Conéctate con nosotros

Opinión

Un año trabajando con la Macbook Pro m1

Las Macbook Pro con el procesador m1 fueron un cambio radical en lo que a laptops se refiere. No solo es un brinco radical en términos de potencia, la duración de la batería, la estabilidad y la portabilidad de estas maquinas es insuperable considerando el precio. Hoy a un año de trabajar casi exclusivamente con […]

Publicado

en

Las Macbook Pro con el procesador m1 fueron un cambio radical en lo que a laptops se refiere. No solo es un brinco radical en términos de potencia, la duración de la batería, la estabilidad y la portabilidad de estas maquinas es insuperable considerando el precio.

Hoy a un año de trabajar casi exclusivamente con una Macbook Pro 13″ de 8 Gb en RAM les cuento, es la mejor computadora que he tenido. La experiencia de uso es lo mas parecido a un iPhone o un iPad, la computadora simplemente funciona y funciona bien.

La edición de video en aplicaciones nativas (FinalCut y Davinci) funciona rápido, comparable con computadoras de escritorio.

Primero lo primero, la batería.

Es sorprendente, no hay otra manera de decirlo, Apple hizo un trabajo fenomenal en el manejo de energía, la Macbook Pro m1 puede funcionar 20 – 22 horas antes de necesitar una recarga al utilizarla como reproductor de video, 14 – 16 horas de uso normal y 2 – 3 horas funcionando al 100% codificando video o rendereando escenas 3D. Es la primera computadora portátil que no me caEstados Unidos pánico cuando llega al 30% de batería.

La potencia.

Hay mil publicaciones en internet dedicadas a hablar de la potencia de esta maquina, con comparativos de mil aplicaciones y con estudios súper científicos, yo solo voy a decir que también es sorprendente.
He tenido algunas laptops en mi vida, desde las mas sencillas, (HP Pavillion) hasta las mas potentes y especializadas (Alienware) y siempre se paga un precio, mi Alienware puede procesar video pero pesa 10 kilos y la batería le dura poco menos de 40 minutos, mientras mi HP es ligera y portátil pero comienza a trabarse si tienes mas de 3 pestañas en el navegador.

La Macbook Pro m1 puede con todo, es ligera y delgada y puede con todo.

La pantalla

Apple siempre hace un gran trabajo con las pantallas, no hay ninguna sorpresa, hay tecnologías mejores en el mercado pero dudo mucho que alguien se de cuenta sin poner las pantallas una junto a la otra. Los colores se ven muy bien, los contrastes son perfectos y tiene un excelente brillo.

Los puertos

Solo dos puertos USB-C no son suficientes para una computadora “Pro” más si uno de ellos es necesario para cargar la computadora, para mi fue necesario comprar un HUB para agregarle puertos, la mayoría de los accesorios que tengo siguen Estados Unidosndo USB normal, a veces se requiere una conexión Ethernet y me gusta trabajar con monitores mas grandes, la conexión HDMI o DP es fundamental.

Anuncio publicitario

Hub USB C, UGREEN 5 en 1 Tipo C Hub a 4K HDMI, Gigabit Ethernet 1000Mbps,USB C 100W PD Carga y 10Gbps, 2 USB 3.0, Adaptador multipuerto Hub para MacBook Pro 2019 2018 2017 2016, MacBook Air 2020 2019 2018

Realmente me gustaria no tener que depender de un adaptador externo, pero este UGREEN funciona muy bien y funciona perfecto, muy buena calidad.

Tamaño y peso

Perfecta, lo suficientemente delgada y lo suficientemente ligera, sin embargo en ningún momento se siente una computadora frágil, los materiales de esta maquina son excelentes. Después de un año de traerla para todos lados, no deja de sorprender lo ligera que es y lo mas importante, se sigue viendo nueva, es muy resistente a la erosión usual, solo se le llegan a ver algunos rayoncitos en el aluminio brillante de la “manzanita”

Touchbar

No sirve para nada, a veces, dependiendo la posición de tu mano al escribir, puedes picar algo que no querías. Es uno de esos desarrollos que se ven bonitos, pero no cumplen ninguna función.

256GB SDD

Realmente no son suficientes, tuve que comprar un disco duro externo.

ADATA Unidad de Estado Sólido Externa SC685 1TB Negro

Para que la computadora siga funcionando a gran rapidez se requiere un disco SSD.

Conclusiones

Es una gran computadora, mucho poder, mucha batería y pocos puntos en contra, considerando el precio al día de hoy, sigue siendo una de las computadoras mas poderosas que puedes comprar. Los nuevos modelos ya no son tan asequibles.

Apple Nuevo MacBook Pro Chip M1 de (de 13 Pulgadas, 8 GB RAM, 256 GB SSD) – Color Plata (Ultimo Modelo)

Sigue leyendo
Anuncio publicitario

Opinión

El negocio de la quimera

30/09/2022 a las 02:00h. Esta funcionalidad es sólo para suscriptores Suscribete Los independentistas catalanes van a celebrar el quinto aniversario del 1-O peleados entre ellos, como de costumbre, pero instalados, como también es habitual, en el Gobierno. Y por seguir con la rutina, reclamando otro referéndum. La diferencia con 2017 consiste en que ahora además […]

Publicado

en

Ignacio Camacho

30/09/2022 a las 02:00h.

Los independentistas catalanes van a celebrar el quinto aniversario del 1-O peleados entre ellos, como de costumbre, pero instalados, como también es habitual, en el Gobierno. Y por seguir con la rutina, reclamando otro referéndum. La diferencia con 2017 consiste en que ahora además …

Artículo solo para suscriptores

Accede ilimitadamente
al mejor periodismo de ABC

Tres meses por…
1

Al mes
Sin permanencia







Opción recomendada


6 meses por…
20

Semestral
Descuento especial


Esta funcionalidad es sólo para suscriptores

Anuncio publicitario


Suscribete

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

País rico, pueblo pobre

Publicado

en

En este contexto, es crucial explorar medidas que ayuden no solo a que las personas salgan de la pobreza, sino que también sean útiles para mantenerlas en un estado en el que no puedan regresar a ella y que, en el mediano y largo plazo, se den las condiciones para que el país se desarrolle.

Identificar el problema es parte de la solución y, afortunadamente, contamos con la ayuda del CONEVAL para saber a qué nos enfrentamos. Primero, hay que mencionar que la pobreza no es únicamente un aspecto económico o que pueda medirse meramente por ingresos, se trata también de un tema social, de derechos. Para el CONEVAL, la pobreza es multidimensional porque considera que las personas pueden presentar ciertas carencias , seis para ser exactos, además del bienestar económico (ingresos).

Entonces, no nos dejemos engañar cuando escuchamos que se han destinado más recursos a programas sociales, si esos recursos se otorgaron a costa de los derechos sociales de la población, porque de qué le sirve a una familia recibir un apoyo monetario si ahora tiene que comprar las medicinas que necesita por su cuenta porque el sistema de salud no cuenta con presupuesto.

Lamentablemente, dentro del grupo de personas que viven en condiciones de pobreza los hay más y los hay menos, y quienes la padecen más que nadie son las personas en situación de pobreza extrema, es decir, aquellos hogares que subsisten con ingresos por debajo de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (LPEI) y que acumulan más de tres carencias sociales. Cuesta trabajo imaginar que una familia pueda vivir en condiciones mínimas deseables con tan poco, pero esta era la realidad de más de 10 millones de mexicanos (datos 2020).

Identificar el problema es parte de la solución, pero ¿qué podemos hacer al respecto? En este blog exploramos algunas propuestas. En el corto plazo es fundamental que el gobierno pueda garantizar a las personas un mínimo de bienestar que los ayude valerse por sí mismos; que en el mediano plazo, medidas más robustas puedan servir para mantener el barco a flote; y ya en el largo plazo, esperaríamos que estas políticas se reflejen en un mayor crecimiento económico y en menores índices de desigualdad.

Primero habría que atender las necesidades más inmediatas de la población mediante programas sociales de alimentación y salud, porque una persona que no se alimenta no puede trabajar, y si no puede trabajar tampoco puede pagar sus alimentos, ¿cierto? Las transferencias monetarias o programas sociales focalizados pueden ayudarnos a reducir la desigualdad, pero es necesario saber a quién ofrecérselas, si estarían sujetas a que se cumplan ciertas condiciones y por cuánto tiempo.

Anuncio publicitario

Si entregáramos apoyos de manera discrecional, no existirían incentivos para que este dinero sea utilizado en factores que aumenten la productividad o que mejoren las habilidades de los beneficiarios.

Cuando las personas puedan trabajar, sería momento de dar el siguiente paso: crear condiciones para que puedan incorporarse al mundo laboral, especialmente al formal, pues el trabajo es la fuente de la riqueza de un país, y mientras más favorables sean las condiciones para llevarlo a cabo, esperaríamos que los hogares puedan recibir mayores ingresos. En este sentido, podrían llevarse a cabo cuatro acciones concretas para dar continuidad a nuestro plan de erradicar la pobreza extrema.

En primer lugar, podríamos garantizar el acceso a educación de calidad a través de un programa de transferencias monetarias condicionadas (TMC) y un sistema de escuelas donde los padres puedan intercambiar cupones gubernamentales para que sus hijos puedan asistir a la escuela que ellos deseen, fomentando así la competencia entre instituciones educativas.

En segundo lugar, es indispensable generar oportunidades laborales en el sector formal . Una persona que trabaja desde la informalidad no cuenta con seguridad social. Los trabajadores informales difícilmente reciben una pensión, tienen acceso al crédito formal (hipotecario, de consumo, automotriz, pyme, entre otros), a un seguro contra desempleo o de gastos médicos mayores. Y como más de la mitad de la población labora en estas condiciones, es imperativo crear más empleos formales y eliminar barreras para quienes deseen incorporarse a él.

En tercer lugar, sería provechoso que nuestro gobierno impulsara la creación de un sistema de seguridad social universal. Sin importar si eres trabajador formal o informal, todos deberíamos tener la certeza de poder atendernos en un hospital o un centro de salud de calidad, y dado que seguridad social contempla aportaciones tripartitas en las Afores en comparación con las que aportaciones voluntarias de los trabajadores informales, el sistema universal reduciría los incentivos para permanecer en el sector informal y facilitaría a los trabajadores su incorporación al mercado formal de ahorro, crédito y seguros, instrumentos que resultan útiles para enfrentar adversidades, financiar proyectos de largo plazo y suavizar el consumo intertemporal.

Anuncio publicitario

Finalmente, me gustaría resaltar la importancia de invertir en capacitación técnica y profesional de la mano de obra, mejor conocida como capital humano. México es rico en recursos y mano de obra poco calificada, pero ¿qué sucedería si los trabajadores fueran capaces de producir manufacturas más elaboradas o si mayores conocimientos pudieran reducir los costos de operación? Entonces los trabajadores podrían hacer mejor uso del capital disponible, incrementando su productividad y los incentivos para seguir invirtiendo en ambos factores. Así, la inversión en capital humano se traduciría en mayores ingresos para los hogares y en un mayor crecimiento económico.

De tal suerte, las medidas de las que hablamos no solo ayudarían a que las personas salieran de la pobreza mientras se les otorguen subsidios, serían útiles además para mantener a la población en un estado en el que no puedan regresar a ella y, que la desigualdad sea un tema de repartición más justa de la riqueza y no de la miseria. Por ello considero que vale la pena dedicar nuestros esfuerzos en trabajar por quienes más lo necesitan y por el bien de nuestro país.

Nota del editor: Alan F. Flores Martínez (@alanflors) es egresado de la Licenciatura en Economía y estudiante de la Maestría en Economía Aplicada en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y realiza Servicio Social en México, ¿cómo vamos? Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Anuncio publicitario
Sigue leyendo

Opinión

Sé productivo a largo plazo. No caigas en la trampa de dormir menos

Publicado

en

Como pareja, padre, colaborador, amigo y deportista, ya no le alcanza el tiempo, así que un día se sienta a pensar en una estrategia y su brillante idea es dejar de dormir ocho horas y empezar a dormir cinco y media para que el tiempo le alcance para todo. Pues mangos, Alejandro ya cayó en la trampa, espero que tú no.

Él ya está consiguiendo pan para el presente a costo de hambre para el futuro, porque probablemente con este cambio de dormir menos tenga un poco más de éxito en su carrera, quizá quede mejor con su pareja o sus hijos, tal vez tenga buenos momentos haciendo deporte, pero solo por un tiempo, lo que decidió no es sostenible porque en un futuro nada lejano:

– Bajará su rendimiento físico y mental.
– Reducirá la capacidad de recuperación de sus órganos.
– Estropeará la capacidad de su mente de sanar emociones.
– Se quitará posibilidades de ser más creativo. Y, en general, estará cosechando estrés y fatiga crónica.

Según nos explica el científico del sueño, en su libro “¿Por qué dormimos?”, Alejandro puede reducir hasta 30% su expectativa de vida, por dormir de forma deficiente. Matthew Walker, después de mostrarnos investigaciones donde se ve la relación entre enfermedades crónicas, terminales y falta de sueño, nos sentencia así: “Entre menos duermas, más corta será tu vida”.

El autor nos dice que desde la revolución Industrial y la creación de la luz eléctrica, la humanidad ha caído en una epidemia de falta de sueño, que en quienes la padecen reduce su lucidez, inteligencia, reparación corporal, sistema inmunológico, niveles de felicidad y expectativa de vida. Imagínate el tamaño de la epidemia, en las naciones industrializadas, dos terceras partes de la población duerme de forma deficiente.

Este #LibroChido ¿Por qué dormimos?, me hizo concluir tres cosas concretas que me cambiaron el sueño, espero que te impacten de alguna manera:

Anuncio publicitario

Primera: dormir bien es trascendente

Es muy útil saber a qué nos referimos con dormir bien. Resulta que los humanos tenemos un sueño bifásico, es decir, necesitamos de ley dormir de siete a nueve horas por la noche, esa es la primera fase para alcanzar los tipos de sueño que reparan el cuerpo y la mente.

Hay una segunda fase de sueño muy provechosa que es hacer una siesta, no demasiado tarde, para que no se te vaya el sueño en la noche. Nuestro cerebro es muy viejo, a diferencia de la luz eléctrica, así que dormir bien para nuestro cerebro implica un par de horas estar lo menos expuesto a la luz artificial porque la natural ya se fue solita. Quizá alguien me diga que es nocturno y puede ser, solo que en más del 99% de los humanos, el cerebro está hecho para dormir de noche.

Dormir implica recuperación física, reconstrucción mental y emocional, pero cuando alteras el sueño reduces ese desempeño, por eso aunque te adaptes a no dormir, estás más de malas, menos lúcido, menos cerca de ser brillante y menos feliz. Dice Walker que antes que muchos medicamentos los doctores nos podrían recetar dormir, porque muchos males se curarían gracias a la capacidad que tenemos de auto sanarnos y que se da mientras dormimos, pero es un tema cultural. ¿Qué doctor que no duerme bien te va a recetar dormir antes que un montón de medicinas?

En los niños es todavía más grave no dormir porque se desarrollan los órganos y el cerebro al dormir. De hecho es muy difícil que un niño que ha sido privado del sueño con regularidad durante su infancia, alcance la felicidad en la adultez. En el caso de los adolescentes aunque ya se desarrolló el cuerpo, lo que desarrolla al dormir es el raciocinio, por eso en la adolescencia se toman muy malas decisiones, no es flojera que duerma en vez de estar tomando decisiones, ¿no crees?

Los adultos con siete a nueve horas tenemos hasta que nos morimos, porque es un mito que con la edad uno necesite dormir menos, lo que es cierto es que cuesta más dormir y por eso cada año hay que dedicarle más atención a lograr dormir bien, pero no con pastillas. El autor nos muestra múltiples investigaciones en las que se revela que las pastillas para dormir hacen que la gente duerma, pero no que se recupere, los beneficios impresionantes de dormir no existen cuando se duerme con pastillas.

Anuncio publicitario

Segunda: dormir bien es un trabajo en la sociedad que halaga al que no duerme

A poco no te ha tocado ver familias o entornos en donde se tacha de flojos a los que duermen, por ejemplo. Después de leer a Walker, yo elegí dormir bien como un trabajo, como una auténtica prioridad en mi vida. El científico del sueño nos dice que no es fácil lograr dormir bien con regularidad, porque el contexto social y profesional te pueden orillar a sacrificar el sueño hasta por unos aplausos: “mira ella se desvela por la empresa”, “él no duerme con tal de atender al cliente o tener éxito profesional”.

Si quieres que el sueño juegue a tu favor, es clave declarar que dormir es una prioridad, una prioridad de recuperación, de rendimiento sostenible y de vida.

Tercera: hay que establecer un nuevo paradigma

Creer que por más horas trabajadas más productivo se puede ser, es una trampa. Es el viejo paradigma, el nuevo es que con menos horas, pero en las que estoy lúcido y entero puedo aportar más.

Si la riqueza económica no te permite dormir, no es tal; ser millonario implica, entre otras cosas, tener la oportunidad de dormir todo el tiempo necesario, lo contrario no es riqueza. Piensa en una ocasión en que dormiste espectacular, que no te despertó un maldito despertador alterándote, sino que después de un tiempo suficiente tú solito regresaste, amaneciste fresco, vital, con ganas de generar, sintiendo que ningún problema podría contigo.

No, no fueron pastillas, ni un discurso motivacional, te sentías así de bien porque lograste que tu cuerpo durmiera y él solito ajustó, preparó, corrigió y curó lo necesario. No me digas que no quisieras que así fueran la mayoría de tus mañanas, lúcidas y energéticas. No me salgas con que tienes que trabajar y por eso no dormiste, mejor dime que tienes que dormir bien para que tu talento se desarrolle, mantenga su vitalidad y disfrute.

Anuncio publicitario

Nota del autor: Esta columna está basada en el libro ‘¿Por qué dormimos’?, de Matthew Walker, editorial Paidós.

Nota del editor: Jorge Cuevas es autor de los Best Sellers Maratón y Kamasutra de la Innovación y 10 libros más, su más reciente obra es MARATONES DEL INFIERNO. Es consultor creativo de empresas nacionales y trasnacionales, pionero de la gamificación empresarial en México, Conferencista, apasionado maratonista y lector, que te comparte las lecturas que más le han impactado para que las apliques a tu vida personal y profesional. Síguelo en sus cuentas de Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

Los nuevos retos para la industria logística

Publicado

en

Aunado al crecimiento del e-commerce, la industria logística también experimentó un desarrollo sin precedentes que aunque no se detiene todavía, sí evoluciona constantemente, lo cual sin dudas es un reto para las empresas especializadas en ello. Si bien han sido muchas las transformaciones, destaco cuatro puntos que, considero, son sumamente críticos.

En primer lugar está la adaptación a nuevas exigencias de los clientes como los envíos en 24 o menos horas, así como tener cobertura a nivel nacional. Si bien los grandes referentes del e-commerce como Amazon o Mercado Libre tienen este apartado cubierto, muchos otros, especialmente los nuevos o los pequeños negocios, aún están en búsqueda de ese aliado logístico que cubra las necesidades de los compradores actuales.

La adaptación no es solo a los clientes, también lo deberían ser las nuevas formas de vender en línea. En la actualidad son cada vez más las plataformas de comercio electrónico disponibles en el mercado y, en ocasiones, las empresas tienen presencia en más de una, por lo que los servicios logísticos ahora tienen la misión de crear sistemas tecnológicos robustos que recopilen información de varias fuentes en un solo lugar y así facilitar procesos.

Pero eso no es todo, con la urgencia por mantener operaciones durante la pandemia y, por lo tanto, generar ingresos, las compañías, especialmente las pymes, no recurrieron a montar una tienda en línea sino a utilizar aplicaciones de mensajería instantánea para hacer transacciones de compra y venta online, dando paso al llamado c-commerce o comercio conversacional, agregando un nuevo reto a resolver, ¿cómo incorporar estas ventas a los sistemas ya preexistentes?

Otro tema a abordar, y me atrevería a afirmar que debería ser una de las prioridades para todos los protagonistas de la logística y el e-commerce, es el impacto ambiental. Todos los que están en esta industria se deben preguntar ¿qué acciones se pueden tomar para reducir el daño al medio ambiente? Para muchos la respuesta podría estar en los autos eléctricos, sin embargo, en términos económicos no es una opción viable para la gran mayoría.

El último punto se trata de la logística inversa, es decir, el proceso de devoluciones. De acuerdo con la AMVO, 25% de las personas que compran en línea han realizado alguna devolución de compra por Internet. Si bien entre las razones de realizar este proceso se encuentran algunas que no competen al proveedor logístico, hay otras tantas como daños a los productos, envíos incorrectos o fechas de entrega incompatibles con los compradores, a las cuales sí se pueden dar solución debido a que generan pérdidas económicas para los vendedores y contribuyen a impactar negativamente al medio ambiente.

Anuncio publicitario

La tendencia apunta a que el comercio electrónico siga creciendo en México y el mundo, por lo tanto, la logística no dejará de cambiar; por eso, al igual que en los últimos años, tener a la tecnología como aliada puede hacer la diferencia.

Nota del editor: Juan Altamirano es uno de los cofundadores de clicOH. Antes de ello, creó la empresa Delinova de textiles. Síguelo en LinkedIn. Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

El CGPJ, el patito feo de los políticos

Publicado

en

Ante la grave situación que está viviendo el CGPJ, y la repercusión que, sobre los jueces, o sea, sobre el Poder Judicial, tiene su órgano de Gobierno, llamado a controlar a los otros dos poderes del Estado y a mantener así el Estado de derecho, me ha parecido necesario publicar un informe lo más objetivo posible sobre la historia legislativa del citado CGPJ. De esta manera deseo contribuir a que ustedes obtengan sus conclusiones; entre otras: cuál ha sido, en este largo camino, la intención de los políticos sobre el poder de los jueces: ¿han intentado favorecer su independencia, o han hecho lo contrario?, ¿tienden a creer en el sistema político democrático y en el Estado de nerecho, o no soportan ser iguales ante la ley, como el resto de los ciudadanos?

El art. 122. 3 de nuestra Constitución, que regula el nombramiento -la propuesta- de los vocales del CGPJ, dice así: «El Consejo General del Poder Judicial estará integrado por el Presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y por veinte miembros nombrados por el Rey por un período de cinco años. De éstos, doce entre Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales, en los términos que establezca la ley orgánica; cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos en ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros, entre abogados y otros juristas, todos ellos de reconocida competencia y con más de quince años de ejercicio en su profesión».

La primera interpretación y desarrollo de este precepto constitucional se hizo con la Ley Orgánica 1/1980, de 10 de enero (arts. 7 al 21) que, con respecto a los veinte vocales del CGPJ (el nombramiento corresponde al Rey), dijo que los doce jueces y magistrados que la Constitución señala serían elegidos por todos los jueces y magistrados que se encuentren en servicio activo (artículo 12); también señaló que el resto de los vocales, abogados y juristas, en número de ocho, se propondrían, cuatro por el Congreso de los Diputados, y cuatro por el Senado. Esta lectura del art. 122. 3 de la Constitución les pareció entonces razonable y clara, pues si el constituyente hubiera querido que los doce jueces fueran elegidos también por los parlamentarios, lo hubiera dicho expresamente, como lo ha hecho para los ocho vocales juristas. Y es que la remisión a «los términos que establezca la ley orgánica» nadie dudó que se refería a la regulación del procedimiento de nombramiento de los jueces por los jueces.

Sin embargo, la LOPJ, 6/1985, de 1 de julio, cambió el sentido de nuestra Constitución, atribuyendo, sin explicación plausible, al Parlamento (Congreso y Senado) la propuesta de todos los Vocales del CGPJ. Y, para que entrara en vigor lo antes posible la citada LO, y pudiera renovarse, con ella y con los nuevos vocales, el CGPJ, la LO 4/1985, de 7 de junio suprimió el recurso previo de inconstitucionalidad, que había sido instituido en la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC 2/1979, de 3-10, artículo 79), según la cual, en su versión original y hasta 1985, decía: «Son susceptibles de recurso de inconstitucionalidad, con carácter previo, los proyectos de Estatutos de Autonomía y de Leyes orgánicas».

Este recurso previo poseía una gran importancia, porque la interposición del mismo suspendía automáticamente todos los trámites subsiguientes: «La interposición del recurso suspenderá automáticamente la tramitación del proyecto y el transcurso de los plazos», impidiendo que una ley orgánica, impugnada por inconstitucional ante el TC, pudiera entrar en vigor y fuera aplicada mientras el TC permaneciera en trance de resolver el recurso. Así, al desaparecer el recurso previo de inconstitucionalidad, se han podido aplicar, y se siguen aplicando, leyes orgánicas, como la 2/2010, del aborto, sin que se haya resuelto aún su constitucionalidad, después de más de doce años que se recurrió. Sin embargo, hasta la fecha, no se ha reimplantado este recurso previo en su verdadera extensión; la LO 12/2015, de 22-9 no lo reintrodujo para cualquier ley orgánica, sino únicamente «para los Proyectos de Estatutos de Autonomía y sus Propuestas de reforma».

Pero volviendo al camino seguido por la LOPJ 6/1985, de nada sirvió el recurso de inconstitucionalidad planteado contra ella, porque la sentencia del Tribunal Constitucional (STC 108/1986, de 29 de julio), lo desestimó, admitiendo la dificultad para entender el precepto, y sus defectos técnicos, pero aduciendo que, si la norma se puede interpretar de acuerdo con la Constitución, no es inconstitucional: «ya que es doctrina constante de este Tribunal que la validez de la ley ha de ser preservada cuando su texto no impide una interpretación adecuada a la Constitución. Ocurriendo así en el presente caso, pues el precepto impugnado es susceptible de una interpretación conforme a la Constitución y no impone necesariamente actuaciones contrarias a ella, procede declarar que ese precepto no es contrario a la Constitución». (FFJJ 13. Párrafo 3).

No obstante, la sentencia dejó dichas cosas muy importantes que, después, no se han tenido en cuenta. Entre otras: a) que el nuevo Consejo, con las funciones que tiene atribuidas, podría influir en la independencia de los jueces, ya que, de un lado, «las funciones que obligadamente ha de asumir el Consejo son aquellas que más pueden servir al Gobierno para intentar influir sobre los tribunales: de un lado, el posible favorecimiento de algunos jueces por medio de nombramientos y ascensos; de otra parte, las eventuales molestias y perjuicios que podrían sufrir con la inspección y la imposición de sanciones. La finalidad del Consejo es, pues, privar al Gobierno de esas funciones y transferirlas a un órgano autónomo y separado» (F.J. 7). b) que «la finalidad de la norma sería la de asegurar que la composición del Consejo refleje el pluralismo existente en el seno de la sociedad y, muy en especial, en el seno del Poder Judicial. Que esta finalidad se alcanza más fácilmente atribuyendo a los propios Jueces y Magistrados la facultad de elegir a doce de los miembros del CGPJ es cosa que ofrece poca duda (F.J. 13, párr. 2º); c) que la LOPJ de 1985 crea un riesgo cierto de politizar el órgano porque permite que «las Cámaras, a la hora de efectuar sus propuestas, olviden el objetivo perseguido y actuando con criterios admisibles en otros terrenos, pero no en éste, atiendan sólo a la división de fuerzas existente en su propio seno y distribuyan los puestos a cubrir entre los distintos partidos, en proporción a la fuerza parlamentaria de éstos» (F.J. 13, párr. 2º). d) que la existencia y aun la probabilidad de ese riesgo «aconseja sustituir el precepto recurrido» (F.J. 13. Párr. 3º).

Anuncio publicitario

La renovación de todos los consejos generales del Poder Judicial habidos desde aquella LO 6/1985 ha coincidido en un todo y desde un principio, con la ‘profecía’ del Tribunal Constitucional. Siempre las Cámaras, y eso así consta de manera notoria, han atendido solo a sus propias fuerzas políticas y han retrasado por ello los nombramientos; sin embargo, nadie ha cambiado el sistema; o, mejor dicho, no se ha vuelto a la primigenia interpretación, aconsejada por el TC, según la cual, lo que dice implícitamente el art. 122. 3, y es acorde con la necesaria independencia de los jueces, es que sean los jueces quienes propongan directamente, entre los veinte vocales, a los doce vocales jueces. Y el número de doce sigue vigente.

Últimamente, las fuerzas políticas que poseen la capacidad de lograr la mayoría de los tres quintos para renovar el CGPJ llevan más de cuatro años sin conseguirlo. Hasta ahora no se han puesto de acuerdo en volver al sistema que parece querer la Constitución, ni tampoco lo han hecho en los nombres de los vocales que cada uno quiere introducir en el consejo; incluso han llegado al peregrino acuerdo, como mucho, de que primero se renueve el consejo y después se cambie el sistema de nombramientos, como si lo malo conocido haya que repetirlo antes de cambiar la medicina.

Y es tan patente el cumplimiento de la citada ‘profecía’ que el actual legislador, a instancia del Gobierno de la Nación, y se supone que para presionar en la negociación, ha publicado la LO 4/2021, de 29 de marzo, de discutible constitucionalidad, que modifica la LOPJ e impide al CGPJ, mientras se encuentre «en funciones», nombrar a los altos cargos de la magistratura: magistrados del Tribunal Supremo (TS), del TC, presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia, de la Audiencia Nacional, y de las Audiencias Provinciales, etcétera. Todo ello, eso sí, sin respetar y valorar los perjuicios que tal modificación está causando en la Justicia.

Pero como, después de esa LO ha surgido la renovación del TC, que por cierto solo lleva un retraso de tres meses, pero también se quiere intervenir en ella, contemplamos cómo el Gobierno, que al parecer tiene ahora prisa, ha instado otra LO 8/2022, de 27 de julio, para modificar la anterior y así autorizar al CGPJ a que pueda nombrar a los dos magistrados del TC que le corresponde proponer; subrayo, solo para éstos.

La gravedad de lo que acabo de describir, podrán valorarla ustedes, pero ya lo ha hecho el actual presidente del CGPJ y del TS en el discurso que pronunció ante su majestad el Rey, en el acto de apertura de los Tribunales, el pasado día 6 de septiembre.

Anuncio publicitario

Fuente

Sigue leyendo

Opinión

Promoción en la enseñanza sin exigir oposición

Publicado

en

Editorial ABC

29/09/2022

El Gobierno prevé aprobar un decreto con el que integrará al cuerpo de actuales profesores técnicos de Formación Profesional, en fase de extinción por la ley Celáa, en el cuerpo de los profesionales de la enseñanza secundaria. En total, más de 27.000 personas para un trasvase que será conflictivo por dos motivos. Primero, porque será una promoción directa sin que esos 27.000 profesores tengan que realizar oposición alguna, lo que causa indignación entre colectivos de la enseñanza que sí tuvieron que someterse a un concurso de mérito y capacidad en su momento; y segundo, porque el pase automático de empleados públicos con categoría A2 a la superior A1 conllevará un caos salarial. Unos se integrarán con la titulación que exige el Gobierno, y otros lo harán sin necesidad de tener que cumplir con algunos requisitos, lo que implicará diferencias salariales y agravios en el propio acceso a la enseñanza. Los automatismos y privilegios a menudo generan injusticias.



Esta funcionalidad es sólo para suscriptores

Suscribete

Fuente

Anuncio publicitario
Sigue leyendo

Opinión

El potencial de México ligado a las energías limpias. ¿Por qué?

Publicado

en

De forma paralela, las industrias buscan invertir en eficiencia energética no sólo para reducir los costos de producción, sino también para evitar una dependencia a entornos sociopolíticos y económicos exógenos. Un claro ejemplo lo constituye la guerra en Ucrania.

También hemos discutido que México debe explotar la ventaja competitiva que tiene para atraer inversiones extranjeras, principalmente debido a su posición privilegiada en América del Norte, sus fuertes acuerdos de libre comercio, incluyendo pero no limitado al T-MEC, y la ventaja del nearshoring como un fenómeno que podría atraer nuevas empresas para suministrar semiconductores y otros productos de alta tecnología a los Estados Unidos y Canadá, pero también a Europa.

Finalmente, el impresionante mercado que potencialmente se abrirá con la recién promulgada Inflation Reduction Act (IRA) es un hecho que puede atraer nuevas inversiones a México que busquen satisfacer esa nueva demanda de las industrias beneficiadas: salud, generación de energía, energías limpias, etcétera.

Lo que quizás no sea tan obvio es que ambas ventajas competitivas deben trabajar juntas como una sinergia para que sean eficientes. En otras palabras, México potenciará toda su capacidad de crecimiento si todas esas nuevas inversiones tienen la seguridad de que tendrán suficiente energía con visibilidad de tarifas confiables y un marco claro.

También es importante tener en cuenta que varias empresas globales han adoptado fuertes compromisos para ser más limpias y confiar en fuentes de energía renovables, independientemente del apoyo local o no de esas tecnologías en los países anfitriones donde se localicen sus inversiones.

No es un secreto que muchas matrices internacionales imponen a sus filiales en México la necesidad de contar con porcentajes crecientes de energía renovable en sus procesos productivos mexicanos. De hecho, considerarán esta condición como un punto de inflexión a la hora de decidir dónde invertir.

Anuncio publicitario

En México, esto hoy se limita a los esquemas legados de autoabastecimiento renovables existentes y Contratos de Suministro Calificado en condiciones back-to-back con acuerdos bilaterales con productores de energía renovable (generadores). En menor escala, el abasto aislado y la generación distribuida se han visto beneficiados por el cambio de criterios administrativos en materia de generación eléctrica en México.

La administración federal mexicana anunció recientemente “que la promoción de las energías limpias se basará en la producción en México de autos eléctricos, baterías y componentes asociados”. Pese a ser una buena noticia, esta afirmación es bastante extraña porque tales líneas de producción, aunque estarán vinculadas a productos que tienen como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono y gases con efecto invernadero, serán contaminantes si no están asociadas con un compromiso de consumo de energía limpia o renovable confiable.

Será igual de incongruente que potabilizar agua y que la planta potabilizadora descargue residuos sin tratar en ríos y cuerpos de agua. Lo que realmente se necesita para promover las energías limpias es claridad en las reglas: Estado de derecho.

La ventaja competitiva es un concepto complejo pero es más claro cuando los componentes necesarios para ser competitivos funcionan de manera eficiente. La capacidad industrial, la fuerza laboral y la conectividad de México a los mercados extranjeros es simplemente impresionante, tan impresionante como es la capacidad existente de nuevos proyectos eólicos, mareomotrices, solares e incluso geotérmicos en México (bajo una ley específica llamada Ley de Energía Geotérmica).

Vincular las necesidades de México con las necesidades de inversionistas extranjeros como los recientemente anunciados en nuevos gasoductos con empresas canadienses, plantas de fabricación de autopartes con entidades alemanas y grandes proyectos de infraestructura y construcción con empresas españolas, portuguesas y coreanas, es sólo un ejemplo de que la voluntad existe. Sin embargo, el potencial es mucho mayor y México no debe desviar el foco bajo pena de perder esa oportunidad.

Anuncio publicitario

En resumen, entre muchas otras condiciones, lo que necesitan esas empresas es energía limpia, confiable y barata, con tarifas provenientes de un mercado eléctrico competitivo, regulado y eficiente. Lo contrario es simplemente incongruente.

Nota del editor: Claudio Rodríguez Gálan es abogado y socio de la Práctica de Energía de Holland & Knight. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

La inversión extranjera que realmente necesitamos

Publicado

en

La incertidumbre respecto de las reglas del juego para la inversión, provocada por cambios en la regulación y atizada con frecuencia por declaraciones incendiarias a horas tempranas de la mañana, así como los cuestionamientos al Estado de Derecho por la violencia descontrolada que se registra cotidianamente en diferentes regiones del país, son los factores que se considera estarían afectando el clima de los negocios.

Pese a ello, y de acuerdo con un Informe sobre las Inversiones en el mundo, publicado por la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, México captó 32,000 millones de dólares el año pasado, lo que nos coloca en el décimo lugar dentro de las naciones que más recibieron IED a nivel mundial. Por su parte, la Secretaría de Economía reportó que en el primer semestre del año se atrajeron más de 27,000 millones de dólares de IED, cifra que representa un alza interanual del 49.2%.

Para los gobiernos, alcanzar cifras récord de inversión extranjera constituye un logro relevante asociado al éxito en la aplicación de ciertas políticas económicas: apreciación válida, considerando la férrea competencia global que existe para su captación y permanencia.

No obstante, en la batalla por constituirse en un destino prometedor para los inversionistas, es común que las administraciones públicas se centren en las metas cuantitativas y pierdan de vista aspectos cualitativos sustanciales, tales como: los sectores prioritarios locales que requieren de capital foráneo, las oportunidades de desarrollo tecnológico, o el potencial de las nuevas inversiones para acelerar la transición energética.

En este contexto, lo que puede convertirse en una mala estrategia para nuestro país es valorar la IED únicamente por el ingreso de divisas, y basar su crecimientos en factores inerciales, como la brecha salarial con nuestros principales socios comerciales, las ventajas de la actual red de tratados de libre comercio o la localización geográfica, aun cuando está de moda el término “nearshoring”, debido a la crisis en la cadena de suministros global, el cual se refiere a buscar proveedores y subcontratar empresas que se encuentren cerca de los mercados de destino.

Para ser estrictos, este término hace alusión a una condición privilegiada que siempre ha tendido México por su cercanía con Estados Unidos. Además, esta perspectiva nos deja supeditados a los planes de localización o relocalización del capital foráneo en función de su propia estrategia global.

Anuncio publicitario

Es en este punto donde cabe preguntarse, sin ser tildados de remilgosos, ¿por qué los gobiernos no tienen el derecho de plantear las condiciones y necesidades bajo las cuáles están interesados en promover la inversión extranjera? ¿Por qué puede resultar osado que un gobierno busque orientar la participación del capital extranjero en actividades económicas estratégicas? ¿Acaso no es válido privilegiar aquellas inversiones con triple impacto en lo económico, social y medioambiental?

Sin duda hay múltiples ejemplos exitosos en nuestro país que muestran la convergencia de intereses y metas con empresas extranjeras. Del otro lado de la moneda, existen casos desafortunados de inversiones foráneas que se han desplazado a nuestro país para trasladar procesos productivos obsoletos y contaminantes que ya no tienen cabida en su país de origen, y que en realidad no deberían tener cabida en ningún lugar del planeta.

En el peor de los casos, los gobiernos pueden ceder ante demandas de inversionistas que son incompatibles con los planes de desarrollo económico locales.

Frente a este escenario, lo que necesitamos es espabilarnos, salir de nuestra zona de confort para ver más allá de las ventajas que tradicionalmente nos ha dado la cercanía al mercado estadounidense, ser propositivos y creativos en el diseño de una política deliberada de atracción de inversión que nos dé acceso a una economía del conocimiento y la innovación, permita las alianzas con el capital local para la trasferencia y desarrollo de tecnología propia, y promueva la formación del capital humano.

En este desafío, le corresponde al sector público realizar los diagnósticos, la planeación y la implementación de políticas públicas para impulsar inversiones con impacto social, incentivar a los inversionistas para que participen en los sectores más innovadores, generar condiciones de certidumbre jurídica, estabilidad política y social y desarrollar la infraestructura necesaria, para que los proyectos productivos florezcan y se articulen a una visión de desarrollo que nos permita competir en las grandes ligas de la economía global.

Anuncio publicitario

Nota del editor: Celsa Guadalupe Sánchez Vélez es Directora del Colegio de Administración y Negocios del Sistema CETYS Universidad. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Expansión – Opinión

Sigue leyendo

Opinión

La soledad no deseada

Publicado

en

Ángel Antonio Herrera

29/09/2022 a las 01:38h.

Estamos en lo alto de la tómbola de los impuestos, que mejorarán a ricos o pobres, según, pero se nos va orillando, entretanto, el viejo, que igual tiene tesorería, o no, pero es un proyecto de enfermo, con lo que ahí se anuncia ya una …

Artículo solo para suscriptores

Accede ilimitadamente
al mejor periodismo de ABC

Tres meses por…
1

Al mes
Sin permanencia







Opción recomendada


6 meses por…
20

Semestral
Descuento especial


Esta funcionalidad es sólo para suscriptores

Anuncio publicitario


Suscribete

Fuente

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: