Connect with us

Negocios

Tesla se dispara en Bolsa tras sorprender al mercado con entregas récord de vehículos eléctricos

Las últimas semanas del año fueron de incertidumbre para los inversores de Tesla. El fundador de la compañía, Elon Musk, vendió millones de sus títulos, y exhibió en Twitter la cuantiosa factura fiscal que le supuso convertir en liquidez lo que hasta ahora eran acciones: más de 11.000 mdd en impuestos. El comienzo de 2022, sin embargo, no ha podido ser más prometedor. La firma ha anunciado en un comunicado unos datos de entregas de sus vehículos eléctricos superiores a lo esperado: en el último trimestre comercializó 308.600 coches, lo cual ha impulsado las ventas anuales hasta los 936.172 automóviles, un 87% más que en 2020.

Wall Street reaccionó a esos números con un empujón a la cotización de Tesla superior al 11%, acercándola a máximos históricos. El consenso de analistas auguraba para la empresa con sede en Austin (Texas) en torno a 267.000 entregas entre octubre y diciembre, y menos de 900.000 en el conjunto del año, con lo que la noticia ha insuflado un optimismo renovado entre aquellos que la consideran una firme candidata a copar el trono de una industria automovilística que avanza hacia la electrificación a marchas forzadas. Hacia ese objetivo apunta la entrada en funcionamiento de dos nuevas plantas en 2022, que buscan contribuir a alcanzar las 1,42 millones de entregas este año.

El Tesla Model 3, cuyo precio roza los 50.000 euros, ha sido clave para desbordar las previsiones. Según la patronal Anfac, fue el eléctrico más vendido en el mercado español el año pasado con 2.853 unidades, muy por encumbre de las 1.715 del Kia Niro y del Renault Zoe (1.373). Ese dominio también se plasma en Europa, uno de sus grandes mercados junto a EE UU y China.

El anuncio llega en un entorno de dudas para el sector debido a la carencia global de chips, imprescindibles para la fabricación de automóviles, cuya escasez ha obligado a detener las fábricas de algunas de las principales marcas. La crisis ha provocado que haya 100.000 coches en las listas de espera de los concesionarios españoles, y casi 40.000 empleados de las factorías de Volkswagen, Stellantis, Renault, Ford y Mercedes en España observan con preocupación la evolución del mercado del mundo de los semiconductores ante la posibilidad de que se produzcan ERTEs.

Tesla ha esquivado por ahora esos contratiempos, y tampoco se ha visto excesivamente penalizada por la noticia de que deberá llamar a revisión a 475.318 coches eléctricos Model 3 y Model S en Estados Unidos y otros 200.000 en China para solucionar el mal funcionamiento de la cámara trasera y la apertura involuntaria del capó, que incrementan el riesgo de choque.

Las altas expectativas depositadas en su futuro la han catapultado al club de elegidas con un valor en Bolsa superior al billón de dólares, en compañía de gigantes como Apple, Microsoft, Aramco, Amazon y Google. Su explosión bursátil ha despertado recelos y advertencias entre quienes ven su auge excesivo: vale tanto como los diez siguientes fabricantes de automóviles juntos, pese que su facturación todavía está lejos de la de Toyota o Volkswagen, líderes en ventas. La fortuna de Elon Musk, la persona más rica del mundo, ha sido una de las grandes beneficiadas por ese frenesí en los parqués: según Forbes, asciende a 296.000 mdd (unos 262.000 millones de euros).

Advertisement

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.

Suscríbete

Economía en EL PAÍS

Nacional

Más

Populares

A %d blogueros les gusta esto: