejor alimento para el niño para que crezca sano y suerte. Lo que aprendemos se lo enseñamos a las mujeres desde que están embarazadas”.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, el país cuenta con más de 20 mil comadronas, las cuales cumplen un rol fundamental en las diferentes comunidades para promover y garantizar un embarazo seguro y saludable.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Universitarios de Ecuador exigen aumento salarial para docentes

Miles de integrantes de la Federación de Estudiantes Universitarios de Ecuador (FEUE) mostraron este jueves su respaldo a la huelga de hambre y otras acciones de protesta de docentes del sistema público, quienes demandan la aplicación de las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) y la equiparación salarial.

LEA TAMBIÉN:

Educadores ecuatorianos extreman huelga de hambre

Integrantes de la FEUE y de la Universidad Central de Ecuador (UCE) se concentraron en los exteriores de la plaza Indoamérica, en Quito (capital), y desde allí exigieron al Gobierno neoliberal del presidente Guillermo Lasso la entrega de mayores fondos para el sector y que se brinde una educación pública de calidad.

Además, miles de estudiantes de la UCE desfilaron por arterias capitalinas y apoyaron a los docentes de la Unión Nacional de Educadores (UNE) que desde hace 16 días realizan una huelga de hambre en Quito y Guayaquil en reclamo de estas mejoras.

A propósito, el presidente de la FEUE, Mauiricio Chiluisa, se unió desde el pasado martes a la huelga, que llevan adelante 30 representantes del magisterio.

Con cortes de vías, plantones, marchas y otras acciones, los docentes también procuran que la Corte Constitucional (CC) emita un fallo favorable sobre la aplicación inmediata de la LOEI.

Esta instancia dispone hasta el próximo 23 de mayo para pronunciarse el cumplimiento de dicha norma, aprobada por la Asamblea Nacional en marzo pasada y vetada en abril por el presidente Lasso por inconstitucionalidad.

Las protestas de este jueves se han hecho coincidir con las sesiones previstas para esta jornada de la CC, cuya sede fue el destino final del desfile estudiantil.

Reiteradamente, representantes del Gobierno ecuatoriano han expresado que el país no dispone de fondos para aplicar la equiparación salarial de los docentes, de la cual ya gozan otros empleados del sector público.

Sin embargo, docentes y estudiantes subrayan que el Ejecutivo puede obtener esos fondos del fisco o de la renta petrolera, pero le falta voluntad política para escuchar y atender las demandas del pueblo. De acuerdo con medios de prensa, la equiparación salarial demanda 500 millones de dólares.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

México valora de positiva reunión con asesor de la Casa Blanca

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, calificó este jueves de positivo el encuentro telefónico que sostuvo junto al mandatario Andrés Manuel López Obrador con el asesor especial para la Cumbre de las Américas de la Casa Blanca, Christopher Dodd.

LEA TAMBIÉN:

Pdte. mexicano rechaza política de exclusión de EE.UU.

El secretario de Relaciones Exteriores de México publicó en su cuenta oficial de Twitter que la conversación realizada en el Palacio Nacional por vía telefónica “fue bastante franca e interesante”.

En consonancia con ello, informó que: “Básicamente se discutieron dos cuestiones que es la visión de que oportunidades representa esta cumbre para el continente americano y la invitación de todos los países sin exclusión”.

En este sentido, Ebrard señaló que: “El presidente López Obrador explicó cuál es su idea de por qué esto debe ser así, que no debe haber exclusiones, que debemos entrar a una nueva etapa histórica, sentar las bases de una nueva relación”.

Al mismo tiempo, el alto funcionario afirmó que el mandatario abogó por “la unión del continente y dejar atrás otras etapas de la historia más simbolizada por lo que ha sido la OEA y otros supuestos como el de América para los americanos”.

El diplomático mexicano expresó que el diálogo con la Casa Blanca se mantendrá durante las próximas jornadas mientras apuntó que el intercambio ha sido “constructivo y en muy buenos términos”.

El pasado 10 de mayo, el presidente López Obrador declaró que no asistiría a la IX Cumbre de las Américas si EE.UU insistía en excluir a Nicaragua, Venezuela y Cuba, lo cual también ha sido respaldado por otras naciones latinoamericanas.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Apagón afecta áreas de El Salvador, Guatemala y Honduras

Una falla en la red eléctrica de Centroamérica provocó el miércoles un apagón en varias regiones de El Salvador, Honduras y Guatemala.

LEA TAMBIÉN:

Venezuela denuncia un nuevo ataque contra su sistema eléctrico

El Ente Operador del Mercado Eléctrico Regional (EOR) indicó que en horas de la tarde se presentó un evento en la red eléctrica centroamericana, con afectaciones principalmente en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Desde el Centro de Control Regional del EOR se indicó que los operadores realizaron las maniobras necesarias para restablecer el servicio eléctrico en las zonas afectadas por la falla en coordinación con los Operadores Nacionales de cada país.

Usuarios de redes sociales reportaron varias zonas salvadoreñas afectadas por el corte de energía eléctrica.

En El Salvador se reportó el corte eléctrico en distintos puntos del departamento capitalino de San Salvador, así como en La Libertad, Santa Ana, Usulután, Colón, La Paz y Cabañas, entre otros.

En Guatemala los apagones afectaron particularmente a la Ciudad de Guatemala, el Administrador del Mercado Mayorista (AMM), ente operador del país, informó que el sistema eléctrico guatemalteco se desconectó tanto de México como del resto de Centroamérica.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Accidente de autobús en Jalisco, México deja 13 muertos

El volcamiento de un autobús de trabajadores registrado en la tarde del miércoles en el estado mexicano de Jalisco dejó un saldo preliminar de 13 muertos y al menos 30 heridos.

LEA TAMBIÉN:

Tiroteo en el estado mexicano de Jalisco deja tres muertos

La Unidad de Protección Civil del estado de Jalisco informó que personal de la institución acudió a brindar apoyo tras confirmarse un accidente en la carretera Tuxcueca – Citala, en el cual se involucró un vehículo autobús que transportaba trabajadores de una empresa productora de berries.

Según testigos del accidente, el autobús tuvo una falla en el sistema de freno, llevando a que el chofer impactará el vehículo contra un paredón ubicado en un costado de la carretera cuando iba al poblado de Jocotepec.

Unidades de bomberos de Jalisco, de Chapala, Jocotepec, Cocula y Mazamitla, así como unidades de la Cruz Roja participan en las labores de rescate y atención a los heridos del accidente de tránsito.

Las autoridades indicaron que la cifra de fallecidos podría aumentar debido a que continúan las labores de rescate y asistencia médica a los sobrevivientes del lamentable accidente.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Tiroteo en Fortaleza, Brasil deja al menos tres fallecidos

Un enfrentamiento armado registrado el miércoles frente a un centro de salud de la ciudad brasilera de Fortaleza, dejó al menos tres víctimas mortales y varios heridos.

LEA TAMBIÉN:

Accidente deja 11 fallecidos en Mato Grosso, Brasil

El alcalde de la capital del estado de Ceará, José Sarto, informó que “tres personas murieron y dos resultaron heridas esta tarde, alcanzadas por disparos de armas de fuego en la clínica de salud Edmar Fujita, en el barrio Dias Macedo”.

La Policía local reportó que, de las tres mujeres heridas durante el altercado, una se encuentra en estado grave como consecuencia del disparo que recibió. No obstante, la Secretaría de Seguridad Pública y Defensa Social (Sspds) confirma tres muertos y cuatro heridos.

Medios locales refieren que, desde un automóvil, los atacantes arremetieron contra dos individuos que se encontraban fuera de la clínica. Uno de ellos murió a causa de una bala mientras intentaba huir hacia una avenida contigua.

Según la Sspds, estos ciudadanos portaban una tobillera electrónica, y habían salido de prisión hace diez días. Las víctimas tenían antecedentes por homicidio, tráfico de drogas y robos.

La tercera víctima fue identificada como Francisco Regino, un maestro de obras de 58 años que se encontraba en el centro de salud en busca de una cita para tratamiento renal y la administración de la tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19.

En respuesta, la gobernadora del Estado de Ceará, Izolda Cela comunicó en su cuenta de Twitter, que dos de los sospechosos habían sido detenidos y uno ya fue identificado como el atacante armado.

Tras la detención del tercer sospechoso sentenció: “Que paguen en juicio por el gravísimo e inaceptable delito cometido”.

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Un avión de lujo para recorrer 6.000 kilómetros

Madrid Actualizado: Guardar

Don Juan Carlos ha llegado a España después de 21 meses en Abu Dabi y haber recorrido los 6.000 kilómetros que separan España de la capital de los Emiratos Árabes Unidos en el lujoso jet de la empresa angoleña, Bestfly. La matrícula del avión (BFY747R) permite reconocer el modelo exacto del aparato en el que ha viajado Juan Carlos, se trata de un Gulfstream G450.

Exterior del Gulfstream G450
Exterior del Gulfstream G450 – Bestfly

El jet del que ha disfrutado el padre del Rey para viajar desde Abu Dabi fue matriculado en la isla caribeña de Aruba. Los fabricantes de este reactor, la empresa norteamericana Gulfstream lo describe como «un excelente avión de negocios para empezar», pero la compañía cesó su fabricación en 2002. El G450 pertenece a la serie de aviones GIV-X, una de las líneas más vendidas por la empresa aeroespacial Gulfstream.

El Gulfstream G450 cuenta con dos motores también de otra lujosa compañía, en este caso la automovilística Rolls & Royce, que ya conoce otras industrias diferentes a la del coche. Configurado para albergar a 14 pasajeros también puede transformarse para que los usuarios del jet duerman en cinco camas diferentes siendo una de ellas doble.

Aunque este avión dejó de fabricarse en 2002, la empresa realizó una renovación completa del interior del aparato en 2019, desde la cabina hasta los asientos, dándole un aspecto aún más lujoso que antes. La cabina de proa cuenta con cocina con horno, configuración de asientos club dobles, y una zona de comedor. El G450 ofrece detalles como cafetera, microondas o refrigerador. La zona media del aparato incluye la opción de ‘configurar un asiento club individual’ y diván. En su zona de popa se encuentra el lavabo y el área de almacenamiento.

Detalle del interior del reactor G450
Detalle del interior del reactor G450 – Bestfly

Además de los asientos de cuero blanco y mesas y aparadores de madera clara a juego, Gulfstream ofrece a los pasajeros del G450 servicio de asistencia en vuelo, teléfono vía satélite, red wifi, reproductores de CD y DVD con monitores integrados en las cuatro paredes del reactor.

El G450 puede alcanzar casi 1.000 kilómetros hora, concretamente 976 km/h. Puede llegar a los 13.100 metros de altura y cuenta con una autonomía de poco más de 8.000 kilómetros.

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Bienvenido a España

Actualizado: Guardar

La primera premisa de la llegada de Don Juan Carlos a suelo español por primera vez en dos años es la de alejarse una distancia prudencial del ruido político provocado y darle la bienvenida. El padre del Rey aterriza en Pontevedra con absoluta legitimidad después de que la Fiscalía haya archivado todas las diligencias de investigación abiertas. Y también, sin que pese sobre él ningún proceso penal toda vez que, además, regularizó con la Agencia Tributaria los más de seis millones de euros que se le reclamaban. Lo de menos en estos momentos es seguir insistiendo en su inviolabilidad, en la prescripción de algunas conductas, o en la inexistencia de pruebas para demostrar delitos. La fase jurídica de la ‘pena de telediario’ vivida por Don Juan Carlos ya es pasado por más que algunos partidos traten de reactivarla siempre como arma política para lograr su fin último, la erradicación de la Monarquía parlamentaria como modelo de Estado, y de la Corona como esencia de su jefatura.

Lo relevante ahora es que Don Juan Carlos regresa con todo derecho, con ilusión de reencontrarse con su familia, de retomar aficiones personales, y con el deber inexcusable y forzoso de poner todo de su parte para contribuir a dignificar a la Casa Real, que siempre ha de quedar por encima de las personas.

España debe entrar así en fase de superación de muchos resquemores hacia la figura de Don Juan Carlos, porque sería injusto no ofrecerle una bienvenida con los brazos abiertos y dejar en el olvido lo mucho que hizo por la democracia en momentos críticos de nuestra historia. O no recordar cómo en su papel de jefe del Estado, y por tanto de primer embajador, promovió inversiones millonarias para nuestro país. Si no es fácil olvidar sus errores, también sería injusto desdeñar sus aciertos. Sería tanto como claudicar ante el marco mental obsesivo en el que se mueve la extrema izquierda y asumir que Don Juan Carlos siempre debe ser una suerte de culpable sin sentencia. Sería caer en su trampa. En realidad, dos años fuera de España han representado para Don Juan Carlos un alejamiento incómodo de su propia tierra y de su entorno. Y también, un dolor del que es justo que se recupere poco a poco concediéndose estancias temporales en España que nadie puede negarle, porque eso es precisamente lo que ha pactado desde hace meses con Don Felipe. Y eso es justo lo que conviene empezar a apreciar con normalidad y naturalidad, y no con la doble vara de medir con que lo hacen quienes usan la ley del embudo para disculpar, perdonar y agasajar a delincuentes, y sin embargo son intransigentes con Don Juan Carlos para debilitar a la Monarquía.

El de Don Juan Carlos es, en efecto, un viaje privado. Pero también habría sido preferible evitar tantos días de goteo de rumores y filtraciones interesadas. Ha faltado información clara a tiempo sobre una agenda que debió ser pública desde el primer momento para evitarse todos -Don Juan Carlos el primero, Zarzuela después, y el Gobierno también- interpretaciones confusas sobre este viaje o sobre las fricciones que ha generado. Lo conveniente habría sido tener confirmaciones previas de cada movimiento para no dar lugar a especulaciones sobre dónde dormiría, el momento concreto de ver a su hijo o a Doña Sofía, o si pisaría o no La Zarzuela. Pero aterrizado ya en España, no se debe dudar de que este viaje será todo un ejercicio de responsabilidad colectiva. Lo único deseable es que la Corona salga reforzada de una vez por todas de tantos episodios que la han perjudicado de modo muy notable.

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo

Internacional

Don Juan Carlos ya está en España

Sangenjo Actualizado: Guardar

A las 19:13 del 19 de mayo de 2022. Es la hora y la fecha exactas de la vuelta de Don Juan Carlos a España. La isla de Menorca y posteriormente el puerto de Barcelona fueron las primeras instantáneas de España que pudo contemplar desde el jet privado Gulfstream G450 de la aerolínea de vuelos privados Bestfly.

Después de 21 meses de estancia en Abu Dabi, el padre de Felipe VI acaba de pisar suelo español. Y lo ha hecho en el Aeropuerto de Peinador, en Vigo (Pontevedra), ante la expectación de periodistas, fotógrafos y cámaras, que a lo largo del día de hoy han ido llegando a este pequeño aeropuerto gallego.

A pie de pista, la Infanta Elena y Campos

-íntimo amigo suyo y presidente del Real Club Naútico- esperaban a Don Juan Carlos. La Infanta ha llegado a Vigo dos horas antes, a las 17:00 horas, en un vuelo regular de Iberia que despegó del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas a las 15:51 de este jueves. Junto a dos escoltas, fue la última pasajera en subir a la aeronave y la primera en bajar. Una furgoneta de la compañía aérea la ha llevado hasta la zona de autoridades, donde ha permanecido hasta la llegada de su padre.

Momento en el que Don Juan Carlos se ha bajado del avión
Momento en el que Don Juan Carlos se ha bajado del avión

«Soy Pedro Campos, vengo a recoger a Su Majestad el Rey». Estas han sido las palabras de Pedro Campos a los agentes de la Guardia Civil que se encontraban en la puerta de vehículos autorizados del aeropuerto de Vigo. Acompañado por su esposa, el regatista ha accedido al aeropuerto en su coche al interior de las instalaciones.

Precisamente Vigo fue el último lugar en el que estuvo Don Juan Carlos antes de salir de España. Fue a principios de agosto de 2020, cuando después de pasar unos días en Sangenjo -disfrutando del mar y de buenos restaurantes en compañía de sus amigos más cercanos- viajó hasta Abu Dabi «tras una meditada decisión» para instalar allí su residencia. En los días siguientes, la Casa de S.M. el Rey informó sobre donde se encontraba Don Juan Carlos y su intención de permanecer allí hasta que se aclarase su situación judicial.

Juan Carlos I lleva preparando este fin de semana desde el pasado 2 de marzo, cuando la Fiscalía archivó las causas por las que se le investigaba. Comenzó entonces a llamar a amigos y a planificar este fin de semana. Unos días que serán muy parecidos a los últimos que pasó en España: en Sangenjo, navegando por aguas gallegas, disfrutando de la gastronomía de la cena y acompañado por sus amigos.

Pedro Campos, amigo de Don Juan Carlos y presidente del Club Náutico de Sangenjo, este jueves, a la espera del reencuentro
Pedro Campos, amigo de Don Juan Carlos y presidente del Club Náutico de Sangenjo, este jueves, a la espera del reencuentro – EFE

Permanecerá en Sangenjo el tiempo que dure la regata de la clase 6 metros que se disputará en el Real Club Náutico de Sangenjo hasta el próximo domingo. Mañana sabremos si Don Juan Carlos participará, o no, en la competición. Lo que es seguro es que mañana se le verá a partir de las once de la mañana en el puerto deportivo.

La Casa de S.M. el Rey informó ayer de que el lunes Don Juan Carlos acudirá al Palacio de la Zarzuela para verse con Felipe VI, Doña Sofía y demás miembros de la familia. Tras esa reunión Don Juan Carlos regresará a Abu Dabi, según informó la Zarzuela.

El Emérito, momentos después de bajar del avión que le ha traído a España.
El Emérito, momentos después de bajar del avión que le ha traído a España.

«Esta visita se enmarca en el deseo de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos de desplazarse con frecuencia a España para visitar a la familia y amigos, y organizar su vida personal y su lugar de residencia en ámbitos de carácter privado, tal y como expresa la carta que le dirigió a Su Majestad el Rey el pasado 5 de marzo», subrayaron en el comunicado.

Segunda visita a España en junio

El regreso de Don Juan Carlos se produce tras 21 meses de estancia en Abu Dabi, periodo en el que ha tenido visitas familiares, aunque no consta ninguna de Felipe VI.

Como ya ha informado ABC, Don Juan Carlos prevé realizar una segunda visita a España del 10 al 18 de junio, también con parada en Sangenjo donde se celebra la misma regata de la clase 6 metros de la que ahora es aficionado.

Ver los comentarios

Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: